d.o. ribera del duero

Vinos y terruños de la familia Arzuaga.

Ribera del Duero siempre es señal de éxito y más si viene de la mano del apellido Arzuaga.

Foto: Vinos y terruños de la familia Arzuaga
Vinos y terruños de la familia Arzuaga

Ribera del Duero siempre es señal de éxito y más si viene de la mano del apellido Arzuaga. Y es que está combinación es la responsable de la creación de vinos diferenciados por su sabor y textura, con una personalidad muy marcada con el sello de la casa Arzuaga.

Florencio Arzuaga a la cabeza de la familia, fundó Bodegas Arzuaga – Navarro en los años 90, como una manera de expresar respeto por vino y por las buenas costumbres castellanas que se juntan para demostrar la pasión de la familia por los viñedos y sus frutos.

Gracias al esfuerzo y trabajo de esta bodega han conseguido como resultado vinos únicos e inigualables, y es que la firma Bodegas Arzuaga no solo les da un nombre, sino un sello de excelencia y calidad. Aquí te presentamos algunos de ellos:

Arzuaga Crianza 2013, representa en su totalidad a la bodega, ya que es su vino insignia. A pesar de tratarse de un vino con una producción limitada, (ya que pasa un exigente corte de calidad con añadas excelentes), consigue un gran posicionamiento. Por ello no podía faltar  “el Arzuaga”. En la añada del 2013, surgió un vino fino y sutil gracias al clima continental de la zona, lo que exige una selección más mimosa del producto para mantener su calidad.

Pago Florentino 2013, una muestra de ampliación de los horizontes de esta bodega, ya que los viñedos están situados en Malagón (Ciudad Real). Se trata de un vino terroir, fresco y noble, que nace de cepas de Cencibel, (es como se denomina al Tempranillo en Castilla-La Mancha) y que gracias a una climatología extrema consigue un sabor único que invita a repetir. Por ello, y por su calidad inmejorable que le hace apto de pertenecer a la Denominación de Origen protegida de Vino de Pago, una de las más exclusivas de España.

La Planta 2015, revindica la juventud con un espíritu fuerte, que aporta al vino su lado más complejo. Ligereza y frescura son otras de sus cualidades, gracias a las cepas de más de 20 años, la tipología del suelo (arcillo-calcárea), y una altitud de 900 metros que le aportan a su uva un toque  especial. El niño de los Arzuaga se ha hecho mayor para convertirse en uno de los vinos más demandados de esta bodega.

Además la Familia Arzuaga tiene una oferta enológica muy completa, con hotel, spa y restaurante que hace a la Finca La Plata, una visita obligada. Visitar la bodega, degustar el producto a través de catas de vinos, o descubrir la flora y fauna de la zona son algunas de las opciones que proponen, para conocer a fondo esta bodega. Un plan perfecto para parejas o amigos, donde se puede disfrutar del descanso, la naturaleza y por supuesto del buen vino.  

Para saber más de Bodegas Arzuaga, consulta nuestro canal de Youtube Todovino.

Visita nuestro Club Todovino.

Sigue a Todovino en Twitter.

 

¿Tienes un dispositivo móvil iOS Android? Descarga la APP de Vanitatis en tu teléfono o tablet y no te pierdas nuestros consejos sobre moda, belleza y estilo de vida. Para iOS, pincha aquí, y para Android, aquí

Vinos

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios