NOTICIAS

Julio Iglesias regresa a la casa de la discordia

Julio Iglesias posee propiedades por todo el mundo, pero solo una ha sido la que más quebraderos de cabeza le ha ocasionado. Ni su mansión de
Foto: Julio Iglesias regresa a la casa de la discordia
Julio Iglesias regresa a la casa de la discordia
Fecha

Julio Iglesias posee propiedades por todo el mundo, pero solo una ha sido la que más quebraderos de cabeza le ha ocasionado. Ni su mansión de Indian Creek en Miami ni su lujosa casa en Punta Cana. La finca que el cantante adquirió en 1974 en la localidad malagueña de Ojén se lleva la palma.

Esta misma semana, Julio Iglesias se ha instalado en este municipio de la Costa del Sol, en el que pasará los primeros días de verano junto a su familia antes de comenzar su gira de conciertos por Europa y que llegará a España a partir del próximo 2 de julio.

En esta finca, que cariñosamente llamó Cuatro Lunas en referencia a uno de sus discos más exitosos, el cantante quiso hacer negocio convirtiendo una parte de sus 45 hectáreas en una urbanización de lujo. Su idea era construir bungalows para la jet set de la Costa del Sol, igual que ocurre en La Zagaleta, en Benahavis.     

Pero conseguir una licencia necesaria para recalificar el suelo se ha convertido en una tarea imposible, a pesar de que el cantante cuenta con amistades tan relevantes como la de Manuel Chaves, expresidente de la Junta de Andalucía. De hecho, y aunque el ayuntamiento de Ojén ha declinado hacer declaraciones a este medio, el círculo cercano de Iglesias ha indicado a Vanitatis que este inconveniente habría motivado que el cantante quisiese deshacerse cuanto antes de estos terrenos.

Sin embargo, además de no poder recalificarlos, tampoco le permiten vender la finca ya que, en realidad, esta propiedad está asentada en una zona que linda por un lado con Ojén y por otro con Marbella. Esta curiosa situación ya provocó una guerra entre los dos ayuntamientos al querer incluir la finca del artista en su término municipal.    

Mientras que en la zona de Ojén está construida la mansión, que perteneció a un jeque libanés, que vendió al cantante con los muebles incluidos, la parte de Marbella era propiedad de Curro Romero, que la compró cuando estaba casado con Concha Márquez Piquer.

Finalmente, hace cuatro años, se decidió adoptar un acuerdo salomónico en Urbanismo, partiendo por la mitad los dos terrenos. Ahora la casa pertenece a Ojén y la parte de la piscina está situada en Marbella, una situación que ahora dificulta su venta. 

#1
Compartir
pero es necesario hacer un comentario sobre este sr.? con lo mal que ha tratado a sus hijos? lo sobervioso y arrogante que es? etc etc etc y ni siquiera canta bien [ a mi entender] aunque algunas de sus canciones sean bonita.
Ampliar comentario