PASO A PASO

Receta: una mousse de chocolate facilísima con solo dos ingredientes

Lo mejor de esta espuma de chocolate no es que vas a tardar solo unos minutos en terminarla. Lo realmente bueno es que es baja en calorías porque no lleva azúcar

Foto: Esta mousse de chocolate es muy sencilla y está de muerte. (Foto: Snaps Fotografía)
Esta mousse de chocolate es muy sencilla y está de muerte. (Foto: Snaps Fotografía)

¿Alguien se explica la felicidad ante el mantel antes del descubrimiento del Nuevo Mundo? Vivir sin patatas, tomates, maíz, eso sería entristecer nuestra mesa. ¿Pero cómo sería vivir sin chocolate…?

Esta receta es el colmo de la sencillez: con solo dos ingredientes, huevos y chocolate, conseguimos una textura fundente, esponjosa, aérea y golosa. Tan solo le encontramos un claro inconveniente: ¡es altamente adictiva! Sin azúcar ni lácteos añadidos, la receta de hoy está destinada a los amantes de chocolate negro. Sé una versión moderna del emperador Moctezuma. Tan solo vas a necesitar unas varillas y un cazo para sorprender a tus invitados con este postre reservado a los más convencidos chocoadictos. ¡Harás historia!

Receta: una mousse de chocolate facilísima con solo dos ingredientes

Preparación: 20 min. Dificultad: media Coste: económico Comensales: 4 (6 en vasitos)

Ingredientes:

• 200 g de chocolate negro mínimo 55% de cacao
• 5 huevos
• 1 pizca de sal
• 3 physalis para decorar

Preparación:

  1. Troceamos el chocolate y lo fundimos al baño María o a fuego muy suave. Removemos para conseguir una consistencia cremosa y lo dejamos atemperar ligeramente.
  2. Separamos las yemas de las claras. Montamos estas últimas a punto de nieve muy firme con una pizca de sal.
  3. Añadimos una yema al chocolate fundido para equilibrar la temperatura y que el chocolate no se solidifique. Vertemos esta mezcla sobre el resto de yemas removiendo enérgicamente.
  4. Incorporamos entonces las claras montadas en tres veces, primero una cucharada que mezclaremos vigorosamente, luego dos cucharadas más con movimientos envolventes y por último el resto con cuidado de que no se baje la preparación.
  5. Servimos en copas individuales o en un gran cuenco y decoramos con physalis.
  6. Refrigeramos un mínimo de cinco horas antes de servir. Cuanto más tiempo la tengamos refrigerando, mayor consistencia adquirirá la mousse.

Un truco final:

Dependiendo de la intensidad deseada se puede aumentar el porcentaje de cacao del chocolate hasta el 70% o elaborarla en versión chocolate con leche.

Gastronomía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios