Sigue esta sección:
NOTICIAS

Piden 600.000 euros por las fotos de la primera boda de la princesa Letizia con Alonso Guerrero

600.000 euros. Ese es el precio que piden por las fotos de la primera boda de la princesa de Asturias con el novelista Alonso Guerrero. Sálvame
Fecha
Tags
    600.000 euros. Ese es el precio que piden por las fotos de la primera boda de la princesa de Asturias con el novelista Alonso Guerrero. Sálvame ha emitido este lunes un especial sobre el material fotográfico que un familiar cercano al que fuera marido de Letizia Ortiz ha intentado vender al espacio televisivo. Se trata de cuatro instantáneas, que el programa ha recreado, ya que el precio era “demasiado elevado”, tal y como ha manifestado su presentador. En dos de ellas, los novios, ya convertidos en marido y mujer, aparecen en la puerta del Ayuntamiento de Almendralejo (Badajoz), donde se casaron el 7 de agosto de 1998 en el salón de plenos. Las otras dos, con sus respectivos padres, en el salón El Paraíso, donde celebraron el banquete, que no superó los cien invitados. Ahora, quince años después de las primeras nupcias de la que está llamada a ser reina de España, las fotografías de aquel momento vuelven a estar de actualidad. Aunque, en verdad, desde que se casó con el príncipe Felipe su vida anterior con el que fuera su profesor de Literatura ha suscitado siempre mucho interés.
    A pesar de que dicen que la propia Letizia pidió que se retirasen las imágenes de su primera boda al contraer matrimonio con don Felipe, la leyenda en el pueblo es que muchos de los asistentes todavía guardan bajo llave las instantáneas. De lo que no cabe duda, es que el primer enlace de Letizia Ortiz forma parte de la historia reciente de Almendralejo, que muchos recuerdan. La actual princesa lucía un vestido blanco, firmado por Victorio y Lucchino, según contaron entonces personas cercanas a la pareja, que compró en Madrid con su sueldo de periodista. Tal y como han relatado desde el programa de Telecinco, del cabello se encargó una peluquera local, que le hizo una trenza. En cambio, otras fuentes apuntan que llevaba el pelo suelto, adornado levemente por un tocado. De los motivos florales, la floristería Lady. Eso, sin duda. Letizia llevaba un pequeño ramo de margaritas, “porque era muy discreta”, según ha contado su propietaria. Tan discreta que pasó la noche de bodas con su ya marido en el Hotel Espronceda, de tres estrellas, en una suite nada lujosa. Manuel Jesús Morán, del PP, se encargó de oficiar la ceremonia civil.
     
    Es precisamente una de las concejalas del Partido Popular en Almendralejo, quien le contó hace un tiempo a la periodista Pilar Eyre la preocupación de Alonso Guerrero, nada proclive a aparecer en prensa, con respecto a la publicación de dichas imágenes, cuando Letizia decide convertirse en princesa de Asturias en 2004. “El mismo Alonso me explicó que el día antes de que la Casa Real anunciara el compromiso, llamó uno a uno a sus tíos, primos y demás invitados que habían estado en su casamiento y les dijo: mañana pasará tal cosa, para vuestra propia tranquilidad os sugiero que no contestéis preguntas de periodistas y que queméis o eliminéis fotos y recuerdos del día de mi boda con Letizia… no os digo que los escondáis en un cajón, sino que los destruyáis”, afirma la periodista que transcribe su conversación con este miembro del Gobierno de la ciudad extremeña. Eyre va más allá. “Indago y me cuentan que cierta revista sí compró unas fotos de Letizia algo más gordita y con un traje pantalón color crema posando con unos parientes de Alonso a los que coge del brazo. Y que la citada revista las guardó en ese mítico cajón de las exclusivas”. El tema de las fotos de los primeros desposorios de Letizia, en efecto, no es nuevo.

    La anterior vida de la princesa

    Sin duda alguna, la vida anterior de la Letizia actual, sigue abrumando a propios y extraños. De ahí que el expediente de divorcio esté guardado en los Juzgados de Arganda del Rey en una caja fuerte con una cerradura de seis borjas, otra de tres discos y más de un millón de combinaciones de cuatro números bajo 600 kilos de acero laminado en frío, regalo de Alfredo Prada, vicepresidente segundo y consejero de Justicia e Interior de la Comunidad de Madrid. Tan solo tres días después de que se produjera el anuncio oficial, en plena noche de un sábado, su ex era portada de El Mundo. “Les deseo mucha suerte”, manifestaba éste. La sorpresa en Zarzuela fue mayúscula. Habían llamado uno por uno a los ex de Letizia para instarles a permanecer mejor callados ante las previsibles preguntas de la prensa. Y así sucedió. Con sus ex, que fueron perseguidos por reporteros y fotógrafos durante días, y también con sus familiares. Tan solo horas después de que se hiciera oficial el chascarrillo que lanzó Terelu Campos en su programa de Telemadrid, Jesús Ortiz era carne de cañón en Salsa Rosa y Telma, invitada estrella- eso sí, vía telefónica- de Iñaki Gabilondo. Luego, se hizo el silencio. Para todos.
    Quienes conocen a la Letizia pre-princesa, afirman que no fue nada fácil separarse tan solo un año después de casarse con Guerrero, con el que salía desde hacía cerca de diez años. Lloraba mucho. Su trabajo en CNN Plus terminó con su vida marital. Se levantaba todos los días a las dos y media de la mañana en su apartamento de Rivas Vaciamadrid. Luego la mandaron a Afganistán. Y así, doña Letizia fue creciendo en lo profesional. Con lo que soñó desde siempre. Desde que, siendo una recién licenciada, viajó hasta México para vivir la realidad periodística del país. De ahí, donde trabajó como azafata de una marca de tabaco, hasta codearse con lo más granado de la profesión en Madrid. Hasta conocer al que ahora es su marido en una cena en casa de Pedro Erquicia. Al menos, esto reza la versión oficial. Las oficiosas también existen. Pero de lo que no cabe duda es que Letizia Ortiz decidió romper con su vida anterior. Y se entregó a la causa monárquica. Por eso, los años previos a entrar en Zarzuela siempre darán que hablar. Desde entonces, Letizia escribe el reportaje sobre su vida que nunca verá la luz. Al menos que María Teresa Campos nos haya engañado a todos.
    Noticias
    Comparte en:
    Sigue esta sección:
    #32
    Compartir
    No entiendo porqué me censuran el comentario.
    EC cada día está peor y funciona peor.

    Paso de volver a comentar que la gente no sabe ni leer pero en fin. Ahí dejo mi crítica al soporte técnico de este medio.
    Ampliar comentario
    #31
    Compartir
    Las razones de tanto secretismo y de que los invitados a la primera boda de la lety, &034; Para su tranquilidad &034; debían destruir,que no guardar,todas las fotos, denota la inseguridad de esta monarquía y el celo en guardar las apariencias dada la fragilidad de esta corrupta institución. La lety es una trepa y su segundo marido un tipo simple y mediocre,caprichoso y engreido incapaz de hablar con soltura en público si no tiene un papel delante. Estas fotos tarde o temprano saldran a la luz pública a no ser que Hola,revista repugnantemente monárquica,las compre para sacarlas de la circulación pero siempre quedara alguna copia porque no se le pueden poner puertas al campo. Con esta boda el segundo marido de la lety ha vulgarizado la monarquía que si ya de por si es algo anacrónico,desigualitario e injusto, si pierde su razón de ser, al no respetar sus normas dinásticas,se convierte en una absoluta tomadura de pelo a los españoles. Pero al segundo marido de la hortera de la lety y a Borbón padre, lo único que les interesa es medrar en el cargo, para forrarse teniendo poder e influencia.Por eso no les disgustaría una confederación de estados ibéricos con tal de seguir en la poltrona.
    Ampliar comentario
    #30
    Compartir
    Me han borrado hoy todos mis comentarios en varios artículos a pesar de que no insultaba a nadie.Escribo ahora a ver si aún me están censurando.
    Ampliar comentario
    #29
    Compartir
    14

    ¿De la segunda mano????????

    Y de la octava, y la novena, y la décima ...

    Ampliar comentario
    #28
    Compartir

    De Salones Paraiso a celebración en el Palacio de Oriente. Del Hotel Espronceda de 3* al Palacio de la Zarzuela y a las islas Fidji.

    Y luego nos extraña que sea una soberbia y una estirada. Típica reacción de nueva rica.

    Si ya lo dice la sabiduría popular: no sirvas a quien sirvió...

    Ampliar comentario
    #27
    Compartir
    Es de traca. Menuda monarquía tenemos... parece la cossa nostra esto de la ley del silencio impuesta por la casa real. Si no hay nada malo no se para que silenciarlo todo. Y lo que ya es de partirse es la versión esa de que se conocieron en una cena. Se conoce que comprar novia en la teletienda aunque esté viviendo con otro [no el ex marido]. Si todas esas cosas no importan, no deberían ocultarse. Pero claro, tienen derecho a su intimidad, patatin, patatan. El rey salvador de la democracia... jua, jua, vamos que en el 23F el rey no estaba metido hasta el fondo... la que le lió a Armada, como jugó con él, y con su padre Don Juan, y con Adolfo Suarez... Este de cazar salve un rato y de comisiones a los arabes, a KIO, a la expo y demás... que leches. Esto hay que refundarlo y la monarquia fuera.
    Ampliar comentario
    #26
    Compartir
    Una cifra mareante la de este articulo, me refiero a la factura telefónica para llamar a los ex e instarles a que mantuvieran la boca cerrada.
    Por otro lado yo no invertiria un duro en las fotos de algo que todos sabemos que ocurrio, lo invertiria en investigar cuentas en paraisos fiscales y ese tipo de informaciones que desconocemos.
    Ampliar comentario
    #25
    Compartir
    ¿600mil eurazos? quien quiere ponerlas en circulación además de poca dignidad es un iluso. Aunque...bueno, dada la talla intelectual que tenemos,igual hay algún tolai se los da.
    Ampliar comentario
    #24
    Compartir
    Curioso pais este, en el los corruptos son respetados y gozan de gran prestigio y aceptación popular y a una persona se la descalifica porque tal vez celebro su boda en un restaurante de carretera.
    Menuda mierda de pais teneis.
    Ampliar comentario
    #23
    Compartir
    14 Las cosas usadas a veces son mejores que las nuevas. Yo nunca compraría un caballo que no hubiera sido montado con anterioridad.
    Ampliar comentario
    #22
    Compartir
    Antes de dar un ?? a nadie que quiere solo hacer daño y ganar dinero, la casa Real tenia que dar una foto de la princesa de esa boda , asi les fastidia el negocio a los especuladores, a los sinverguenzas se les corta la hierva debajo de los pies.
    Ampliar comentario
    #21
    Compartir
    Bueno y digo yo, porqué tratan de limpiar un pasado, ¿¿Acaso por no publicar sus fotos o guardar bajo siete llaves su sentencia de divorcio va a ser mejor persona o va a ser otra persona...??? Tiene un pasado y ese pasado siempre planeará sobre ella, y siempre amenazará las utópicas perfecciones de las que creen disfrutar los miembros de la familia real...
    Letizia no es perfecta, al revés cada vez es más imperfecta pues quiere cambiar hasta su físico..pero su pasado no se puede cambiar y ese acabará tentando a alguna persona para salir a la luz...
    Ampliar comentario
    #20
    Compartir
    Las fotos de su anterior matrimonio deberian ser publicas puesto que ella es una persona publica y vive para representar a los españoles. Al menos asi nos han vendido la moto de la monarquia.
    Su pasado si que importa, que se lo digan a todos los candidatos a presidente en Estados Unidos y sus señoras si importa o no. Y mas aun cuando la representacion del pais es de por vida. La gente veo que tiene demasiada manga ancha, y asi va al pais, mirando hacia otro lado cuando hay enchufes, corrupcion, amiguismos, injusticias,.....menuda m..de pais que tenemos.
    Cuanto ha costado al erario publico tapar el pasado de esta elementa?
    Lo peor que el lumbreras del marido la presento como activo y ha salido mas rana que él mismo.
    Ampliar comentario
    #19
    Compartir
    Mensaje eliminado por incumplir las normas de la Comunidad.
    Ampliar comentario
    #18
    Compartir
    Nadie debe avergonzarse de nada,excepto de haber cometido algún delito y aún ni eso si ya lo pagó.No entiendo esa manía de ocultar el pasado de Letizia.Si uno pide 600.000 euros seguramente encontrarán otros muchos que por menos dinero las querrán o podrán vender.Que la crisis les puede llevar a algunos a hacerlo.De todos modos ,no encuentro ningún interés en ver esas fotos.Ya que sabemos que se casó,que no es una sorpresa.
    Si se leen las biografías de algunos personajes reales actuales o fallecidos, sí que tienen muchas cosas que ocultar de su pasado.
    Ampliar comentario