¿QUÉ TAL EN ESTOS RESTAURANTES?

¿Sabes cuál es el regalo preferido por los españoles? Una cena secreta y romántica

La elegancia del Club Allard, la vanguardia de Atrio, la emoción de la Bodega de los Secretos o el lujo asiático del Café Saigón. Con razón nos gusta tanto este regalo

Foto: Atrio  (Foto: Carlos Allende)
Atrio (Foto: Carlos Allende)

Cuando todos pensábamos que eran los perfumes el regalo de regalos en Reyes y Navidad, va Lastminute.com y presenta un informe según el cual los españoles no somos nada materialistas. Esto es, que en vez de un perfume o el último gadget esforzado en hacernos la vida más fácil, preferimos una cena, romántica y secreta a poder ser (33%), relajarnos en un spa (29%) o volar en helicóptero (21%).

En datos, dos de cada tres españoles prefiere que le regalen una experiencia antes que algo material, sobre todo ellas, y casi una tercera parte de nosotros asegura que no tiene ningún regalo físico en su lista de deseos. Como curiosidad, destacamos que tanto hombres como mujeres desean recibir clases de cocina entre sus sueños más prácticos. Nosotros, por nuestra parte, hemos tomado nota de lo de la cena, así que aquí van unas cuantas propuestas. Por eso de que ya vienen los Reyes Magos y que por pedir que no quede.

Bodega de los Secretos, en Madrid

Una bodega subterránea de principios del siglo XVII, toda una joya arquitectónica, no puede defraudar cuando se trata de celebrar una cena secreta con resonancias románticas. No todos los días se come en una espacio subterráneo de ocho kilómetros con luz tenue, cuadros antiguos, aparadores vintage o manteles de hilo, al que además le sobran leyendas, porque contó en su época con tres pasadizos clandestinos utilizado por los comerciantes para evadir impuestos, donde además aparecieron bayonetas de la época de Napoleón y armas de la Guerra Civil, y que se comunicaba con el hospital de Santa Isabel, hoy el museo Reina Sofía.

La Bodega de los Secretos en el Madrid más recóndito e íntimo
La Bodega de los Secretos en el Madrid más recóndito e íntimo

Pídete: laminado de pez mantequilla con deconstrucción de trufa, habitas baby con chipirones de anzuelo y cebolla confitada, bacalao confitado y gratinado con alioli de pera y azúcar mascabado y entrecot del Pirineo braseado con patatas aliñadas. Como postre, espuma de crema catalana con azúcar quemada.

Dónde: C/ San Blas, 4. Madrid.

El Club Allard, en Madrid

Este restaurante de alto vuelos que tan sabiamente gobierna la dominicana María Marte, que lo ha llevado y mantenido en los cielos Michelin, tiene todas las papeletas para ser elegido como escenario de una cita especial. Por su suculenta y sofisticada cocina, pero también por el edificio en el que se ubica, que es modernista de 1908, la Casa Gallardo, y muy elegante e íntimo, de techos altos y grandes ventanales abiertos a la arboleda de la plaza de España. Para colmo, El Club Allard acaba de entrar a formar parte de esa familia que hace gala del lujo más gourmet, Relais & Châteaux.

El ambiente refinado del Club Allard
El ambiente refinado del Club Allard

Pídete: hay que elegir entre el menú Encuentro, Seducción o Revolución. De 10, 12 o 14 etapas. Suyos son el cupcake de codorniz o el bombón de carabinero.

Dónde: C/ Ferraz 2, bajo derecha. Madrid.

Atrio, en Cáceres

Fue este pasado otoño cuando el cocinero Alberto Montes Pereira, de Atrio, se alzó con la victoria en la duodécima edición del Concurso Nacioinal de Tapas y Pinchos de Valladolid con 'Placer otoñal', un pan bao relleno de un guiso de shitake. Y es que con Atrio se apuesta a caballo ganador. Decimos lo mismo. No es ya por la carta mayúscula y una notoria bodega, sino por la ciudad que lo abriga y por cómo ha sido concebido, como un palacio del siglo XXI, la vanguardia entre muros de piedra y con cigüeñas firmada por Luis Moreno Mansilla y Emilio Tuñón. Mucho más que un restaurante y su hermano hotel: el proyecto de vida de sus anfitriones, el chef Toño Pérez y José Polo. Con piezas de diseño escandinavo y obras de arte. Palabras mayores.

La tapa 'Placer otoñal', así se las gastan en Atrio
La tapa 'Placer otoñal', así se las gastan en Atrio

Pídete: un menú degustación que contiene exquisiteces tales como dos texturas de ostra, carabinero con meloso de cerdo ibérico, steak tartar y torta del Casar con bizcocho de té matcha y aceite de oliva.

Dónde: Plaza de San Mateo, 1. Cáceres.

Café Saigón, en San Sebastián

Venir a Donostia y no entregarse en cuerpo y alma a la gastronomía patria es casi un pecado, pero hay que estar dispuesto a condenarse con tal de entrar en el Café Saigón y dar buena cuenta de la cocina asiática. Al gran salón oriental estilo años 40, de techos altos, tapices, arcos de madera, paredes floreadas y muebles de allá, y la filosofía del feng shui hay que sumar las vistas al teatro Victoria Eugenia y el Kursaal, que el café en cuestión está dentro del hotel María Cristina.

El Café Saigón, un poco de Oriente en San Sebastián
El Café Saigón, un poco de Oriente en San Sebastián

Pídete: lo suyo es pedirse un menú degustación con ensalada de fideo transparente con marisco, mushi de gambas, arroz salteado, rollitos vietnamitas de pollo o magret de pato con berenjenas al curry.

Dónde: Plaza de Oquendo, 1. San Sebastián.

Warehouse, en Madrid

Si la cena secreta y romántica es en un palacio con jardín arbolado, tanto mejor. Y más si luego se puede pasar a The Rhum Bar, esa barra consagrada a la bebida de los piratas (el ron), a seguir celebrando lo que sea. En Warehouse, se rinde homenaje al 'made in home' y al producto, que es el protagonista, procedente de la Hacienda Zorita Organic Farm, una finca de encinas, dehesa, trigo, huerta y animales en el valle del Duero, en manos del chef Juan Martínez-Alonso.

Warehouse está dentro de un palacete del barrio de Salamanca
Warehouse está dentro de un palacete del barrio de Salamanca

Pídete: pulpo a la plancha con vinagreta de lentejas y guacamole, lingote de foie artesanal con compota dulce de calabaza y chocolate, vieiras caramelizadas con puré de alcachofas y emulsión de manitas y avellana, o solomillo de morucha con crema de torta de la dehesa y jugo de syrah. ¿La guinda? Carpaccio de fruta de temporada con helado de pimienta de sechuan.

Dónde: C/ María de Molina, 25 (esquina Lagasca). Madrid.

¿Tienes un dispositivo móvil iOS o Android? Descarga la APP de Vanitatis en tu teléfono o tablet y no te pierdas nuestros consejos sobre moda, belleza y estilo de vida. Para iOS, pincha aquí, y para Android, aquí.

Gastronomía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios