Portugal se alza con el triunfo de Eurovisión 2017, tras regresar con fuerza, después de un parón en 2016. Su representante, Salvador Sobral, enfermo del corazón y a espera de un transplante, interpreta con la sensibilidad y buen gusto, ‘Amar pelos dois’, compuesta por su hermana Luísa Sobral. A diferencia de Manel Navarro, el candidato español, que no se lució durante la actuación, Sobral brilló en la gala final. En Kiev, algunos ya presagiaban que el artista podría ganar o estar entre los finalistas. Para muchos su actuación ha sido un gran descubrimiento. 

La hermana, Luisa, le ha sustituido en el escenario de Kiev durante la primera semana de ensayos, porque él no se veía con capacidad para subir al escenario todos los días. Esto nos da una referencia del alcance del drama que vive el artista. 

Discreto y vestido de oscuro, sus problemas de salud hacen que Salvador tenga que llevar continuamente una especie de marcapasos que le obliga a usar una mochila con pilas alrededor de la cintura, lo que le obliga a vestir, en general, con ropa ancha. 

El ganador asegura que sus referencias a nivel musical son Chet Baker, Billie Holiday, Silvia Pérez Cruz y Caetano Veloso.
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios