de madrid a barcelona pasando por oviedo

Un menú superexclusivo y otros tres planes que harán las delicias de los más sibaritas

La cocina del mar y la huerta de Mestura, los platos internacionales con cabaret y circo de El Mama, las carnes del mediterráneo Ca Joan o el Cebo más colombiano que nunca

Foto: Lo que se puede comer en El Mama y La Papa: un espectáculo
Lo que se puede comer en El Mama y La Papa: un espectáculo

Corren buenos tiempos para los sibaritas, amantes confesables de la buena mesa, con Madrid Fusión y el Gastrofestival en danza. Estos planes van incluso más allá, hasta llegar al Oviedo que conquistó a Woody Allen y a la Barcelona más gourmet y vanguardista, que también tiene su Platea, salvando las distancias. Empezamos en la capital de las cuatro manos de dos chefs.

1. Un menú superexclusivo en un hotel de lujo

El Cebo, el restaurante del siempre tentador hotel Urban en el Madrid de nuestros desvelos, no necesita muchos reclamos, con Aurelio Morales haciendo cotidianamente de las suyas, pero los tiene. El que viene es un mano a mano de Morales con el cocinero colombiano Charly Otero, del restaurante La Comunión, en Cartagena de Indias, que son los artífices de un menú degustación, o sea, a cuatro manos, que se presenta como superexclusivo y a un precio "más asequible": 80 euros (bebidas aparte).

Aquí se servirá un menú de lujo a cuatro manos
Aquí se servirá un menú de lujo a cuatro manos

La cena en cuestión, a la que solo podrán asistir 25 comensales, tendrá lugar este miércoles 25 de enero, en el marco del Gastrofestival, y constará de seis platos y dos postres: calçot, raviolis de harina de plátano verde con relleno de longaniza ahumada y salsa hogao, quisquilla, crudo de pescado blanco y helado de gazpacho de mango verde, arroz con erizo a la catalana, posta cartagenera (pieza de carne de res) al cacao 70% de la sierra Nevada, queso y flan de yuca, coco y anís con jalea de mango; uno de Morales, uno de Otero. Te sorprenderá el uso de frutas de la despensa colombiana, que es precisamente de lo que hablará el chef de Cartagena esa misma mañana en Madrid Fusión.

Dónde: Carrera de San Jerónimo, 34. Madrid.

2. Un homenaje a la mejor carne nacional

La estrella es la vaca rubia gallega y el escenario, el restaurante Ca Joan, que presume de las maduraciones de sus carnes y del mejor producto mediterráneo, cosa de su chef y propietario Joan Abril, que esta vez (26 y 27 de enero) ha diseñado un menú de cinco pases, maridados con el ribera del Duero Cepa Gavilán de Hermanos Pérez Pascuas, 100% tempranillo, tanto para la hora del almuerzo como de la cena. Carpaccio de buey, croquetas de ídem, boletus con huevo a baja temperatura, chuleta de vaca y tarta de naranja como broche de oro. Es la II Jornada Vaca Alta Selección Ca Joan, que así se llama la cita gastro. ¿El precio? 49,50 euros.

Joan Abril pone toda la carne en el asador
Joan Abril pone toda la carne en el asador

En cuanto a Can Joan, nació como la primera parrilla de carnes en Altea (Alicante) y hoy es un referente en Madrid, en pleno barrio de Salamanca, por sus carnes de vacuno con maduraciones de más de año y medio. Abril lo tiene claro: "El pescado del barco al plato y la carne de la montaña a la nevera". Independientemente de la jornada en cuestión, no te pierdas las gambas rojas de Denia, el pulpo a la brasa con espuma de patata o los sepionets.

Dónde: C/ Núñez de Balboa, 29. Madrid.

3. La despensa del Cantábrico y la huerta

A Oviedo hay que ir a muchas cosas, entre ellas vagar por sus recoletas e inspiradoras calles y comer en el Mestura de Javier Loya, uno de esos restaurantes que engrandecen una ciudad y donde hay carta diaria de pica a pica, menú ejecutivo (21,80 euros) para alegrar la gris jornada laboral, que nosotros también sabemos mucho de felicidad (y no solo los daneses), y menús degustación para hacer las delicias de los sibaritas que en el mundo son. Entre ellos, el menú de fomento de la cocina de la tierruca, compuesto de pica-bocado, dos entradas, segundo plato y postre (39 euros). Fritos de pixín con limón aireado, pote asturiano con compango, lomo de salmonete con jugo de sidra, ajo asado y manzana, paletilla de lechal asada con calabaza y tamarindo, y, de postre, plátano estofado con crema ácida, regaliz y nueces. Son solo algunas de sus delicias. Y luego está la sidra, claro.

El chef de Mestura sirve un menú ejecutivo para salpimentar la jornada laboral
El chef de Mestura sirve un menú ejecutivo para salpimentar la jornada laboral

Estamos en un local de esos con encanto, desde la decoración a la vajilla pasando por la iluminación, a donde se viene a dar buena cuenta de los mariscos, los pescados, las carnes asturianas, las verduras de temporada o la caza, todo ello elaborado con las últimas técnicas gastronómicas. Aquí hay mucho Cantábrico y mucha huerta. Loya, que tiene abiertos también Deloya, el Bistró, Avant Garde y The Black Bar (el grupo se llama Deloya Gastronomía), lo mamó en el Real Balneario de Salinas, cuya cocina ha gobernado generación tras generación su familia.

Dónde: Gran Hotel España. C/ Jovellanos, 2. Oviedo (Asturias).

4. Una cena con cabaret, circo o...

Uno no sabe lo que se puede encontrar cuando una calle se vuelve más gastro de lo normal y el personal empieza a acostumbrarse a tener la miel en los labios. Es lo que ha pasado en el barrio de Sant Antoni de la ciudad condal, ahora amenizado no solo por los fogones de El Mama y La Papa (tal cual), comandados por Álvaro Garces, al que le va la cocina internacional con producto local, sino también por su sentido del espectáculo con tendencia acusada al circo y el cabaret. A El Mama… se viene a comer pulpo braseado, steak tartar del chef Garcés con foie, trufa y huevo frito, espaldita de cabrito eco de Almería asado lentamente con cariño, bacalao 65º con kokotxas o las tartas del obrador.

El Mama y La Papa, el espectáculo continúa
El Mama y La Papa, el espectáculo continúa

No hemos podido evitar pensar en el madrileño Platea, que por cierto celebra la Semana China hasta el lunes 30 de este mes, con motivo del Año Nuevo chino, al ver estos 700 metros cuadrados consagrados a la diversión, más allá de los viajes que el cocinero propone a Tailandia, Chile o Estados Unidos con sus bun bao de pato del delta y demás. Y los domingos, brunchmut: brunch (breakfast + lunch) + vermut. Puras matemáticas (gastronómicas). Comer aquí te saldrá por unos 35 euros, espectáculo incluido.

Dónde: Pasaje de Pere Calders, 2. Barcelona.

¿Tienes un dispositivo móvil iOS o Android? Descarga la APP de Vanitatis en tu teléfono o tablet y no te pierdas nuestros consejos sobre moda, belleza y estilo de vida. Para iOS, pincha aquí, y para Android, aquí.

Gastronomía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios