NOTICIAS

Esperanza Aguirre, madrina de boda

A diferencia de la boda de Amelia Bono, la hija del presidente del Congreso, convertida en un acto multitudinaria o lo de Ana Aznar -fue casi
Foto: Esperanza Aguirre, madrina de boda
Esperanza Aguirre, madrina de boda
Fecha
Tags

    A diferencia de la boda de Amelia Bono, la hija del presidente del Congreso, convertida en un acto multitudinaria o lo de Ana Aznar -fue casi como la de una tercera Infanta-, el enlace de Fernando Ramírez de Haro, primogénito de Esperanza Aguirre, con Carolina Oriol Garrigues el próximo sábado será estrictamente familiar e íntimo. Así lo han querido los novios, y por eso no habrá políticos en ejercicio, ni cargos públicos.

    La representación del Partido Popular correrá a cargo del matrimonio Aznar, que irán más en calidad de amigos que como ex presidente de gobierno. Tanto la ceremonia religiosa como la fiesta posterior se celebrará en la finca de los Oriol a las afueras de Madrid, en El Plantio. Se trata de un lugar de difícil acceso y, por lo tanto, la privacidad está asegurada. En su día, en este terreno, el bisabuelo de Carolina edificó la casa familiar donde vivía el matrimonio y los muchos hijos que tuvieron. Albergaba también unas cuadras y la capilla donde se darán el ‘sí quiero’ Fernando y Carolina.

    Con los años, la zona se revalorizó de una forma espectacular y se fue parcelando y vendiendo parte de la finca. A pesar de la recalificaciones, aún queda una inmensa extensión donde algunos de los hijos se construyeron sus casas.

    Desde el primer momento, parece que los protagonistas dejaron claro que no querían una boda mediática. Numerosa sí será dado lo extenso de las familias directas y colaterales. Los Oriol ya son una manifestación en sí mismos y los Ramírez de Haro, Aguirre y Garrigues no se quedan atrás. También acudirá parte de otras sagas como los Calvo Sotelo, Benjumea, Primo de Rivera… una mezcla de apellidos que representan la historia política de España del siglo XX.

    Como manda la tradición, Esperanza Aguirre acompañará a su hijo hasta el altar, mientras que a Carolina lo hará su padre. Ese día seguramente habrá un recuerdo para el hermano fallecido hace unos años en un accidente de esquí.

    Noticias