NOTICIAS

La crisis existencial de la duquesa de Alba

A pesar de que su matrimonio funciona a la perfección y de que Alfonso Díez está pendiente de ella, la duquesa de Alba no está pasando
Foto: La crisis existencial de la duquesa de Alba
La crisis existencial de la duquesa de Alba
Fecha

A pesar de que su matrimonio funciona a la perfección y de que Alfonso Díez está pendiente de ella, la duquesa de Alba no está pasando por su mejor momento. Y este malestar emocional no tiene que ver con la reciente muerte de Blanca, la esposa de Alfonso Ordoñez, hermano pequeño de Antonio Ordoñez, a la que apenas había tratado desde que murió el torero, con el que verdaderamente le unía un gran afecto, sino con desajustes familiares. 

Ver a su hija Eugenia triste y preocupada por el juicio del 14 de enero, donde puede darse un cambio respecto a la custodia de la nieta Tana, le trae de cabeza y le afecta también  físicamente. Ha padecido más resfriados  de lo habitual al estar baja de defensas y tampoco tiene el apetito de antes. El viernes pasado la visitó el doctor Trujillo, que le ha recomendado que se haga un chequeo, porque la última gripe le afectó al oído y le ha dejado con poca audición.

Sus problemas son, sin embargo, más de índole afectivo. Con su hijo Jacobo no ha vuelto a hablar desde que repartió la herencia y él no estaba de acuerdo en cómo lo había hecho. Si no hay cambios, que parece que no los habrá, éste tampoco acudirá con su mujer Inka Martí a la cena de Nochebuena en el palacio de Liria. Y por supuesto otro punto fuerte en su desanimo es que sigue sin entender las razones del que fuera su yerno querido, al que no ha vuelto a tratar, a pesar de que se dijo que Francisco Rivera se había puesto en contacto con ella.

Desde el momento en que interpuso la demanda no ha habido ningún tipo de comunicación ni acercamiento. Francisco no ha telefoneado a la duquesa, aunque en algún momento lo haya dado a entender. Cayetana solo se trata con Cayetano Rivera y con su novia Eva González. Esta relación se ha mantenido porque el torero le comentó en su día a la duquesa que no estaba de acuerdo en la determinación que había tomado su hermano de interponer la demanda de custodia. No hay que olvidar que Cayetano adoptó a la hija de su ex Blanca Romero y siempre ha sido muy responsable con la decisión que tomó en su día. 

Todas estas cuestiones emocionales han afectado a Cayetana, incluida la decisión por parte del Ayuntamiento de Madrid de cancelar la inauguración oficial de la exposición El Legado de los Alba cuando falleció Teresa Alonso, la quinta víctima de la tragedia de Madrid Arena. La duquesa estaba muy ilusionada no solo con la muestra sino con la visita a la misma de la reina Sofía, que ese día era la principal invitada.

Noticias
#8
Compartir
Esta Sra, está acostumbrada a hacer siempre su voluntad y presume de ello.
Ahora no pude salirse con la suya en varios asuntos y está que muerde.
Ampliar comentario
#7
Compartir
Algo tendra de culpa para vivir ahora triste. Los anos pesan, la muerte se ve mas cercana y ella sigue tan orgullosa y altiva como siempre. Los hijos, a pesar de todo, son eso hijos y son el reflejo de los padres, quien siembra vientos recoge tempestades y parece que esta senora, solo ha pensado en satisfacer sus caprichos de toda indole durante su vida y sus hijos criados por empleados... ademas, de verse desfigurada despues de tantas y tantas intervenciones esteticas, miedo es lo que debe sentir al mirarse en un espejo... yo si me la encuentro salgo corriendo..
Ampliar comentario
#6
Compartir
1 y 5...para perdonar te tienen que pedir perdón.Y ésta señora no se apea del burro.Precisamente porque en cualquier momento puede llegar su hora debería ponerse a bien con todos aquellos a los que ha ofendido.
Ampliar comentario
#5
Compartir
Si Jacobo no retoma las relaciones con su madre probablemente se arrepentirá.

La duquesa puede fallecer en cualquier momento y si él no está a su lado le va a causar una tristeza para el resto de su vida.

Como dice 1 no hay nada que te haga sentir mejor que el perdón.

Ampliar comentario
#4
Compartir
Creo que el origen la inquina que tiene hacia Inka se debe a que ella es muy amiga de la primera mujer de Jacobo,que la acompañaba a todos los viajes turísticos que hacía,hasta que se casó con Alfonso.Pero no fue Inka la que le robó el marido,Jacobo estuvo antes con otra chica extranjera, me parece recordar.
Ampliar comentario
#3
Compartir
Con el cuento de la edad y de su liberalismo es ella misma la que siembra vientos,luego recoge tempestades.Pone a parir a Inka y es injusta con su hijo,y ¿qué espera?¿qué olviden todo como si nada por ser anciana?.Lo que más les dolió,estoy segura,fué lo que dijo de Inka.
Su niña es una caprichosa que deja bastante que desear como madre y como ex y ahora la preocupa lo que su hija y solo su hija ha propiciado.
Pone a caer de un burro a Fran diciendo que hará todo lo posible por hundirle y ahora echa de menos que el torero la llame...
El que sea una venerable anciana no es patente de corso para insultar,agraviar o ningunear a la gente.Y si no,que se atenga a las consecuencias.
Ampliar comentario
#2
Compartir
La herencia de Jacobo parece injusta a cualquiera que la lea.A algunos hijos les deja mas de un palacio y a él ningún inmueble[sí fincas rústicas de las que se desconoce ubicación ,rendimiento y valor].Y eso a pesar de que es el hijo mas intelectual,mas formado y que podría representar mejor que nadie a la Casa de Alba y dejarla siempre en buen lugar.Ha sido capaz de formar su propio negocio,de vivir sin estar a expensas de su madre, no como los demás.Visto desde fuera no se comprende,aunque sus razones habrá tenido su madre.Pero luego que no se queje si su hijo no está de acuerdo,ya sea con la herencia o con las declaraciones sobre su esposa Inka.
Ampliar comentario
#1
Compartir
Pobre mujer, ella no tiene problemas económicos pero sin embargo ha recibido varias decepciones importantes. Eso te amarga la vida. Los ricos también lloran y como vemos el dinero no da la felicidad. La Srta. Inka debería influir para retomar las relaciones familiares, ya que fue la insultada, debería perdonar teniendo en cuenta la avanzada edad de la Duquesa. Se puede morir en cualquier momento y entonces ¿qué haría? ¿ir al tanatorio como si nada? ¿no ir? No hay nada que te haga sentir mejor que el perdón. Respecto al picaflor de su ex-yerno, que no se preocupe, es un señor sin escrupulo que está quedando como una m.
Ampliar comentario