Esta era una ocasión especial, pues ha sido la primera vez que la infanta Cristina ha coincidido en público con Felipe VI después de la sentencia del caso Nóos. Fue el pasado 17 de febrero cuando la hija de los Reyes eméritos fue absuelta de cualquier delito judicial, aunque su marido, que ha preferido quedarse en Ginebra junto a sus cuatro hijos, fue condenado a seis años y tres meses de cárcel por prevaricación, fraude y dos delitos fiscales. Para muchos, la presencia de la infanta en el Palacio Real simboliza un paso más hacia su rehabilitación en la familia real.

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios