de vuelta al barrio de toda la vida

Buns&Bones, el Mono de la Pila, Kitchen 154... Ruta por los restaurantes más cool de los mercados de abastos

Comer en el mercado de abastos dejó de ser rareza para convertirse en tendencia. Entre casquerías y chacinas, encurtidos y torreznos, lo cañí y lo exótico comulgan juntos

Foto: Propuestas gastro muy 'cool' conviven en perfecta armonía con los puestos de toda la vida (Foto: El Mono de la Pila)
Propuestas gastro muy 'cool' conviven en perfecta armonía con los puestos de toda la vida (Foto: El Mono de la Pila)

Fascinante elemento revitalizador, los restaurantes en nuestros mercados de abastos nos devuelven como hijos pródigos a la casa del padre, al mercado de barrio de toda la vida. La frescura de las presentaciones y la insolencia de las nuevas propuestas calman nuestra nostalgia por aquellos rincones del mundo que alguna vez visitamos o que, quizá, solo soñamos. Sabores fuertes, evocadores y transgresores; decorados urbanitas y preparaciones a la vista son la mejor estrategia para que esta revolución triunfe y tome firme asiento en nuestras vidas. Nosotros, exultantes testigos de esta transformación, nos permitimos algunas recomendaciones. No están todos los que son, pero sí son todos los que están. Otro día, más.

Buns and Bones

Buns and Bones
Buns and Bones

Churrascazo marinado, bun de gambón en tempura al ajillo japonés, bogavante vivo con mantequilla de hierbas. ¡Madre mía! ¿Dónde? En una esquina del revitalizado mercado de Antón Martín, en lo que era antes una pescadería, Buns and Bones se ha especializado en esa locura de panecillos chinos, los buns, y en los bones, magníficas carnes y pescados a la parrilla de carbón vegetal orgánico. Rellenos de pato Pekín, de bacalao con berros o de humus, tomate seco y berenjena, los buns absorben influencias orientales y nos seducen con sus aromas. Variedad de verduras y ensaladas fresquísimas para aquellos que no quieran ni buns ni bones. Decorado con hormigón visto y completamente abierto a la calle, con algunos sofás para los más comodones y con mesas amplias para compartir, es una gran opción para acudir con familia o amigos. También tu perro será bienvenido.

El Mono de la Pila

El Mono de la Pila
El Mono de la Pila

Con aires colombianos y marineros, si lo tuyo son los sabores intensos pero saludables, esta pequeña cevichería en la primera planta de mercado de Antón Martín te va a encantar. Cuatro mesas altas y unos taburetes para una propuesta tan sencilla como exquisita: se trata de personalizar tu ceviche, de encontrar la combinación perfecta entre tres tipos de pescado, la corvina salvaje, el pulpo civilizado o las gambas silvestres, y sus posibles aderezos, chipotle, al tigre, al coco, al caribe o a la pasión. Y para que tanto grandes como pequeños estómagos quedemos contentos, en El Mono de la Pila el tamaño del ceviche también se elige, así como la cama de quinoa o el arroz de coco para acompañarlo. Pequeñito, con mucho encanto y precios ajustados.
 

Cutzamala MexFood

Mexfood
Mexfood

Comida mexicana casera y sabrosa en la planta baja del mercado de Antón Martín. Buenos tequilas, buenos margaritas y el mejor mezcal. Los nachos con guacamole y queso fundido de Uriel Coria son perfectos. Elaborados al momento, con los mejores aguacates del frutero José, la textura y la armonía de sus contrastes los hacen insuperables. Aguas frescas mexicanas, de Jamaica, con la flor de hibiscus, de horchata y tamarindo, para refrescarnos ahora que empieza en veranito. Pero el plato fuerte de Cutzamala MexFood llega el sábado, 'brunch' mexicano con 'chilakillers', la versión 'killer' de los tradicionales chilaquiles con salsa, nata agria y huevo frito o cochinita pibil. El café de la puebla, los zumos, un esponjoso pastel de elote o unos riquísimos 'bisquets' te animarán a volver.

Kitchen 154

Kitchen 154
Kitchen 154

Pica, duele, gusta. Con esta declaración de intenciones, actualizaban recientemente el curry de carrilleras Vindaloo en Kitchen 154. En el mercado de Vallehermoso, tras una barra y con unas pocas mesas y sillas, cocina callejera, moderna, picante y especiada. Fusionando sabores evocadores con técnicas modernas, estos chicos aplican la ciencia a sus platos, cocinándolos durante 14 horas a 67ºC para que queden impecablemente tiernos. Las costillas Korea BBQ, asadas 'sous-vide' en su justo punto, el cerdo 'char siu', intenso y perfecto, el curry 'thai' rojo de gambas, la lubina acojonada estilo Ho Chi Minh o los tacos de cochinita pibil, forman parte de una carta un poco gamberra, no muy extensa, pero de la que costará elegir. Cocina fuerte y contrastada, colorida y potente, sin adaptar las recetas al paladar español: es posible que no sea para todos los públicos. Para los veganos un fantástico 'channa masala' y también opciones sin gluten. Aunque asignan turnos, afortunadamente se puede reservar. 

Yankenpon Washoku 

Calcetines de sushi en Washoku
Calcetines de sushi en Washoku
Un Izayaka en el mercado de San Fernando. Fusión 'nikkei' de argentino-japoneses en el castizo barrio de Lavapiés. Gustavo y Osamu querían emular la tradición japonesa de los habituales puestos de comida en los mercados de Tokyo y han transformado este pequeño espacio, decorándolo con periódicos japoneses y madera, en un templo de la cultura japonesa. Yankenpon Washoku es algo más que makis, nigiris y yakisobas: tanto el chirasi de atún, como el fresquísimo uni (erizo de mar) en temporada tienen un envidiable poder de convocatoria. Se han unido a la moda de caña y tapa, así que por 3,5 euros recibes una saporo japonesa y un maki. Divulgadores de la cultura nipona, el primer sábado de cada mes, de 11 a 17 h, celebran el Kimono Market, un encuentro al que los asistentes acuden con esta vestimenta para darla a conocer y fomentar su uso. También podrás asistir a cursos de cocina y comprar cervezas, papel japonés para origami o libros en una de pocas librerías especializadas que existen en España. Muy activos en su página de Facebook, encontrarás todas las novedades y muy interesantes 'post' relacionados con su cultura. 

Pasta Mito

Pasta Mito
Pasta Mito

Estilo y tradición italiana en el mercado de Chamartín. Con una carta poco extensa, lo interesante de sus propuestas, la calidad y la frescura de sus elaboraciones llenan este pequeño restaurante desde la hora del desayuno hasta el cierre. El cremoso 'capuccino' con su cruasán despierta a los espíritus más adormecidos y la pasta fresca rellena de queso e higos nos reconcilia con el mundo. La 'parmigiana de melanzone', una tiernísima carne de ternera en cama de rúcula y un delicioso tiramisú justifican su éxito. En su tienda 'gourmet' podrás encontrar todas las especialidades italianas que estés buscando. También tienda 'online'.
 

Lili Xu

Lili Xu
Lili Xu

En un modesto puesto del mercado de los Mostenses, casi clandestino, un magnífico y auténtico restaurante peruano regentado por una pareja de cantoneses se ha convertido por derecho propio en el secreto mejor guardado del barrio. Especialistas en comida chifa, esto es, la comida que hacían en Perú los inmigrantes chinos llegados de Cantón a comienzos del siglo XX, sus excelentes elaboraciones y sus ajustados precios lo han convertido en un imprescindible. Enorme sopa 'wantan' con un caldo sabroso y suave, arroz chaufa, ceviche bien rico y abundante. Sin pretensiones, sin lujos ni encanto, cocina honesta y auténtica. Si tienes antojo de comida peruana y no quieres dejarte la pasta, este es tu sitio.

 

¿Tienes un dispositivo móvil iOS Androidnbsp;Descarga la APP de Vanitatis en tu teléfono o tablet y no te pierdas nuestros consejos de moda, belleza y estilo de vida. Para iOS, pincha aquí, y para Android, aquí.

Gastronomía
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios