NOTICIAS

La duquesa de Alba ya se recupera en Sevilla y el sábado se va de boda

A mediodía de este martes, la duquesa de Alba llegaba a Sevilla en un vuelo procedente de Roma. Por fin el especialista que la operó de
Foto: La duquesa de Alba ya se recupera en Sevilla y el sábado se va de boda
La duquesa de Alba ya se recupera en Sevilla y el sábado se va de boda
Fecha

A mediodía de este martes, la duquesa de Alba llegaba a Sevilla en un vuelo procedente de Roma. Por fin el especialista que la operó de su rotura de fémur le dio de alta con el visto bueno, eso sí, del doctor Trujillo y Munaiz. Los dos profesionales la han tratado desde hace años y se saben de memoria el historial médico, además de conocer sus estados de ánimo. Como no hizo falta escayolarla, pudo ir reclinada en el avión y para su traslado no hizo falta camilla, sino sólo una silla de ruedas. Acompañada de su marido, Alfonso Díez, y de la fiel Lola, su secretaria para todo, la duquesa hizo el trayecto en business sin mayores complicaciones. Sólo toma calmantes cuando siente dolores.

Dicen que la duquesa es una buenísima enferma cuando se trata de aceptar los tratamientos, pero demasiado impaciente cuando ya considera que se encuentra bien. En este caso, las opiniones de todos los médicos fueron unánimes y coincidieron con los deseos de la protagonista, que quería estar en su casa sevillana lo antes posible.

La operación para recomponer el fémur fue un éxito. Y, aunque la anestesia fue total y tuvieron que implantarle unos tornillos, su recuperación ha sido buena. No va a necesitar intervenciones futuras y sí una importante y dura rehabilitación, que ya empezó en el hospital romano. Cayetana, que mantiene hasta en los momentos más duros el sentido del humor, comparó su  tratamiento de fisioterapia con el del Rey. “Ahora estamos a la par”, dijo.

Hasta el palacio de Dueñas irán llegando los amigos y muy posiblemente los diseñadores Victorio y Lucchino, que son los encargados de vestirla para la boda del hijo de Carmen Tello y el marqués de la Motilla, que se celebrará este próximo sábado. La duquesa está empeñada en asistir y todo depende de lo que le aconsejen sus doctores. Lo que sí es seguro es que no acudirá a la a iglesias de El Salvador donde se celebrará la liturgia religiosa. Allí estará representada por su marido Alfonso Díez, que ejercerá de testigo. En cambio, tiene muy claro que no se perderá la cena y fiesta en el palacio que tienen los Solís en la calle Cuna.

#4
Compartir
Vale MPP, tienes razon pero mira en google y veras que si pones &034;rotura de cadera&034; es lo que se entiende por la rotura del femur en sus tres distancias. Mi vecina estuvo el primer mes que no aguantataba sentada mas de 15 minutos.
Ampliar comentario
#3
Compartir
Para 1 y 2: Que no se ha roto la cadera, que se ha roto el fémur!
Ampliar comentario
#2
Compartir
Se las prometía felices la mariquita vieja
Ampliar comentario
#1
Compartir
Pues me encantaria que asi fuera y pudiese ir de boda. Una vecina mia, menor que la duquesa se rompio la cadera hace dos meses y malamente anda con el taca-taca todavía.
Ampliar comentario