"'El Juli' es la cabeza de turco de la guerra taurina"

@Raoul Higuera - Sígueme en    Twitter  - 27/03/2012

"'El Juli' es la cabeza de turco de la guerra taurina"
 Cristina Sánchez y Padilla (Fotos: Pablo González)

“Me da mucha pena que ‘El Juli’ se haya quedado fuera del cartel de San Isidro y del resto de ferias importantes de España. Me da pena y creo que es muy ingrato lo que le ha pasado. Pero en las guerras siempre hay una cabeza de turco y en esta le ha tocado ser a él”. Así de tajante se mostraba la extorera Cristina Sánchez, en conversación con Vanitatis, al referirse a la situación a la que se enfrenta esta temporada recién inaugurada el diestro Julián López Escobar. Hace apenas dos semanas que se confirmaba que su nombre se quedaba descolgado del importante cartel de San Isidro, al igual que ya le había sucedido en otras grandes ferias como Sevilla, Castellón o Valencia. ¿La razón aparente? Haber liderado el denominado G10, un grupo de presión que aglutinaba a todas las grandes figuras del toreo, excepto a José Tomás, y que luchaba por adquirir un porcentaje de los beneficios que ganan los empresarios con las retransmisiones televisivas de las corridas.

El que fuera considerado el triunfador de la temporada 2010 se enfrenta a un año árido y sin grandes contratos, lejos de la pomposidad disfrutada desde que se convirtiese en el lidiador más joven, con tan solo quince años y once meses. Sus compañeros en el albero prefieren mirar hacia otro lado y dar gracias por no haberse convertido en una víctima más de lo que ya muchos denominan la “guerra taurina”. Algunos de estos toreros se dieron cita este lunes en el IV Foro de la Juventud Taurina. Una noche en la que Juan José Padilla, Alejandro Talavante o José Mari Manzanares quisieron apoyar con su presencia la ‘modernización’ del arte del toro.
“Cada uno hace su guerra y yo ahí no quiero entrar; cada cual sabe sus motivos y por qué no están incluidos en estas ferias. Solo puedo decir que yo en alguna sí que estoy anunciado. Es injusto que una gran figura del mundo del toreo como ‘El Juli’ se quede fuera, pero ellos sabrán sus cosas y sus líos y tendrán sus motivos para no contratarle, pero lo saben ellos, yo no”, comentaba al respecto Alejandro Talavante.
 
La mayoría de los profesionales afines al mundo del toro prefiere mantenerse al margen de esta polémica del lobby torero. Este es el caso de los lidiadores Juan José Padilla y Arturo Saldival, y de los miembros del Foro de Juventudes Taurinas, que preguntados por esta guerra prefieren dar la callada por respuesta.
Cristina Sánchez, torera retirada y reconvertida en periodista taurina y diseñadora de moda –acudió al evento con uno de sus diseños inspirados en el mundo del toro- defiende a ultranza la fiesta y, a pesar de estar del lado de ‘El Juli’, no entiende las pretensiones perseguidas por este movimiento taurino: “Aquí lo que hay que hacer es remar todos hacía el mismo lugar y que las polémicas sean para bien y no para destruir. El trabajo, al final, es lo que se reconoce. Lo que hay que hacer es trabajar más y hablar menos”.
Esta opinión es compartida por Federica Piazza, presidenta del Foro de la Juventud Taurina: “Creo que esto es algo temporal, que pasará y nos quedaremos con lo mejor, que es la afición, el espectáculo taurino y que haya gente en la plaza, porque los toreros pueden pelear por lo que quieran, pero si no hay gente en los tendidos, tendrán poco por lo que pelear”. Pese a ello, Piazza considera que la ausencia de “El Juli’ en las grandes plazas españolas no se debe a un complot pertrechado intencionadamente por los empresarios, aunque se lamenta de lo ocurrido.
Manzanares, entre los homenajeados
Hubo palabras de alabanza en el acto de este martes celebrado en Madrid para aquellos hombres con valor torero que se enfrentan a la muerte con elegancia y maestría. Palabras que se convirtieron en silencio en torno a la figura de ‘El Juli’, gran ausente de la noche, pero cuyo rumor sobrevolaba las tertulias privadas.
La emoción más amarga hizo mella cuando se recordó a los ausentes: el ganadero de reses bravas Juan Pedro Domecq y el lidiador Antoñete. Este último estuvo presente durante toda la gala representado por su traje de luces rosa. Con él, Antonio Chenel protagonizó una de las tardes más memorables de la historia de la tauromaquia con la faena del toro blanco en la madrileña plaza de Las Ventas en 1966.
Pero la noche vino cargada de alegrías. Especialmente para los galardonados, que uno a uno fueron agradeciendo a Juventud Taurina su esfuerzo por rejuvenecer la fiesta y por su apoyo a mantener viva la tradición. Los honores recayeron en: Tendido Joven de Valencia, premio a mejor asociación juvenil; Ricardo Gallardo, “vaquero mayoral” de Fuente Ymbro, premio a la mejor ganadería; el torero Serafín Marín y el periodista Paco March, premio a la afición catalana; Maximino Pérez, premio a mejor empresario del año; el torero mexicano Arturo Saldivar, en representación a un país fiel al toro; Josephine Douet, premio fotógrafo del año con su exposición sobre José Mari Manzanares y su cuadrilla; Alejandro Talavante, mejor faena de Zaragoza; Tendido Cero, mejor medio de difusión taurina; Juan José Padilla, premio a los valores de la fiesta; y José Mari Manzanares, premio al mejor torero de 2011.
Padilla: “El torero ha salvado al hombre”
La grave cornada que sufrió Juan José Padilla en el mes de octubre en Zaragoza no le ha retirado de los ruedos. Tampoco las secuelas de la cogida, que le impiden mover con normalidad el lado izquierdo de su rostro y por la cual ha perdido la visión de ese ojo. Está decidido a pisar la arena y recibir los honores del público. Nada ni nadie le va a mantener alejado de la plaza y quienes le conocen ni se plantean esta posibilidad.

“Mi mujer me ha apoyado en todo momento y siempre me ha animado a continuar haciendo lo que más me gusta, lo que me llena, lo que me mantiene vivo. Respeta mucho la profesión que he elegido y el amor y el entusiasmo que muestro hacia el mundo del toro, por eso jamás me diría nada sobre abandonar los ruedos”, dijo el diestro para Vanitatis visiblemente entusiasmado por formar parte del cartel de Olivenza en Badajoz. “El torero ha salvado al hombre”, sentenció Padilla humildemente demostrando su más sentida dedicación y sacrificio a un oficio digno solo para valientes. De ‘El Juli’ no quiso decir palabra, eso sí, como muchos otros.

Compártelo en Facebook

1 .- estoy viendo que no son tan valientes como delante del toro.....

soydeasturias

27/03/2012, 20:54 h.

 Responder

|

 Marcar como ofensivo

|

 Me gusta (0)

|

#

 
los más leidos los más leidos los más comentados los más enviados