Vanitatis/Agencia (EP)  -  10/08/2011

Un año más, la isla pitiusa ha cambiado su habitual ambiente blanco por un sinfín de colorines y flores por todas partes. Llegó la Flower Power en la que no faltaron nuestras celebrities más notables. Pero, a pesar de que nuestros famosos más VIP se esforzaran en trasladarse hasta la década de los 60, estilísticamente hablando el evento dejó mucho que desear.

Un año más la famosa fiesta Flower Power aterrizó en Ibiza bien cargada de buen rollito, paz y, sobre todo, mucho amor. Este año, las invitadas de honor a la discoteca Pachá de la isla pitiusa fueron Paris y Nicky Hilton, protagonistas indiscutibles de la noche y que aportaron el toque de glamour internacional a la mítica fiesta Flower Power.

La rubia heredera del imperio eligió para la ocasión un vestido largo con estampado en tonos pasteles, mientras que su hermana optó por los colores vivos del verano en una minifalda que combinó con camiseta de tirantes negra. Ambas apostaron por las cintas en la cabeza, complemento hippy por excelencia.

Además, Paris ya había confesado en su Twitter que Ibiza es uno de sus rincones favoritos a nivel mundial y, durante la fiesta, escribió: "¡Qué divertido! Todo el mundo va vestido de hippy o con flores. ¡Adoro las fiestas temáticas!" Gracias a las hermanas Hilton, la Flower Power pudo seguir teniendo su esencia hippy, porque si es por nuestros famosos... Ninguno supo estar a la altura de una fiesta de estas características y todos fallaron a la hora de elegir modelito sesentero.

Los más habituales de Ibiza

A este evento no han querido faltar muchas de las celebrities que, año tras año, eligen la isla pitiusa como el destino de sus vacaciones playeras. En una noche donde se suponía que la paz y el amor reinarían por todas las esquinas, nuestros famosos nacionales se encargaron de poner el broche del horror a cada uno de sus estilismos.

Empezando por Anita Obregón, que no consiguió entender la esencia de la moda de los años 60 y 70 y se plantó en la fiesta con uno de sus minivestidos ajustadísimos. En blanco roto, enteramente drapeado el vestido lucía unos motivos por el escote y los laterales que dibujaban algo que parecían ser flores con incrustaciones de brillantitos. En la cabeza, una corona de floripondios rosas que nos deja sin palabras.

Directamente equiparable a La Fantástica, pero con un gusto infinitamente más elegante, apareció una embarazada Alejandra Prat con un vestido tipo camisola en rosa palo muy cortito pero con aires de lo más hippy. Allí mismo desveló que dará a luz "a finales de octubre, principios de noviembre" y que está esperando "otro niño, un chavalote", para el que aún no tiene nombre. Como toque final, Alejandra se puso un cordoncillo blanco alrededor de la cabeza con una gran flor rosa en un lateral. Muy chic.

A la que sí le podríamos dar un aprobado raspado es a la Duquesita. Eugenia Martínez de Irujo se dejó llevar por el buenrollismo y se enfundó en unos vaqueros acampanados que tapaban lo alto de sus plataformas y una atrevida camiseta de crochét adornada con un montón de collares y que dejaba al descubierto su bronceada espalda. Eso sí, la hija de Cayetana de Alba nos dejó con las ganas de saber su opinión sobre la próxima boda de su madre con Alfonso Díez.

Y los hay que se equivocaron de fiesta

El matrimonio formado por Blanca Cuesta y Borja Thyssen va de fiesta en fiesta y tiro por que me toca. Haciendo caso omiso a las penurias de Tita Cervera y la polémica generada en torno al cumpleaños de su pequeño Eric, la pareja apareció en la Flower Power.

Blanca iba espectacular con un vestido de gasa con estampados étnicos y adorno en la cabeza, pero desafortunadamente Borja le robó todo el protagonismo. Era como si el hijo de la Baronesa se hubiera equivocado de fiesta, su atuendo era mucho más apropiado para un sarao marroquí que para una fiesta hippy. Muy al estilo Aladdín.

Otra que se coló en Pachá fue Carla Hidalgo, relacionada hace poco con Antonio de la Rúa, ex de Shakira, quien posó ante las cámaras con un look más propio de Pocahontas, minivestido, botas de flecos y hasta trenza lateral. Lo que nos queda claro es que Borja y Carla se desviven por las películas Disney.

Otros que ni fu ni fa fueron Alba Carrillo y Fonsi Nieto, a los que tan solo les queda un mesecito para convertirse en padres. Ella con un minivestido de raso y flores rojas en la cabeza y él totalmente de sport -vaqueros y camiseta- también lucieron palmito por la fiesta hippy.

 Y así hasta un largo etcétera de famosos VIP que no pararon de bailar hasta bien entrada la madrugada a ritmo de la música más marchosa de los años 60 y 70, como es el caso de Jesús Cabanas, Sete Gibernau y su novia, Marc Ostarcevic, Caritina Goyanes -quien se defendió de las críticas hacia la boda de su hermana-  y Arturo Valls y José Corbacho, con los disfraces más divertidos de toda la fiesta.

Noticias relacionadas

Borja Thyssen veranea de prestado

Compártelo en Facebook
 
los más leidos los más leidos los más comentados los más enviados