Sigue esta sección:
NOTICIAS

Manolo Santana se casa por cuarta vez sin la presencia de sus hijos

Los trámites burocráticos que impedían que el extenista Manolo Santana y Claudia Rodríguez no pudieran culminar sus deseos de boda, finalmente han sido resueltos. La pareja
Foto: Manolo Santana se casa por cuarta vez sin la presencia de sus hijos
Manolo Santana se casa por cuarta vez sin la presencia de sus hijos
Fecha
Tags

    Los trámites burocráticos que impedían que el extenista Manolo Santana y Claudia Rodríguez no pudieran culminar sus deseos de boda, finalmente han sido resueltos. La pareja ha celebrado para la ocasión un gran festín por todo lo alto en la Vega del Colorado, en una villa de lujo propiedad de Juan Luis Balmaseda, abogado de la novia además de ser el representante legal de la alcaldesa de Marbella, Ángeles Muñoz. De hehco, ha sido la edil la encargada de oficiar el enlace. Los invitados estaban convocados a las nueve de la noche de este viernes, pero de los 150 asistentes que se esperaban ya se han borrado de la lista rostros conocidos como Rafa Nadal o Carlos Moyá, entre otros muchos. De hecho, entre los familiares también ha habido grandes ausencias y tan sólo Christian, el hijo de la novia, ha presenciado el gran acontecimiento.

    La semana pasada, Vanitatis se acercaba a Claudia en un evento de Channel en la joyería de Gómez y Molina para preguntarle en qué punto se encontraban sus planes de boda. Ella, todo sarcasmo, remitió a Hola para cualquier información, presumiendo de la exclusiva que le ha concedido a la revista. De hecho, durante el ágape del evento se estaban ultimando los detalles del reportaje que la pareja ha realizado este viernes a puerta cerrada con el fotógrafo de la citada publicación.

    Eso sí, para regalarle un pequeño titular a los periodistas presentes en el acto público y a los que se les había negado cualquier detalle de su enlace matrimonial, Claudia presumió de marido. La colombiana mostró su mejor sonrisa mientras cogía del moflete a su amado: “Pero no veis cuanto nos queremos”. Y para aquellos que aún dudan de su amor, la reciente esposa del extenista actualizó su estado personal del WhatsApp con un directo “siempre te amare” refiriéndose a Santana, veinte años mayor que ella.

    “Su mujer; con o sin papeles”

    Su boda ha sido una de las más rumoreadas de las últimas semanas. No pudieron contraer matrimonio en Wimbledon al carecer de un documento necesario, según confesó en su momento la propia novia. Pese a todo, la espera ha llegado a su fin y Manolo y Claudia ya son marido y mujer. Como testigos de su enlace, tan sólo amigos de la colombiana han acudido a arroparlos, los mismos que la siguen a los saraos que ella organizan en el Raquets Club. Estos son Tomás Olivo o Szekely, pero pocos rostros conocidos para rellenar las páginas de la revista que albergará la exclusiva el próximo miércoles.

    No obstante, la boda era un mero trámite, puesto que Claudia tenía muy claro que Manolo era su esposo antes de darle el ‘sí, quiero’, como así se refleja en su espacio personal de Facebook donde se puede leer que está casada desde el 10 de junio de 2005: “Siempre me he sentido su mujer, con o sin papeles. Nuestra vida es una complicidad total en todos los sentidos. Siempre juntos y enamorados como el primer día", reconocía.

    Las otras mujeres de Santana  

    Otti Glanzielus, la tercera esposa de Manolo Santana, una modelo sueca que dejó todo en el país nórdico para estar al lado de considerado como uno de los mejores deportistas de todos los tiempos, no ha querido estar en Marbella durante estas fechas. Ella misma contó hace unos días a Vanitatis que no quiere saber nada del cuarto matrimonio del tenista con la que fuese una de sus mejores amigas hasta que, según ella, la traicionó: “No me importa nada que se case Manolo o lo que haga con su vida. Yo estoy al margen de todas esas cosas desde hace mucho tiempo”, confesaba. Pero Otti no es la única que no desea ver a Claudia, puesto que ella no dudó en declarar en su momento que “ellas le habrán tenido, pero se morirá a mi lado”.

    La primera mujer del deportista fue Fernanda Dopeso. Con ella tuvo cuatro hijos: Manuel, con el que escribió sus memorias, Beatriz, dedicada al cine y al mundo de la interpretación, Borja y Bárbara. En 1980, la pareja decidió poner punto y final a su matrimonio a pesar de que su hija menor todavía era una niña.

    Más tarde llegó el polémico matrimonio con Mila Ximénez, que causó un gran revuelo en la época. En 1984 nacía Alba, la única hija del matrimonio y en cuya boda el tenista ejerció como padrino. Pese a esto, ella no ha podido ser partícipe del gran día de su padre –aunque éste sea el cuarto en su historial- y no ha asistido a la ceremonia. El motivo de su ausencia se debe a que se encuentra en Holanda y no comulga del todo con la actual forma de vida de su progenitor. Condición que le acerca a sus hermanos, que tampoco mantienen una estrecha relación con su padre. Pese a todo, Alba siempre fue la más cercana de todos y compartió varias temporadas de convivencia con Manolo y Otti en la casa de Nueva Andalucía hasta que contrajo matrimonio. Esto se debía a que Mila Ximénez prefirió que la niña se educase en un internado de Suiza, al que su padre podía hacer frente económicamente dada su privilegiada situación.

    Noticias
    Comparte en:
    Sigue esta sección:
    #8
    Compartir
    Ampliar comentario
    #7
    Compartir
    5 a eso se le llama MENOPAUSIA MASCULINA [principios de Alzheimers]. se les vuelve el cerebro agua y no quieren reconocer que se han hecho viejos... y encima piensan que llevando a una mucho mas joven al lado le hace mas joven?!!!
    Ampliar comentario
    #6
    Compartir
    cuantas veces se ha casado ya? a ver si este dura.
    Ampliar comentario
    #5
    Compartir
    En una cosa sí estoy de acuerdo con otra forera: Santana chochea. Tenía una dama a su lado, Otti, y la cambia por una señora feísima de dudosa reputación a la que le gusta más una cámara que un bizcocho...jajaja, qué patéticos son algunos &034;astros&034; cuando envejecen
    Ampliar comentario
    #4
    Compartir
    Ampliar comentario
    #3
    Compartir
    Esta mujer no es la que dice que en su país se encarga matar por 150
    Ampliar comentario
    #2
    Compartir
    Decir, que Santana, morirá en sus brazos, es un tanto arriesgado
    Ampliar comentario
    #1
    Compartir
    Bochornoso el reportaje en Wimbledon de la revista Hola, donde la Señora hacía poses de vedette viejuna que dan repelús, sumando la ridiculez a la fealdad. A esta dama le gusta más salir en las revistas que el café con leche. Y siempre hay que desconfiar de las &034;señoras&034; que le levantan el marido a sus &034;mejores amigas&034; en las narices...
    Ampliar comentario