DONARON DINERO O APOYARON LA CAUSA

De Beatriz Rico a Ana Pastor: los famosos engañados por los padres de Nadia

Vanitatis habla con los rostros populares que, de una forma u otra, se han visto implicados o afectados en la estafa orquestada por los padres de la pequeña

Foto: Algunas de las famosas que se solidarizaron con Nadia (Fotomontaje: Vanitatis)
Algunas de las famosas que se solidarizaron con Nadia (Fotomontaje: Vanitatis)

Media España lleva días hablando del caso de la niña Nadia Nerea. Desde que se descubriese que su padre, Fernando Blanco, estaba implicado en casos de estafa y había hecho un negocio de la enfermedad de su hija de once años, la tricotiodistrofía, el país ha visto cómo un juez dictaba prisión provisional para él por la estafa de las donaciones para la pequeña, hallando relojes o electrodomésticos de alta gama en sus registros. También quitando a sus padres la patria potestad de la propia Nadia. Y si este breve recuento de los hechos ha sorprendido a toda la sociedad, más sorprendidos aún están aquellos famosos que, de una forma u otra, colaboraron y pusieron cara al drama de la niña. Los que participaron en un calendario solidario para Nadia en diciembre de 2013, por ejemplo, tienen mucho que decir. Vanitatis se ha puesto en contacto con la mayoría de ellos y con otros famosos implicados en el tema de forma colateral. La reacción de todos ellos oscila entre la indignación, el temor a que el caso afecte a la credibilidad de otros niños necesitados de ayuda o la sorpresa.

De Beatriz Rico a Ana Pastor: los famosos engañados por los padres de Nadia

“Es lo más bajo que me ha pasado en toda mi carrera”, asegura a este medio Roberto Leal. Otra afectada, Ana Pastor, presentadora de La Sexta, nos remite a un artículo en el que explica todo el tema y su implicación personal, que también incluyó participar en el tema del calendario. “Pido perdón, por supuesto. Yo misma hice una columna sobre una rueda de prensa del padre. Estuve sentada junto a Nadia”, explicaba, añadiendo a este medio que “era algo impensable”. Otros, como Lidia San José, se encuentran extrañamente “fascinados” por la patraña de los progenitores de la niña. “Como actriz es fascinante… El padre hablaba con tanta seguridad y sin ningún remordimiento de todo esto... ¿Cómo se puede tener tanta cara?”. Desde luego, nadie mejor que la propia Lidia para hacer un 'flashback' a aquellos días en los que un grupo de famosos se reunían para posar y recaudar dinero para la pequeña enferma.

Hotel Óscar, Madrid, diciembre de hace tres años. Los fotógrafos van y vienen, y Nadia, una niña “hiperactiva y encantadora” según los que compartieron plano con ella, permanece atenta a su padre, que vigila con cuidado cada uno de sus movimientos. Otro padre, el de Lidia San José, es el encargado de contactar, llevar y traer a muchos de los que colaboran ejerciendo su papel de mánager. El objetivo es elaborar un calendario solidario para Nadia, “que nunca llegó a hacerse”. El empeño, pues, se frustra y supone una primera pista de que tras la recaudación solidaria hay algo raro.

[Lea aquí: Los presentadores piden perdón por 'no contrastar' el caso Nadia]

La protagonista de 'Paquita Salas' rememora muchas de las frases que Blanco lanzaba esos días con la mayor tranquilidad mientras se hacía la sesión. “Nos dijo que Nadia, seis meses atrás, ni siquiera podía andar. La madre estaba delante. 'Mírala cómo corre ahora', nos dijo”. Lidia nos cuenta la especial implicación de su padre, que estuvo trayendo a actores al Hotel Óscar y al Palace durante tres o cuatro días. Si hubo un programa especialmente implicado en el asunto, ese fue 'Espejo Público'. Susanna Griso fue una de las que pasó por la terraza del Óscar para compartir rato y foto con Nadia. También Roberto Leal, que por aquel entonces formaba parte del equipo y que, al hablar con Vanitatis, se muestra indignado como periodista, aunque no arrepentido de su buena voluntad. “Fue un gol por la escuadra. Como persona me siento engañado, pero como periodista me arrepiento de no haberlo comprobado y haber sido más riguroso”.

Un “colectivo protagonista”… a su pesar

Cristina Tárrega, que también pidió ayuda y participó en la causa de Nadia desde 'El programa de AR', coincide en asegurar que “por no contrastar hemos hecho un daño tremendo. En el vídeo que hicimos, la niña se tira a mis brazos. Fue enternecedor. Reconozco que la he cagado y debería haberlo contrastado. Entono el 'mea culpa”. Hay famosos a los que este tema toca de forma especial. Una de ellas es Isabel Gemio. Pese a que la extremeña nunca llegó a mantener contacto con Nadia, su opinión sobre el asunto es crucial, ya que ella preside una fundación para la investigación de distrofias musculares y otras enfermedades raras que estos días, para más inri, celebra su Fin de Semana Solidario. Gemio asegura a este medio que “lo raro es que aún no se haya hecho público el estado de salud de la niña” y que, “afortunadamente”, en su programa radiofónico jamás entrevistaron al padre. “Los medios hemos caído en este engaño que tanto daño hace por buena fe, no me cabe duda. Me duele que este colectivo esté siendo protagonista en los medios, que muchas veces nos ignoran, por algo tan dramático”, añade la periodista, que tiene un hijo con distrofia muscular.

De Beatriz Rico a Ana Pastor: los famosos engañados por los padres de Nadia

Otro rostro decepcionado que también participó en el calendario es el de Miriam Díaz Aroca, que por voz de su representante nos asegura que está “decepcionada” y que le da “pena que se juegue con la salud de los niños”, aunque, como su excuñada Belinda Washington, se niega a entrar en detalles sobre la polémica. “Ya me han llamado y no quiero decir nada del tema”, nos cuenta la segunda, con un claro tono de decepción. Recabando opiniones hay una máxima que se repite en todo momento cuando todos responden que “la niña no tiene culpa de nada”.

La necesidad de caridad, ¿la verdadera culpable?

Beatriz Rico comparte al cien por cien ese último punto. “La auténtica víctima de todo esto es Nadia y no nosotros”. Ella también posee recuerdos vivos del día en el que prestó su rostro a una estafa sin saberlo, de aquel día en el que se prestó a las fotografías solidarias para el calendario y pudo ver a un Fernando Blanco que “no dejaba de darle besos y abrazos a la niña. Se le veía entregadísimo a la causa y preocupado. Desde que llegué a hacer las fotos me habló sincero y entregado. Yo creo que tengo bastante psicología con la gente y no noté nada raro. Nos dio las gracias mil veces y nos dejó con el corazón encogido”, rememora, sin sospechar que, tal y como está revelando la investigación, Blanco y su mujer solo dedicaron 2.000 euros a los fármacos de su hija.

 Lidia San José junto a Nadia (YouTube)
Lidia San José junto a Nadia (YouTube)

La actriz tiene opinión propia acerca de por qué se llegan a producir este tipo de estafas. “Esto ocurre cuando no existen ayudas oficiales y hay que tirar de la caridad popular. Es entonces cuando puede aparecer la picaresca”. Como muchos de sus compañeros, Beatriz jamás se planteó que la estuviesen utilizando para cometer un engaño colectivo. “Alrededor de la niña ya había entonces una gran campaña mediática. Uno ni se planteaba que fuese mentira. De todas formas no me entra en la cabeza que unos padres utilicen a su hija para eso”, dice con cierta pena.

Otra engañada fue Carmen Lomana. Aunque ella no llegó a participar en el calendario solidario, sí que donó 1.000 euros nada más conocer el caso en 'Espejo público'. “Ni me planteé que aquello fuese un cuento chino. Cuando el padre decía que se había quedado sin trabajo por cuidar a la niña me lo creí totalmente. No me arrepiento de haberlo hecho. A veces pienso que el padre empezó todo esto con buena voluntad y después vio que aquello era un chollo. Es tan retorcido y tan cruel que cuesta creerlo”. Al contrario que Rico, ella no cree que sea la falta de ayudas oficiales sea la que acaba sacando a relucir lo peor del ser humano. “En todos los países hay una serie de carencias que al final las cubre la sociedad civil. El presupuesto del Estado no da para tanto o, al menos, no como está diseñado, con esta infraestructura de gastos en puestos que no son realmente necesarios”. A Lomana le encantaría saber si, finalmente, “a la niña la han operado o no. Esa es otra cuestión importante”.

La desconfianza, la peor consecuencia del caso

Tan importante como la salud de Nadia, víctima de la gran mentira de sus padres, es la consecuencia que pueda traer un caso tan controvertido. La más preocupante, la desconfianza de la gente. “Espero que esto no rompa ese cristal frágil de la confianza porque hay muchos niños que necesitan ayuda”. Beatriz Rico también comparte esa opinión. “Siento miedo de que haya desconfianza o que haya gente que se agarre a esta estafa para justificar el no colaborar. Eso me daría muchísima pena”, asegura la actriz, que colabora con varias organizaciones dedicadas a mejorar la salud de niños aquejados de enfermedades raras. La que lanza una opinión más positiva sobre el tema es Isabel Gemio. Nos cuenta que, en cierto modo, esto servirá para que la gente se informe más del destino de su dinero. “Con este caso hemos recibido más llamadas que nunca en nuestra fundación. Creo que aquella persona que de verdad tenga voluntad de ayudar a aquellos que lo necesiten no va a dejar de hacerlo por este caso”.

De Beatriz Rico a Ana Pastor: los famosos engañados por los padres de Nadia

Gemio, además, se reafirma en la necesidad de que existan proyectos de investigación y fundaciones como la suya, para que los controles estén garantizados. “En una fundación es imposible que esto ocurra porque hay un patronato, un comité científico y todo tiene que aprobarse. Es una ayuda a largo plazo, no a corto, para que se siga investigando, porque si no fuera por las donaciones privadas, no se donaría absolutamente nada. Las estatales han bajado muchísimo”.

Tras hablar con ellos, la pregunta es evidente. ¿Y ahora qué?, ¿qué se puede decir cuando han utilizado su popularidad en favor de una causa solidaria para enriquecerse? Muchos de los consultados para este reportaje repiten una y otra vez que, para ellos, el gran daño es que no volverán a ver a Nadia. Otros tantos, como Roberto Leal, van a seguir haciéndose muchas preguntas. “Cuando todo esto empezó a salir en los medios llamé al padre, le mandé un mensaje, y todavía estoy esperando”. Lo que no esperaban ni él ni muchos de los que han seguido el caso minuto a minuto es que “unos padres utilizasen a su hija para algo así”; una niña inocente que, en medio de este demencial caso de estafa, es la única luz en medio de mucha oscuridad.

¿Tienes un dispositivo móvil iOS o Android? Descarga la APP de Vanitatis en tu teléfono o tablet y no te pierdas nuestros consejos de moda, belleza y estilo de vida. Para iOS, pincha aquí, y para Android, aquí.

Noticias

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
9 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios