NOTICIAS

Kike Sarasola y su marido serán padres en primavera

La fiesta que organizó el empresario Kike Sarasola el pasado jueves en Madrid, para celebrar los cinco años de la apertura de su hotel Óscar Room

La fiesta que organizó el empresario Kike Sarasola el pasado jueves en Madrid, para celebrar los cinco años de la apertura de su hotel Óscar Room Mate, sirvió para varias cosas. Primero, para reunir a los amigos después del verano iniciando así la temporada social en la capital del reino. Y, en segundo lugar, para recibir las felicitaciones de la mayoría de los invitados por su futura paternidad.

Kike Sarasola y Carlos Marrero, su marido, serán padres la próxima primavera. Siguiendo el ejemplo de Carmen Cervera, Ricky Martín o Miguel Bosé, que optaron por tener hijos a través de una madre subrogada, la pareja ha elegido esta opción, después de interesarse por la adopción tradicional, que no fue posible dado que los trámites que debían seguir se alargaban demasiado en el tiempo.

Kike y Carlos tendrán mellizos a finales de abril o principios de mayo, aunque, por el momento, desconocen el sexo de los bebés, ya que a la madre subrogada se le implantaron dos óvulos fecundados por ambos como también hizo en su día Elton John. Por lo tanto, en este caso, será también una paternidad biológica.

La noche en la que celebraron el quinto aniversario del hotel Óscar la pareja estaba encantada y feliz por el futuro acontecimiento, tal y como pudieron comprobar los muchos amigos que sabían del futuro nacimiento. Gallardón, Ana Botella, Rosalía Mera o Petra Mateos, entre otros muchos, brindaron con los futuros padres.

De aquí a primavera serán muchos los viajes que Kike y su marido realicen a California para cerrar los flecos que quedan pendientes, al igual que tuvo que hacer la baronesa Thyssen, cuando adoptó a Sabina y Carmen, sus mellizas, que ya han cumplido cinco años.

Una boda por todo lo alto

Kike Sarasola, hijo del empresario Enrique Sarasola y María Cecilia Marulanda, y Carlos Marrero, su novio de toda la vida, se casaron el 26 de octubre de 2006 en Madrid, ante la presencia de relevantes personajes de distintos ámbitos del panorma social, como Felipe González y su ex Carmen Romero, Pedro Trapote y Begoña García Vaquero o Eugenia Martínez de Irujo. El enlace sirvió apara apoyar la ley de matrimonios homosexuales, aunque la pareja nunca tuvo problemas en reconocer su relación, al igual que en declarar, en multitud de ocasiones, su deseo de convertirse en padres. Ahora, el sueño está más cerca que nunca.

Noticias relacionadas

- Ana Botella, Pedro Trapote, Alberto Ruiz Gallardón se van de fiesta a Chueca

- Rosalía Mera, a ritmo de jazz en Chueca

- El colectivo gay premia a Grande Marlaska

#10
Compartir
Vamos a ver, una respuesta general a todos. Aunque podais tener vuestra parte de razón, en el sentido de que estos, con dinero a mansalva, tienen hijos como si se compraran un Porsche, ¿eso les da menos derecho a ser padres que los demás? ¿Acaso sabeis si están capacitados o no?

Yo por mí encantado de establecer tests de paternidad y maternidad a todo el mundo, ya que estareis de acuerdo conmigo que hay muchísima gente que no se merece ese regalo. Ahora bien, la natalidad a tomar por culo.

Y probablemente los niños de estos 2 estarán mejor criados y educados que la media existente en este país.
Ampliar comentario
#9
Compartir
1.con todoos mis respetos, comento su comentario. parece ser que quieren dos por el precio de uno.
Ricky Martin y la Baronesa ya tienen 2 por el precio de 1 .
en el futuro se encargan 2 y se vende uno.
al ir escribiendo me voy dando cuenta de que estos tipos, todos, son muy listos. si se divorcian, cada uno se lleva uno.
de todas maneras los cantantes famosos se caracterizan por la tendencia a distintos tipos de reproducion variada.
algunos estamos atrasados por que el futuro esta aqui YA.
Ampliar comentario
#8
Compartir
como todo vale, pues todo vale.
naturalmente hay que pagar lo que hay que pagar, se paga.
si esto es o no es traficar con recien nacidos, pues no lo es pero lo parece.
que parece ser el equivalente a una red de trafico de recien nacidos, pues lo parece.
que los encargos se hacen en el extranjero y los pobres nenes encargados que van a ser ricos, necesitan cambiar de nacionalidad, pues se cambia.
como todo vale, pues todo vale.
lo que se necesita es una ley para que el que no tiene, tenga los fondos necesarios disponibles. si lo hacen todos esos y esas personas porque no lo va a hacer los de LEPE.
Ampliar comentario
#7
Compartir
No. Estos no pueden ser padres [tal cual, ahora]. Ser padre no es comprarse un chino. Ni un vietnamita. Ni siquiera un pequeño congoleño. Estos no pueden ser padres. Serán otras cosas que yo nunca seré, pedro padres no.

Para padre, Sarasola senior. Todo lo que robó se lo dejó en herencia al sarasolita jr. Empresario mundial del año.
Ampliar comentario
#6
Compartir
Nueva moda para los millonetis aburridos, y a todos le vienen de pares, uno no siempre son dos. Ya no saben en que gastar el dinero.
Ampliar comentario
#5
Compartir
Me parece una verguenza alucinante. Los niños tienen derecho a un PADRE y a una MADRE. Esto es una gilipollez o mejor dicho tratándose de quienes se trata de una mariconada. Asco da la vida a veces
Ampliar comentario
#4
Compartir
Pobres niños que culpa tendrán las criaturas.
Ampliar comentario
#3
Compartir
Pero no nos vendían que era mejor que niños a los que nadie quería fuesen adoptados por parejas homosexuales antes que tuviesen que quedarse en la calle?

Al final va a ser que no, para evitar burocracia no van a salvar a pobres niños huerfanos sino que van a &034;encargarlos&034;.

Ampliar comentario
#2
Compartir
Esto es una mariconada.
¿No había eliminado la Ley del cambio del Código Civil.... la terminología PADRE y MADRE?


Por lo menos, en honor a la verdad legal y en contra de esas medias verdades [mariconadas], llamen a las cosas por su nombre:

PROGENITOR A, PROGENITOR B, y
Ampliar comentario
#1
Compartir
¿Kike y Carlos tendrán mellizos?.... ¿Nos estamos volviendo locos?

EL mero hecho de que algo se pueda hacer no significa que sea correcto y menos si una paternidad comienza con una transacción económica. Es vergonzoso y egoísta pero como son gays, nadie les podrá decir nada. [En el caso de la Baronesa, me pareció igual de lamentable].

Ampliar comentario