NOTICIAS

Francisco Álvarez Cascos no quiso pagar las costas de un juicio perdido

En la primavera del año 2004, el actual presidente de Asturias, Francisco Álvarez Cascos, y la que en aquel momento era su novia reciente, María Porto,
Fecha

En la primavera del año 2004, el actual presidente de Asturias, Francisco Álvarez Cascos, y la que en aquel momento era su novia reciente, María Porto, interpusieron una demanda por “vulneración del derecho a la intimidad personal y familiar” contra la productora Europroducciones, Telecinco y dos colaboradores del programa Día a Día, que dirigía María Teresa Campos.

Uno de ellos es la periodista Mariví Fernádez Palacios. La pareja solicitó una indemnización de 900.000 euros alegando que las imágenes que aparecían en el espacio así como por los comentarios vertidos por los dos periodistas eran constitutivos de delito.

En el caso de los dos profesionales, se limitaron a dar el nombre de los hijos que Cascos tuvo con Gema Ruiz Cuadrado y la profesión de María Porto. Nada más.

Lo llamativo del caso es que esos niños habían aparecido ya en reportajes familiares e incluso en felicitaciones navideñas, cuando el segundo matrimonio del que fuera ministro de Fomento funcionaba a pleno rendimiento.

Las imágenes que habían molestado al político y a la galerista se referían a unos momentos donde se mostraba la estancia de la “familia feliz” en un hotel de Canarias, y que el juez consideró en una sentencia absolutoria que lo que afectaba a la violación del derecho a la inviolabilidad de domicilio no era tal y lo ratificada con la siguiente explicación: “Las fotografías fueron tomadas en las terraza y jardín infantil del hotel, no extendiéndose a estos ámbitos la protección de la que ley y jurisprudencia dota a las habitaciones de los establecimientos hoteleros”.

A pesar de perder en primera instancia, continuaron con sus demandas y más tarde ni la Audiencia Provincial ni el Tribunal Supremo les dieron la razón teniendo que pagar las costas. En vez de hacerlo, recurrieron en los tres tribunales por considerarlas “excesivas” cuando éstas se fijan por la cuantía de la indemnización solicitada.

El proceso ha durado siete años y en 2011, cuando ya no tenían más posibilidades de recursos y si no cumplían con su obligación ineludible de pagar a los demandados solo cabía el embargo, el actual presidente del Principado de Asturias y su mujer quisieron pactar.

Eludir el pago de las costas

No se les ocurrió otra cosa después de haber actuado como lo habían hecho que convocar una reunión en el despacho de una abogada para solicitar la condonación del pago de las costas. Según expusieron, “ante el aluvión de comentarios vertidos sobre ellos al principio de su relación, depositaron la confianza en su abogado, Rafael de Mendizabal Allende, y no sabían muy bien a quién demandaban ni por qué”.

Telecinco no accedió a sus deseos. Cuatro meses después del encuentro, la abogada de la cadena les comunicó una fecha límite de pago o ejecución de la sentencia. La petición de “apaño” también indignó a la periodista Mariví Fernández Palacios, ya que, según ha indicado, se siente muy molesta: “Por primera vez en muchos años de carrera, me habían demandado. Para defenderme tuve que desembolsar 90.000 euros a mis abogados (las minutas van en relación a la cantidad reclamada, que ascendía a 900.000 euros). A pesar de haber ganado todo el proceso, sólo pude recuperar 23.000 euros, en concepto de costas, sufriendo un perjuicio económico irreparable e injusto como así lo habían confirmado las sentencias absolutorias”.

En el peor de los casos, el resultado ha sido positivo para Álvarez Cascos y su mujer, que se han ahorrado el 50% de su deuda, superior a  40.000€.  “Y todo después de haber utilizado los estamentos de la Justicia durante siete años, con el consiguiente gasto que representa para las arcas del Estado, y obstaculizando el óptimo desarrollo de asuntos importantes, en una demanda que nunca debió existir”, concluye Fernández Palacios. 

Noticias
#12
Compartir
Si actua así exponiendose a la opinión pública y publicada que no hará en los despachos sin testigos.
¿Que credibilidad puede tener este hombre para actuar en política?
Ampliar comentario
#11
Compartir
Pues que alegria seria para los cantabros tener a Cascos de Presidente, despues de años con el chikilicuatre de Revilla, no estaria nada mal, envidia sana de nuestros vecinos asturianos.
Ampliar comentario
#10
Compartir
En le titular de portada dice &034;el actual presidente de Cantabria!..!
Abrí la noticia nada más que para ver que ponía dentro, vaya pifia!
Ampliar comentario
#9
Compartir
Cascos no es presidente de Cantabria, sino de ASTURIAS. Corríjanlo cuanto antes.
Ampliar comentario
#8
Compartir
O la periodista que firma el artículo no tiene ni p. idea, o lo que es peor, manipula.
1- Todo ligitigante en un pleito tiene el derecho de recurrir una tasación practicada por el Secretario Judicial, sin que eso signifique no querer pagar las costas como se dice.
2. Inclusive, es perfectamente legítimo que el condenado en costas trate de llegar pese a todo a un arreglo con la parte favorecida en las mismas, sin que eso signifique no querer pagar las costas.
3. NO entiendo bien a la periodista demandada cuando dice haber perdido dinero con el pleito Precisamente las costas del juicio, lo que hacen es resarcir a la parte que tuvo que pagar a su abogado y procurador para contestar a una demanda. Con lo cual, de ser cierto lo que dice, la única consecuencia es que su propio abogado le ha cobrado más de lo que le correspondía cobrar.
4 No se entiende al final del artículo el porque el Sr. Cascos al final se ahorra un 50% ???
Como digo. Ignorancia o manipulación.
Ampliar comentario
#7
Compartir
Pues yo creía que las instalaciones de los hoteles sí que estaban protegidas y no se les podían hacer fotos ahí.

Por otro lado, creo que se debería evitar que los comentarios en los medios, sobre todo en televisión y más en los programas de corazón, colapsasen la justicia, que está para cosas mas serias.Es una vergüenza comprobar que ciertos personajes, por una sola palabra , insulto o comentario han recibido por sentencia mucho mas dinero que cualquier persona que queda incapacitada por una agresión o accidente.
El que está en los medios, es una persona pública y tiene por ello cantidad de privilegios,económicos y sociales, debería aguantar lo que se opina de él,o que se le fotografíe, siempre que no se le acuse de algo que es delito.
Ampliar comentario
#6
Compartir


..realmente es desasosegante,es inconcebible,que este &034;pajaro pera&034;haya conseguido llegar a Presidente de los Asturianos.

..esta visto que hasta los mas sin verguenzas tienen su &034;aquel
de morbo&034; que atrae a las masas cual la miel a las moscas.

¿Falta de sentido comun,de cerebro,de capacidad de analisis?

..joerquetropa
Ampliar comentario
#5
Compartir
A verrrr señores políticos y acompañantes, que se creen con derecho a todo, la justicia está para las cosas serias e importantes, por eso hay tanto retraso y los juzgados no dan abasto porque esta gentecilla se cree que son algo y no son más que cualquier persona de a pie, por favor, hagan su trabajo como Dios manda y dejen de mirarse al ombligo, son personas públicas y porque se diga que está aquí o allá ¿pasa algo? o es que se averguenzan de su vida?!!!
Ampliar comentario
#4
Compartir
Una vez más les digo, a ver si ahora tengo suerte y lo leen, que el Sr. Álvarez Cascos jamás ha sido Pr3esidente de CAntabria.
Bastante tuvimos con Revilla.
Ampliar comentario
#3
Compartir
&034;Y todo después de haber utilizado los estamentos de la Justicia durante siete años, con el consiguiente gasto que representa para las arcas del Estado, strong> y obstaculizando el óptimo desarrollo de asuntos importantes, en una demanda que nunca debió existir?

O sea que sólo puede acudir a los tribunales quien le salga del lobanillo a según que periodista.... que pais
Ampliar comentario
#2
Compartir
De Cantabria?????????????????????????
Ampliar comentario
#1
Compartir
Para empezar, Alvarez-Cascos no es el presidente de Cantabria. Es de suponer, por tanto, que el resto de la noticia tendrá una verosimilitud muy similar.
Ampliar comentario