ruta por madrid

Cinco paraísos gluten-free para celiacos amantes del buen comer

Si eres celiaco y quieres darte un homenaje (o dos o tres), seguro que te vendrá bien esta ruta gastronómica por rincones 'gluten free' de Madrid. Para ponerte las botas

Foto: Sí, es sin gluten. Placer sin culpa en La Celiacoteca
Sí, es sin gluten. Placer sin culpa en La Celiacoteca
Cualquier celiaco mayor de 20 años sabrá lo difícil que era, hasta hace poco, encontrar un restaurante, una pastelería, un bar de tapas o una churrería en la que se pudieran comer cosas sin gluten ricas de verdad (y con la garantía de que no habían reutilizado un aceite en el que antes hubieran frito croquetas). Hoy todo es distinto y, aun cuando todavía quedan cositas por mejorar, los celiacos tienen cada vez más lugares donde darse un homenaje feliz.

De tapeo por La Concha

Nada hay más típico en Madrid que ir de tapas. Algo que para un celiaco era casi un imposible hasta hace solo unos años y que, sin embargo, hoy está al alcance de cualquiera gracias a lugares como La Concha. Esta típica taberna se encuentra en plena Cava Baja y participa desde hace años en La Ruta de la Tapa sin Gluten que se celebra anualmente en Madrid. Lo que la diferencia de otros locales de la ruta es que La Concha mantiene la posibilidad de tapeo sin gluten durante todo el año.

Tú pones la fecha: en La Concha encuentras tapas sin gluten durante todo el año
Tú pones la fecha: en La Concha encuentras tapas sin gluten durante todo el año

Cuenta con una carta especial con más de 20 tostas sin gluten, entre las que encontramos la cecina con queso, gambas, albóndigas, carrillera, humus o chipirones en su tinta. Para acompañar, nos sirven también cerveza sin gluten con o sin alcohol, vino y vermú casero muy apetecible. Es, además, uno de los poquísimos establecimientos que ofrece salmorejo, algo casi imposible de encontrar sin gluten fuera de casa.

El maestro churrero

Siguiendo con las costumbres típicas madrileñas, no podemos dejar de nombrar El maestro churrero, un establecimiento situado en pleno centro de Madrid que cuenta con más de 100 años de tradición. ¿Lo mejor? Que su chocolate con churros nada tiene que envidiar al producto habitual con gluten. El lugar es modesto, aunque cuenta con una amplia terraza con mesas. Ofrece también la posibilidad de comprar chocolate y churros para llevar y freír en casa.

Para seguir (y disfrutar) la tradición
Para seguir (y disfrutar) la tradición

Restaurante Flavia

Tal y como ellos mismos afirman en su página web, Flavia es mucho más que un restaurante italiano. Es una magnífica elección para celebraciones especiales y una excelente opción para los celiacos, pues cuenta con una carta específica de platos que garantiza un 100% sin gluten, además de personal claramente formado acerca de las necesidades de este tipo de cliente.

Una celebración, un momento especial... Cualquier excusa
Una celebración, un momento especial... Cualquier excusa

En su parte superior cuenta con un cóctel-bar para amenizar la espera o hacer una sobremesa diferente. No es un restaurante barato, pero tampoco resulta caro teniendo en cuenta la relación calidad-precio.

As de bastos

Existen tres establecimientos con este mismo nombre (dos de ellos en Majadahonda y otro en Madrid) y los tres son aptos para celiacos. Para obtener sus direcciones basta con acceder a su página web común, en la que además encontraremos fotos y vídeos interesantes sobre los locales y su tradición, e incluso alguna receta. Entre los tres acumulan varios premios gastronómicos entre los que se encuentra el Premio al Plato de Oro de la Gastronomía Española obtenido en 1987 o el más reciente primer remio en la Feria de la Tapa de Majadahonda en 2011.

Las frituras han dejado de ser una quimera para los celiacos
Las frituras han dejado de ser una quimera para los celiacos

Cuentan con una carta sin gluten en la que se incluyen raciones y medias raciones (esto muy útil para el celiaco, siempre ávido de nuevos sabores) además de variadas tapas. Resulta grato para un celiaco poder comer frituras o contar con una variada carta de tentadores postres, comiendo con la tranquilidad de saber que conocen más que bien la celiaquía por padecerla en la familia. Para bolsillos ajustados, ofrecen también un menú del día con cuatro primeros y cuatro segundos por 13´50 €.

Kint Gluten Free

Este pequeño puesto 100 por 100 sin gluten resulta un agradable oasis para el celiaco en medio del mercado de Vallehermoso (no es habitual encontrar este tipo de rincones que permiten un divertido picoteo a mitad de compra). Lo curioso del puesto es que, a pesar de lo modesto del mismo, el chef pone todo su empeño en ofrecer platos que por su originalidad y bonita presentación parecen salidos de un gran restaurante.

Pone cara de gamberro, pero prepara con esmero los platos más delicados
Pone cara de gamberro, pero prepara con esmero los platos más delicados

Se trata de platos, además, cuya elaboración (con productos de temporada del propio mercado) podemos seguir atentamente ya que la cocina está inmediatamente detrás de la barra y nos da la oportunidad de cotillear desde nuestra banqueta y, quizá, hasta aprender algún truco de cocina. El establecimiento es también tienda, así que, antes de irnos, podemos adquirir algún producto sin gluten (como pasta italiana de calidad) y matar dos pájaros de un tiro.

La Celiacoteca

Y nos despedimos con un dulce. O con muchos.

Si eres celiaco, habrás pasado por la experiencia de pensar que el mundo se paraba porque endulzarte la vida se había convertido en una ardua tarea. Si bien es cierto que es frecuente encontrar cierta variedad de galletas, madalenas, bizcochos o pastas en los grandes supermercados, no lo es menos que la mayoría de ellos resultan tan solo pasables si se comparan con sus homólogos con gluten. Pero ¿cuántas veces se te ha pasado por la imaginación comerte un buen pepito de crema, un cuerno de chocolate o un cruasán de nata recién horneado? Estos productos y muchos más puedes encontrarlos en La Celiacoteca.

Sí, de verdad que son sin gluten
Sí, de verdad que son sin gluten

Al entrar nos envuelve un aroma a bollería de la buena mientras nuestros ojos se deleitan paseándose por un amplio mostrador bajo cuya cristalera encontramos todo tipo de pastas, tartas y bollos: palmeras de chocolate o coco, cañas de crema con un exquisito hojaldre, pastas que entran por los ojos, pan de hamburguesa o perrito… Inicialmente dudamos, pues su aspecto es tan perfecto y es tanta la variedad que nos cuesta imaginar que todo ello sea sin gluten, pero lo es.

En la panadería hacen también pan horneado diariamente y panes especiales los domingos por la mañana. Pan con pasas y nueces, con cebolla y bacón, con naranja y chocolate o cualquier otra variedad que decidan ofrecernos ese domingo. Cuentan además con unas mesitas en las que se puede tomar un café con bollo o pastas e irse a casita recién merendado. Si el dulce te llama, te recomendamos encarecidamente este lugar. Aunque eso sí, no vayas en lunes, porque es su día de descanso

¿Tienes un dispositivo móvil iOS o Android? Descarga la APP de Vanitatis en tu teléfono o tablet y no te pierdas nuestros consejos sobre moda, belleza y estilo de vida. Para iOS, pincha aquí, y para Android, aquí.

Gastronomía
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios