bajo el volcán

Agua de Islandia: ¿será ese el secreto de un buen gin-tonic?

Las aguas de Islandia, filtradas por rocas volcánicas y de una extraordinaria pureza, son la perfecta compañía para algunos destilados, como la ginebra o el vodka. Te contamos la historia

Foto: Agua de Islandia, perfecta para la ginebra y el vodka
Agua de Islandia, perfecta para la ginebra y el vodka

Hay una historia que fascina a los amantes de los destilados. Tiene todos los ingredientes: lujo, aventura, dinero y sofisticación. La historia se remonta 20 años atrás, cuando tres caballeros británicos, desolados por la falta de carácter y espíritu de las ginebras del momento, se propusieron encontrar la receta para elaborar la mejor ginebra del mundo. Sin reparar en gastos, sin restricciones económicas ni geográficas. Lo mejor de lo mejor, allá donde esté, para encontrar ese sabor único.

David Bromige, uno de los creadores de Martin MIllers
David Bromige, uno de los creadores de Martin MIllers

A ello se entregaron y, tras meses y meses tratando de conjugar el sabor fuerte del enebro -tan querido por los viejos bebedores de gin- con la ligereza que reclamaban las nuevas generaciones, llegó el momento de buscar el agua más adecuada para pócima tan exclusiva. “En aquellos años estábamos haciendo un vodka en Islandia y descubrimos que el agua de manantial de ese país nos iba a encajar muy bien. Esa fue la gran diferencia y el distintivo de la marca”.

La marca es Martin Miller -llamada así en honor de su propietario, un sofisticado y extravagante 'bon vivant-' y quien nos habla, David Bromige, otro de esos tres adinerados caballeros que le dieron vida. “El agua que utilizamos no procede de glaciares, sino de un acuífero que está bajo un volcán y que es increíblemente pura y desmineralizada: solo tiene ocho partes de sólido por millón. Esto nos sirvió para suavizar y equilibrar el sabor del enebro, así como la sensación de aspereza del alcohol”, explica.

Martin Miller (en el centro). Creador, propietario y principal imagen de la marca.
Martin Miller (en el centro). Creador, propietario y principal imagen de la marca.

La destilería de esta ginebra se encuentra en Borganes, una remota villa situada en un fiordo de la costa oeste de Islandia. Un pueblo costero sin industrias ni contaminación y con un suelo hecho de rocas volcánicas que filtran naturalmente las aguas de los acuíferos. Este es también el lugar donde se ubica la destilería de Reyka, el primer vodka elaborado con esta agua tan pura y el único destilado en este país. Su reclamo: la utilización del 'agua natural más pura del mundo'.

El primer vodka destilado en Islandia.
El primer vodka destilado en Islandia.

Ginebra y vodka. ¿Serviría igualmente este agua para elaborar otros licores? "Las propiedades de este agua son contraproducentes para otras bebidas alcohólicas", afirma Bromige. ¿Por qué? "Porque cuando uno bebe una copa de brandy o de whisky desea que el olor permanezca: una parte esencial del placer de estas bebidas son los aromas al llevar la copa a la boca. En cambio, tanto para la ginebra como para el vodka es muy importante que el aroma que desprende el alcohol sea tan suave y sutil”.

¿Tienes un dispositivo móvil iOS o Android? Descarga la APP de Vanitatis en tu teléfono o tablet y no te pierdas nuestros consejos sobre moda, belleza y estilo de vida. Para iOS, pincha aquí, y para Android, aquí.

Gastronomía
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios