VIDEO-RECETA

​Croquetas de setas y queso emmental: crujientes y cremosas

Junto con la tortilla de patatas, las croquetas probablemente sean el aperitivo español con más adeptos (y adictos). Hoy os proponemos esta receta con un relleno de setas y queso.

Foto: Con sus setas. Con su queso. Deliciosas
Con sus setas. Con su queso. Deliciosas

Las croquetas, si están bien hechas, triunfan allá donde van. Con rellenos tan originales como imaginación tenga el cocinero pueden ser una buena pista de la calidad de una cocina, pues unas croquetas mazacote no suelen ser buen indicio.

En realidad, no es difícil conseguir unas croquetas crujientes por fuera y muy cremosas por dentro: solo es necesario un poco de mimo y respetar las cantidades de grasa, harina y mantequilla. El relleno, a gusto del consumidor; aunque para dar ideas, ahí va este de setas y queso emmental.

​Croquetas de setas y queso emmental: crujientes y cremosas

Preparación: < 30 min  Dificultad: fácil  Unidades: 24  Coste: barato

Ingredientes

  • 25 g de aceite de oliva
  • 60 g de cebolla
  • Sal
  • 40 g de mantequilla
  • 65 g de harina
  • 250 ml de caldo de carne
  • 150 g de setas en conserva
  • 250 ml de leche entera
  • 50 g de queso emmental rallado
  • Pan rallado fino, huevo batido y pan rallado grueso para rebozar
  • Aceite de oliva para freír

Preparación

  1. En una sartén o cazuela baja ponemos a calentar el aceite a fuego medio y rehogamos la cebolla con una pizca de sal. Cuando esté tierna, añadimos la mantequilla y esperamos a que se funda.
  2. Añadimos la harina y removemos durante un minuto para que pierda el sabor a crudo.
  3. Añadimos el caldo de carne en 3 tandas, removiendo bien después de cada adición y procurando que no se formen grumos.
  4. Añadimos las setas troceadas y mezclamos.
  5. Añadimos la leche incorporándola en otras 3 tandas y rectificamos de sal si es preciso.
  6. Finalmente añadimos el queso rallado, mezclamos bien y seguimos removiendo un par de minutos hasta tener una masa suave.
  7. Dejamos enfriar la masa.
  8. Formamos las croquetas, en este caso con ayuda de dos cucharas, y las pasamos por pan rallado fino, huevo batido y pan rallado grueso.
  9. Freímos en freidora o en abundante aceite hasta que estén bien doradas por todos lados.

Resultado

Una vez rebozadas, se pueden freír o guardar en la nevera para freírlas al día siguiente o congelarlas para consumirlas en otra ocasión.

 

¿Tienes un dispositivo móvil iOS Android? Descarga la APP de Vanitatis en tu teléfono o tablet y no te pierdas nuestros consejos sobre moda, belleza y estilo de vida. Para iOS, pincha aquí, y para Android, aquí.

 

Gastronomía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios