Lorena Van Heerde, la Miss que renunció a su corona: "Hay que aprovechar la juventud para ser modelo"

Tags > Lorena Van Heerde | Barbarella | Miss España | renuncia | cirugía estética | televisión

Lara Fernández  -  07/08/2011

Lorena Van Heerde, la Miss que renunció a su corona: "Hay que aprovechar la juventud para ser modelo"
 La modelo, en una de las imágenes promocionales de Barbarella

Sus ojos verdes y su discreción han sido siempre la carta de presentación de esta ex Miss España que, como Amparo Muñoz, Nelly Rodríguez y Fina Román, renunció a su corona tras varios desengaños con la organización del certamen.

Una década después de su coronación como reina de la belleza patria, Lorena Van Heerde sigue volcada en las pasarelas y en trabajos publicitarios que le han permitido ser la imagen de productos tan dispares como la cerveza Mahou, las hamburguesas de McDónalds, la firma Carolina Herrera o la Barbarella, que recientemente ha elegido a la modelo para su próxima colección.
Sin embargo, le pasa lo que a muchas otras guapas oficiales: que el magnetismo del universo catódico ejerce una fuerte influencia sobre ellas. Es el caso de Esther Arroyo, Lorena Bernal, Remedios Cervantes o Eugenia Santana. Tampoco Lorena Van Heerde descarta formar parte del mundo de la televisión, o incluso del cine. “La televisión siempre me ha gustado mucho, quién sabe en un futuro lo que puede pasar”, confiesa a Vanitatis.
Por el momento, esta holandesa de nacimiento sólo piensa en sus proyectos publicitarios. “Hay que aprovechar la juventud para el mundo de la moda, porque lamentablemente es un período corto”.
En su caso ya va para diez años, desde que, a sus 17, la designaran la más guapa de España. En todo este tiempo, “me ha cambiado la vida, sobre todo desde el momento en el que me traslado desde Alicante a Madrid. Afortunadamente en el plano personal no me ha cambiado mucho. Sigo manteniendo los mismos amigos”.
Aunque la modelo no puede decir lo mismo de la pareja. “Era muy joven y es raro una pareja que lleva desde los 18 años. No sigo con la misma persona de entonces, aunque el chico con el que estoy ahora tampoco es conocido”, relata a este portal.
“No me dan ningún pánico las agujas”
Van Heerde, que estos días se encuentra descansando en Alicante y posteriormente viajará a Italia por motivos de trabajo, no tiene reparos en hablar de uno de las polémicas que, en su momento –con la designación de María José Besora a finales de los 90- marcó el certamen de Miss España: las intervenciones de cirugía estética.
“Yo soy de la opinión de que cada uno hace con su cuerpo lo que quiere, y sin van a ser más felices, pues perfecto. En mi caso, no me dan ningún pánico las agujas”.

Enlaces relacionados

El certamen de Miss España cambia de dueños: Andrés Cid pasa el testigo a un constructor

Miss España, a por todas en los tribunales

Las misses, entre mariachis y delfines

Compártelo en Facebook
 
los más leidos los más leidos los más comentados los más enviados