El homenaje marbellí a la Duquesa de Alba y Antonio Banderas que nadie entendió

Tags > Cayetana de Alba | Antonio Banderas

@Amparo de la Gama (Marbella) - Sígueme en    Twitter  - 27/03/2012

El homenaje marbellí a la Duquesa de Alba y Antonio Banderas que nadie entendió
 A. Díez, C. de Alba y A. Banderas (A.de la Gama)
La Duquesa de Alba y Antonio Banderas fueron premiados el lunes por su apoyo a la Semana Santa marbellí. O eso es al menos lo que rezaba el membrete de la convocatoria de los Premios Cofrades. Y es que nadie entendió el por qué del galardón, ya que ni uno ni otro ha asistido jamás a ninguna procesión de la ciudad. Un galimatías ininteligible. 
 
Cayetana de Alba llegó en coche al lado de su marido Alfonso y aguantó estoicamente un acto de más de dos horas de duración, donde saltimbanquis, cantaores de saeta, mocetones de la legión y hasta algún imitador de Julio Iglesias le dedicó sobre la moqueta de un salón de bodas y bautizos todo tipo de cariños. La señora ha pasado a ser la heroína de muchos marbellíes. ¿Su merito? La paciencia que demostró al acudir a un acto solemnemente aburrido, en el que se mezcló lo religioso con el más puro surrealismo de un baile de unas chicas en mallas apretadas, saltando por encima de Alfonso Díez. 
 
La aristócrata quiso que su hijo Fernando la acompañara también a este evento. Aunque este no paró de hacer bromas con su padrastro Alfonso, dio alguna cabezada que otra en la silla, despertándole únicamente los escopetazos de los legionarios cantando Novios de la muerte a los pies de su madre. 
 
Sin duda alguna, el más listo de todos fue Antonio Banderas. Con su sonrisa siempre pegada a los labios aguantó en la sala lo justo y necesario. Pese a mostrarse reticente a recibir el premio, finalmente el marido de Melanie Griffith dijo “sí”. Con el compromiso asumido debajo del brazo, llegó, posó, cogió el premio y salió por la puerta de atrás para meterse en el coche.
 
Las malas lenguas dicen que asistió porque les debe agradecimiento a los regidores municipales, ya que el Ayuntamiento es el que vela por que el muro de la parte delantera de su casa siga en pie, después de que una sentencia dictaminara derribarlo. Lo más sorprendente de la noche fue que pese a que el actor español siempre ha apoyado al PSOE en Andalucía, no quiso entrar en el asunto cuando los periodistas le preguntaron por ello.
 
Los caramelos de menta de Alfonso
 
Alfonso Díez estuvo en todo momento pendiente de Doña Cayetana: que se le caía el foulard malva al suelo, él lo recogía; que se le resecaba la garganta con tanta saeta, él le ponía en la boca un caramelito de menta; que se la veía cansada, pues él la jaleaba.
 
Este acto le sirvió de entrenamiento a la Duquesa para recoger el miércoles el galardón de “Saeta de Oro”, en Sevilla. Alfonso contó a Vanitatis que se lo dan a las personas que se distinguen por su trabajo a favor del ensalzamiento de los valores cristianos de la Semana Santa sevillana. Y ahí sí que la buena de doña Cayetana siempre da el callo. Sobre todo con la Cofradía y la Hermandad de los Gitanos. 
Compártelo en Facebook
 
los más leidos los más leidos los más comentados los más enviados