Viernes, 12 de octubre de 2012

EL CONFIDENCIAL

EDICIONES ANTERIORES

· ARCHIVO

noticias

Las razones por las que la baronesa Thyssen no vio a su tercer nieto

Baronesa Thyssen Thyssen

Las razones por las que la baronesa Thyssen no vio a su tercer nieto

La baronesa Thyssen, durante su visita a la Ruber Internacional (I.C.)

Paloma Barrientos - Sígueme en    Twitter  - 12/10/2012

Borja y Blanca se enteraron a través del programa de Anne Igartiburu (TVE) de que Carmen Cervera se dirigía a la clínica Ruber Internacional de Madrid la tarde de este miércoles para conocer al nieto recién nacido. No tenían ni idea de la decisión de la baronesa, entre otras cosas porque desde hace dos años no mantenían ningún tipo de relación ni verbal ni escrita. Y por eso ni siquiera avisó de que iba.

Hay por medio varios desencuentros personales y legales que incluyen denuncias por robo y reclamaciones hereditarias, como es la reclamación por parte de Borja de dos cuadros que le regaló su padre adoptivo el barón Thyssen. Por eso la sorprendente visita de su madre le pilló absolutamente por sorpresa. Poco antes de que la presentadora de +Gente iniciara el bloque de Corazón, mantuvo una charla telefónica con Blanca, que a pesar de haber dado a luz tres horas antes, se encontraba perfectamente, como así se lo comunicó.

A esa hora, las ocho de la tarde, Carmen Cervera no había dado señales de vida, ni telefoneado a los recién estrenados padres, ni enviado ningún mensaje por terceros. De ahí el desconcierto cuando se comunicó en directo que la abuela se dirigía al hospital acompañada de Antonio Salcedo, que siempre ha mantenido una relación cordial con Borja, al que conoce desde que nació.

Una vez en el hospital, y como adelantó Vanitatis en exclusiva, fue Borja el que salió al encuentro de su madre. Tita y Borja se fundieron en un abrazo. Fuentes del entorno de la familia aseguran que ambos estaban muy nerviosos. Minutos después entraron en una habitación anexa donde estuvieron reunidos durante una hora y media.

Y las razones para que la baronesa no viera al nieto ni a Blanca son de índole afectivo. Aún hace falta tiempo para que las aguas vuelvan a su cauce. Borja ya dijo en su momento que los problemas con su progenitora se arreglarían el día que “mi madre respete a mi mujer”. Llegar al hospital sin un consenso previo, enterarse por la televisión de la visita sin que en ningún momento ni su madre ni nadie de su entorno directo les preguntara si estaban preparados para este encuentro, fueron razones suficientes para que Borja prefiriera hablar con su madre a solas.

Y la decisión la tomó el propio Borja, según informan fuentes del entorno. Blanca no se opuso a que Tita viera al nieto y dejó en manos de su marido la elección. El hijo consideró que este era un primer paso para empezar a curar heridas, pero que de la noche a la mañana no se puede hacer borrón y cuenta nueva, “sobre todo por el sufrimiento que hemos padecido”. Como en la película Casablanca, seguramente la visita maternal ha sido el principio de un nuevo camino que los Thyssen/Cuesta han empezado a recorrer.

álbum

La baronesa Thyssen visita a su tercer nieto en el hospital

Acude a la Rúber Internacional para conocerlo
Compártelo en Facebook

Noticias Anteriores

La crisis del sector acaba con la revista ‘InTouch’

La crisis del sector acaba con la revista ‘InTouch’

Daniel Jabonero

Otra que dice adiós. La crisis publicitaria en los medios de comunicación y la bajada de ventas en los medios impresos se ha llevado a InTouch por delante. El cierre de la revista es uno de las consecuencias que ha desencadenado...

los más leidos los más leidos los más comentados los más enviados