de valencia a la rioja pasando por toledo

Viajamos a tres restaurantes con encanto... y dos se llaman Tierra

Uno nos recuerda a Angela Channing y alrededores, el otro nos lleva a una finca más verde de lo habitual y el tercero nos sitúa en la Valencia de ayer y hoy

Foto: Una delicia de las del restaurante Tierra de Valdepalacios
Una delicia de las del restaurante Tierra de Valdepalacios

Viajando viajando hemos ido a parar a tres restaurantes de nuestra geografía donde se come muy bien y además en un entorno único. Uno está en tierras toledanas, otro en la muy venerada Rioja y el tercero en la Valencia que mira al mar. Por cierto, dos son Tierra y el que no se llama así se llama Sucede, que tampoco está mal. Cosas de la gastronomía más allá de lo que hay en el plato. Otra pista: los tres están dentro de hoteles. Empezamos.

Tierra, en el hotel Valdepalacios (Toledo)

Diremos para abrir boca que este restaurante se aloja en el hotel de lujo Valdepalacios, un Relais&Châteaux de esos que nos ponen los dientes largos, a todo trapo y perdido en medio de la nada (o casi) haciendo gala de sus 600 hectáreas. En este Tierra se da alas a una cocina definida por "sus sabores radicales, frecuentes choques de 'mar i muntanya', notas niponizantes y un aprovechamiento máximo de lo que se cultiva, cría o caza en la propia finca". Como para no ir. Además, en manos del premiadísimo José Carlos Fuentes, con una estrella Michelin, que se curtió a la vera de la sin par Carme Ruscalleda y luego en Japón. Aquí lo verde es de la propia finca o de las orillas del Tiétar y el pescado y marisco de Palamós.

El restaurante Tierra de Valdepalacios, un clásico (con sabores radicales)
El restaurante Tierra de Valdepalacios, un clásico (con sabores radicales)

Pídete: bogavante nacional a la brasa, royal, emulsión y aire de las cabezas y un toque de lima, de entrante; rodaballo salvaje entre salicornias y espinacas, con reducción de las espinas y quicos, entre los pescados, y lomo de vaca vieja con fresas y rabanitos entre las carnes.

Dónde: Valdepalacios. Ctra de Oropesa a Puente del Arzobispo, km 9. Torrico (Toledo).

Tierra, en la Finca de los Arandinos (La Rioja)

Alejada del ruido esta tierra también, Tierra con mayúsculas incluida, su restaurante, a los pies del Moncalvillo y entre viñedos, y predicando amor al medio ambiente con una cocina que parte de productos adquiridos a productores locales (los corderos de Eduardo, las verduras de la familia Revuelta…), mezclando lo de antaño con lo de ahora y cuidando, según dicen, lo estético de la cocina popular. Es cosa de Diego Rodríguez y su equipo.

Así es el restaurante Tierra de Finca de los Arandinos
Así es el restaurante Tierra de Finca de los Arandinos

Y como estamos en La Rioja, los platos están maridados con los vinos de su propia bodega. El menú Tierra (43 euros) combina la tradición riojana con la innovación y luego están el Relax (35 euros) y el Degustación (60 euros). El restaurante está dentro del hotel Finca de los Arandinos, un lugar perfecto para hacer enoturismo, con spa y todo, que por cierto lleva el sello, en cuestiones decorativas, de David Delfín. A diez minutitos de Logroño.

Pídete: ensalada de caprichos gallegos con pimiento de Tricio y vinagreta de mostaza, albondigón de cordero chamarito (raza de La Rioja) con parmentier de ajo y perejil, bacalao confitado con crema de patata, berza y alioli ligero, y de postre, crema helada de mazapán con chocolate caliente.

Dónde: Hotel Bodega Finca de los Arandinos. Ctra. LR-137 km 4,6. Entrena (La Rioja).

Sucede, en el hotel Caro de Valencia

Pues lo que sucede es que en este hotel, que ya tiene mucho de particular, en la siempre vanguardista ciudad del Turia, se encuentra este restaurante que funde en el plato el paso por aquí de lo romanos, los árabes y los cristianos con un enfoque que quiere ser lúdico y confesar su amor a la técnica. Gracias a la maestría del chef Miguel Ángel Mayor, que estuvo en Mugaritz, Quique Dacosta, El Bulli y Arola, practicando una cocina que más que de recetas, "es una sinfonía universal, de pura creación". Sirve un menú Sucede (60 euros) sin condicionantes y con todo su caudal creativo (y el de los suyos) sobre la mesa, en 6 secuencias y con 21-23 creaciones. Y otro Valentía (80 euros), con 9 secuencias y 36-40 creaciones; todo un máster gastronómico.

El restaurante Sucede, de piedra y a la vanguardia
El restaurante Sucede, de piedra y a la vanguardia

Pídete: dentro del Sucede hay navaja trufada, vieira curada con caracoles, espardeñas con cacahuetes, ternera con ostras, consomé de anguila, merengue de calabazas y avellanas, naranja con miel o moras. En el Valentía, uva gasificada, galleta de mojama y erizo, mejillón ojimiel, lentejas con mantequilla árabe, albóndigas de pato, arroz del Mediterráneo o papel violeta.

Dónde: Hotel Caro. C/ Almirall, 14. Valencia.

¿Tienes un dispositivo móvil iOS o Android? Descarga la APP de Vanitatis en tu teléfono o tablet y no te pierdas nuestros consejos sobre moda, belleza y estilo de vida. Para iOS, pincha aquí, y para Android, aquí.

Gastronomía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios