Un tinto limpio y brillante

El Quercus Crianza 2004 está elaborado con Tempranillo vendimiado después de una rigurosa selección racimo a racimo, en el Monte Carbonero. Es un viejo viñedo en
Foto: Un tinto limpio y brillante
Un tinto limpio y brillante
Fecha
Tags

    El Quercus Crianza 2004 está elaborado con Tempranillo vendimiado después de una rigurosa selección racimo a racimo, en el Monte Carbonero. Es un viejo viñedo en tierra aracillo-arenosa, donde se consigue que la uva madure en toda su plenitud de color, aromas y sabor. Mucha altura y buen drenaje son las características del suelo que le permiten un cultivo de calidad ideal.

    Maduración lenta y muy sana, alcanzando los vinos una óptima calidad. Recolección manual con selección en campo. Despalillado total y estrujado parcial. Maceración con sistema tradicional de remontado durante 30 días. Fermentación maloláctica previa a su estancia en barrica de roble americano durante quince meses. Selección de las mejores barricas previo al coupage final. Embotellado sin sufrir ningún tratamiento de estabilización. Rojo picota madura con menisco violáceo, profundo y brillante.

    Franco y complejo en nariz con leves pero elegantes aromas a fruta madura. Mineral, con un cuero fino y delicado y cierto matiz mentolado. En boca es pleno y redondo evocando maderas elegantes y con un recuerdo láctico, en el retrogusto que es largo y permanente. Denominación Vino de la Tierra de Castilla, hasta conseguir la denominación Grandes Pagos de Castilla como objetivo.

    Es ideal para carnes estofadas, foie o quesos curados.