Del rey Fahd a Sartorius: el centro Incosol cierra sus puertas en Marbella

Tags > Marbella

Del rey Fahd a Sartorius: el centro Incosol cierra sus puertas en Marbella

Exterior del centro Incosol, en Marbella. IC

@Amparo de la Gama (Marbella) - Sígueme en    Twitter  - 01/04/2012

Incosol no soplara este año las velas en su tarta de primavera. Este mes de abril cumpliría 39 años de existencia desde que el Marqués de Villaverde se pusiera sus primeras inyecciones en este centro de adelgazamiento, que durante un largo periplo ha sido el primer hogar del Rey Fahd, el spa favorito de Deborah Kerr, el centro de psicología de Isabel Sartorius, o los jardines donde Carmencita Martínez Bordiu se dio su primer beso de amor. Incluso Camilo José Cela escribió su último manuscrito en una de sus largas estancias en la clínica. 

Otro de los que colgó sus pinceles en Incosol fue el pintor Salvador Dalí. Luego le siguieron, el príncipe Rainiero de Mónaco y la princesa Grace Kelly. Muchos  elegían Incosol para lograr una figura más esbelta, como es el caso de la desaparecida Cristina Onassis; otros solo para mantener el tipo, como las ‘chicas OT’ Rosa López o Chenoa, y las menos, para pasearse por los photocall como Ana Obregón. 

Eran otros tiempos, antes de que se apagaran los brillos de la hoguera de las vanidades. El último cliente de Incosol ha sido un torero, Rafa Camino, que se ha sometido a una exhaustiva dieta de adelgazamiento y ha perdido 15 kilos para volver a los ruedos. Príncipes, reyes, toreros y escritores hoy lloran el cierre de este bastión de la jet set marbellí.

Sin parangón en el resto de Europa

El presidente del Grupo Jale, José Antonio López Esteras, se opone al cierre del hotel Incosol  y ha criticado el trabajo que han llevado a cabo los administradores concursales, "que desconocen la gestión empresarial". 

Desde que él tomó la dirección del establecimiento, se ha dejado la piel. "Incosol no es un simple hotel más o menos lujoso, es una institución médico-hotelera sin parangón en el resto de Europa. Son miles de pacientes los que han acudido y siguen yendo. Está internacionalmente reconocido como uno de los mejores Centros de Tratamiento de la Obesidad y los que vienen precisamente aquí no es buscando el lujo de sus instalaciones, que sí las tiene, sino por la clínica”.

Además, Esteras cuenta como anécdota que  “un presidente africano que llevaba 8 años viniendo, cuando se fue a otro hotel para probar, quiso nuevamente volver a nuestro establecimiento, lo que demuestra que es único en el mundo”, indicó. 

La estampa del edificio, dominando el paisaje en la zona de Río Real, se queda huérfano. Los cerca de 130 empleados seguirán en sus puestos de trabajo, aunque no haya clientes a los que atender ni viajeros a los que hospedar. De momento, por cese temporal.  “La propuesta de un ERE sería un fraude. Se estaría defraudando a la Junta de Andalucía. Para salvaguardar nuestra responsabilidad de complicidad en este acto, procederíamos a la correspondiente denuncia", señala el presidente del grupo Jale, propietaria del centro, José Antonio López Esteras.

Un comprador capitalista

Solo un comprador capitalista libraría de la quema a Incosol. El estandarte de los años dorados de la Costa del Sol de salud y belleza. Se han barajado nombres de firmas interesadas en la adquisición, aunque hasta ahora no se ha materializado ninguna oferta.

López Esteras asegura que el cierre del hotel sería "arbitrario, innecesario y perjudicial" para "pacientes, clientes, empleados, proveedores y acreedores". En la misma línea, se manifestó la alcaldesa de la localidad, Ángeles Muñoz: "Tenemos el objetivo de transmitir que los hoteles de Marbella son viables y los más rentables de España".

El concejal de Turismo, José Luis Hernández, también ha lamentado que el anuncio del cierre temporal se conociera a escasas horas de que comience la Semana Santa, una de las épocas en las que más viajeros visitan la localidad.

El grupo Jale presentó en los juzgados en septiembre de 2010 un plan de viabilidad para garantizar el funcionamiento del hotel, pero fue desestimado en mayo 2011. La empresa, sin embargo, recurrió la decisión al mes siguiente, que aún está pendiente de resolución. Lo que sí hizo el juez fue intervenir la gestión del complejo a través de unas medidas cautelares "que deberían haber durado no más de tres meses, pero que llevan activas 17" y ceder la administración del hotel a tres firmas internacionales, con las que, según López Esteras, solo se ha reunido una vez en cinco meses. Desde hoy Incosol ha pasado a ser historia, al igual que el albornoz blanco que Camilo José Cela portaba por sus jardines.

Compártelo en Facebook

1 .- El problema de sanidad en la costa es político. Desde que las consejerías de sanidad pueden dar permisos o quitarlos y los colegios están politizados hay una inseguridad jurídica constante. El presi del colegio de médicos sindicalista, Bermudo el de dentistas ni se sabe, aunque se dedica a denunciar a compañeros a sanidad. La delegada de sanidad para la provincia era una enfermera ahora de baja y su plaza sin ocupar. Incosol fué denunciado hace años por aplicar tratamientos de quimio sin permiso sanitario que supongo los otorgaba la enfermera.

gaucho

01/04/2012, 15:26 h.

 Responder

|

 Marcar como ofensivo

|

 Me gusta (0)

|

#

 
los más leidos los más leidos los más comentados los más enviados