Esther Cañadas, icono de los 90

  • Pantalla completa
La metamorfosis de Esther Cañadas
1 de 16
Comparte la fotografía
La metamorfosis de Esther CañadasEsther Cañadas no parece la misma. Esa impresionante modelo de labios carnosos y mirada felina, que conquistó a los diseñadores más prestigiosos y a las firmas más cotizadas, ha dado un giro de 180º a la imagen que nos tiene acostumbrados. La maniquí acudió este martes a los juzgados barceloneses de Espluges de Llobregat para declarar como testigo en un juicio por evasión fiscal de 2,8 millones de euros en el que se encuentra imputado su expareja, el piloto Sete Gibernau. La modelo hizo acto de presencia en los tribunales con un look muy discreto, con la intención de no llamar la atención en exceso. Pese a ello, Cañadas captó la atención de los gráficos allí dispuestos, ya que su figura no luce tan espectacular como en la década de los 90, cuando se convirtió en un auténtico icono de la sensualidad. Prueba del porqué fue una de las modelos más deseadas las imágenes que se muestran a continuación pertenecientes a distintas campañas publicitarias.
2 de 16
Comparte la fotografía
3 de 16
Comparte la fotografía
4 de 16
Comparte la fotografía
5 de 16
Comparte la fotografía
6 de 16
Comparte la fotografía
7 de 16
Comparte la fotografía
8 de 16
Comparte la fotografía
9 de 16
Comparte la fotografía
10 de 16
Comparte la fotografía
11 de 16
Comparte la fotografía
12 de 16
Comparte la fotografía
13 de 16
Comparte la fotografía
14 de 16
Comparte la fotografía
15 de 16
Comparte la fotografía
16 de 16
Comparte la fotografía