Ernesto Koplowitz: “Sé perfectamente quién es mi padre; no necesito una prueba de ADN”

Tags > Alicia Koplowitz | Esther Koplowitz

Paloma Barrientos - Sígueme en    Twitter  -  30/11/2011

Ernesto Koplowitz: “Sé perfectamente quién es mi padre; no necesito una prueba de ADN”
 Ernesto Koplowitz Amores (Foto: Vanitatis)

“Yo sé perfectamente quién es mi padre y no he solicitado una prueba de ADN para demostrarlo”. Ernesto Koplowitz, el hermano mayor de Alicia y Esther (dos de las fortunas más importantes de España) ha interpuesto una demanda contra el diario El País por cuestionar en un artículo su filiación y la relación amorosa de sus padres. Hijo reconocido de Ernesto Koplowitz e Isabel Amores, como figura en su DNI, asegura que no hay explicación razonada para exhumar los restos mortales de su padre, como se ha pedido desde un juzgado madrileño, siempre según El País. Afirma que en su día Alicia le dijo que los restos se habían incinerado y por lo tanto no habría posibilidad de realizar una prueba de ADN. Incluso que si se hubieran exhumado los restos de su padre por ley, deberían habérselo comunicado, al ser descendiente directo y con domicilio conocido.

Ernesto Koplowitz, que ha dedicado su vida a escribir, confirma en una entrevista concedida a Vanitatis que nunca ha pedido un reconocimiento de paternidad y que desconoce quién lo puede haber hecho. Tampoco se explica las razones de esta “historia para no dormir”, como la califica, y añade que “alguien a quien llamaré señor X quiere confundir a la opinión pública y hacer daño”.
 
Pregunta: ¿Por qué ha interpuesto la denuncia contra ‘El País’?
R: La pongo en respuesta a una mentira sediciosa, descarada e intencionada. Una manipulación de la realidad claramente dirigida a confundir a la opinión pública respecto a mi filiación e identidad.
 
P: Nunca ha tenido problemas para saber que su padre es Ernesto Koplowitz Sternberg, ya que en su DNI figura ese apellido.
R:Yo sé perfectamente quién es mi padre y quién es mi madre, Isabel Amores. Conviví con mi padre y he sido el hijo más allegado, además de ser el primogénito de la familia Koplowitz. De lo que más orgulloso me siento es de la genética de mi padre y de la de mi abuela paterna, Clara Sternberg, pues éramos uña y carne.
 
P: ¿Por qué no se casaron sus padres?
R:Mi padre era hebreo y mi madre cristiana y en aquellos años solo existía el matrimonio religioso, no el civil. Por ley se necesitaba una bula del Papa que mi madre no tuvo. En cambio, la madre de Alicia y Esther sí, porque su abuelo era el camarero secreto del Papa. Mis padres se conocieron en los años 20 y estuvieron juntos hasta 1945.
 
P: Si usted es un hijo reconocido desde su nacimiento, ¿a qué viene exhumar los restos de su padre, como ha solicitado un juzgado de Madrid, para realizar una prueba de paternidad?
R: No tengo constancia de ese hecho, salvo por lo que dice el periodista que firma la noticia en El País. Si hay alguien que tenga dudas sobre mi filiación que vaya al registro civil, donde estoy inscrito con el apellido Koplowitz Amores. Por lo tanto, con padres conocidos.
 
P: En el caso de que se hubieran exhumado los restos de su padre, ¿no deberían haber pedido permiso a usted y a sus hermanas Esther y Alicia?
Yo entiendo que como hijos y descendientes directos deberían haberlo hecho. La ley obliga a que al menos nos lo hubieran comunicado. Tengo un domicilio conocido y se me puede localizar. Además, Alicia me contó en su día que habían sacado los restos de nuestro padre del cementerio de La Almudena y que los habían incinerado, para más tarde trasladarlos a la cripta del panteón familiar.
 
P: Toda esta historia perjudica también a sus hermanas Esther y Alicia.
R: Por alguna razón alguien a quien llamaré ‘señor X’ quiere confundir a la opinión pública, pero desconozco las razones por las que se quiere hacer daño. Es una historia para no dormir.
 
P: A sus hermanas les horroriza aparecer en la prensa por temas personales
R: Es un escándalo hacer daño a la identidad de una familia.
 
P: ¿Está seguro que sólo existe un Ernesto Koplowitz vivo en España? ¿Que no puede haber una confusión?
R: Solo hay uno que soy yo y además el primogénito. No me explico ese aparente trueque de nombre para confundir. Hay una absoluta mala fe y por eso he denunciado el caso en el juzgado de Guardia de la Plaza de Castilla de Madrid.
 
P: ¿Ha contactado con sus hermanas Esther y Alicia para ver qué opinaban del tema?
R: Cuando me informaron de la noticia tenía dos opciones: dejarlo pasar o demandar e ir a por todas, que es lo que he hecho. Ayer me dediqué a preparar la denuncia, porque considero la información injuriosa y difamatoria, no solo contra mi persona, sino con la familia Koplowitz en general. En la información no solo se miente respecto a una falsa demanda de paternidad interpuesta supuestamente por quien suscribe el escrito, sino que además se pone en tela de juicio la filiación paterna de mi persona atentando contra mi identidad familiar y genética.
 
P: Parece usted muy resentido…
R: Estoy harto de que sistemáticamente se me haya difamado y calumniado.
 
P: ¿Cuáles son esas calumnias?
R: Que yo no soy Ernesto Koplowitz, que la relación entre mi padre y mi madre era supuesta. Mi padre cuando dejó a mi madre y se casó con Esther Romero de Juseú, nos abandonó durante un tiempo. Después yo he disfrutado de la presencia de mi padre hasta que tenía 16 años, que fue cuando él murió. El día que cayó del caballo y falleció yo estaba con él.
 
P: Usted hizo una huelga de hambre para reivindicar la parte de la herencia que le correspondía…
R: Hice la huelga fundamentalmente porque el juez Baltasar Garzón tuvo secuestradas durante doce años las pruebas que demostraban lo que por derecho me correspondía. Recibí una parte y la otra me la estafó Carlos Koplowitz, que fue la mano derecha de Alicia.
Compártelo en Facebook

4 .- Segun google: La norma interpretativa más importante de todo el período fue la Real Orden de 28 de diciembre de 1900 a causa de la vigencia que llegó a tener, que establecía la suficiencia de la declaración de no profesión de la Religión católica, al menos por uno de los contrayentes, para dar paso al matrimonio civil, es decir, se establecía como necesaria la declaración hecha ante la Autoridad competente de no profesar la Religión católica, abriendo así el paso al sistema facultativo del matrimonio ; apostillando Peré Raluy20 "aunque salvando, claro es, las formas para tranquilizar la católica conciencia de los firmantes de la Orden". La II república era aconfesional y no requería confesión de fé par proceder al matrimonio civil.

gaucho

30/11/2011, 12:22 h.

 Responder

|

 Marcar como ofensivo

|

 Me gusta (0)

|

#

3 .- #2 En 1870, se regula por primera vez en España el matrimonio civil, para aquellos ciudadanos que NO HAYAN sido bautizados dentro de la Iglesia católica. Durante la Segunda República, se emitieron leyes por las que el matrimonio civil tenía que ser contraído obligatoriamente, para que el Estado le reconociera efectos legales, con independencia de que también se contrajera matrimonio canónico.

Por lo que parece verdad lo que este señor dice en cuanto a que en la década 1920-30 no era posible contrer una boda civil. Religiosa entre judíos-católicos quizá más difícil.

En fin, que lo que decide estos casos hoy es el ADN, tema que tendrían que compartir él con sus medio-hermanas, y es fácil probar.

Alekhine

30/11/2011, 11:42 h.

 Responder

|

 Marcar como ofensivo

|

 Me gusta (0)

|

#

2 .- Según el libro Franco y el holocausto que está en internet se permitió perfectamente a los judios relizar matrimonios civiles y se les trató con gran respeto. ¿Desde cuando un matrimonio civil requiere dispensa papal?.

gaucho

30/11/2011, 10:10 h.

 Responder

|

 Marcar como ofensivo

|

 Me gusta (0)

|

#

1 .- No hace falta desenterrar a nadie, con hacer la prueba de ADN a este señor y sus supuestas hermanas, se determina si son o no familiares, de padre o madre.

Alekhine

30/11/2011, 07:51 h.

 Responder

|

 Marcar como ofensivo

|

 Me gusta (0)

|

#

 
los más leidos los más leidos los más comentados los más enviados