Patricia Rato reprime las lágrimas en la Primera Comunión de su hijo

Tags > Patricia Rato | Espartaco | comunión

@Paloma Barrientos - 18/05/2011

Patricia Rato reprime las lágrimas en la Primera Comunión de su hijo
 Patricia Rato, durante la comunión (I. C.)

Desde el día que se celebró el juicio de divorcio, Patricia y Espartaco no se habían vuelto a ver cara a cara. Y en aquel momento se hablaron lo imprescindible porque la situación era lo suficientemente tensa como para que la charla se limitara a un hola y adiós. Además, estaba el tema de la hija mayor, que no tenía buena sintonía con el padre porque había decidido apoyar públicamente a su madre.

El divorcio contencioso y público había dejado demasiadas heridas abiertas que, con la Primera Comunión del hijo, se han suavizado. El sábado pasado se celebró la liturgia religiosa a la que sólo acudió familia directa porque aún es demasiado pronto para reuniones más amplias.

Tanto los Rato como los Ruiz son personas educadas y la tensión por los asuntos pasados aún está presente. Dicen que es mejor que el tiempo se encargue de amortiguar la rigidez de las relaciones actuales y por eso sólo estuvieron padres y hermanas. La fiesta infantil con los amigos y compañeros del colegio será en junio, cuando termine el curso.

El caso es que Patricia y Espartaco volvieron a reunirse y llegaron juntos a la iglesia. La Primera Comunión del niño se retrasó en dos ocasiones porque la situación era demasiado complicada y además, en aquel momento, decidieron que lo mejor para él era mantnerlo al margen de los líos matrimoniales. Le contaron que si el padre vivía en la finca era por motivos profesionales. Tenía que cuidar el campo y entrenarse. Más tarde, fue Patricia la encargada de explicarle la separación. De ahí el retraso de la celebración durante casi un año, hasta que el sábado pasado hubo reunión religiosa.

Para Patricia fue muy duro el encuentro con Espartaco y dicen los que la vieron que en más de una ocasión se le aguaron los ojos, pero que supo reprimir las lágrimas. El torero, por su parte, consiguió hablar con su hija mayor, con la que apenas se trataba, y agradeció esa mañana a su ex-mujer sus gestiones afectivas para estabilizar la situación familiar.

A Espartaco el divorcio también le ha dejado tocado, y los que lo conocen bien cuentan que si pudiera echar marcha atrás, lo haría. Mantienen que, si ella decidiera perdonar sus errores, estaría dispuesto a retomar la relación verbal directa y no a través de abogados. 

Patricia ha recuperado su estabilidad gracias a los amigos, que no novios, y al trabajo. Ayer, por ejemplo, viajó a París invitada por Isak Andic, dueño de Mango, para la presentación de la nueva línea de la firma.

Por ahora prefiere mantenerse en un discreto plano público y dar tiempo al tiempo, que es el mejor consejero sentimental. En estos momentos, Patricia no se plantea reencuentro de ningún tipo. “Aún hay demasiado sufrimiento”, dicen sus íntimos.

Enlaces relacionados

Patricia Rato y Espartaco, juntos por primera vez tras su divorcio

Patricia Rato: "Hay situaciones más terribles que la mía"

El fervor de Patricia Rato y su hijo en Sevilla

Patricia Rato, harta de que la relacionen con Francisco Rivera

Compártelo en Facebook
 
los más leidos los más leidos los más comentados los más enviados