Estar en primera fila en un concierto de Justin Bieber es un lujo al que pocas fans pueden aspirar, ya que para conseguirlo deben permanecer durante días a las puertas del estadio para comprar las entradas y luego dar codazos para alcanzar su meta. Ahora se lo pensarán dos veces después de que el cantante vomitase en pleno espectáculo, Bieber ha vuelto a ser víctima de su propio cuerpo y las principales afectadas han sido sus seguidoras. Un estornudo ha empañado su último concierto y es que el artista no pudo controlar esta acto reflejo de su cuerpo y no le dio tiempo a taparse antes de que una lluvia de mocos bañase a sus fans.  

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios