así se mueve la noche sevillana

Ellos mandan en los garitos a los que irás entre procesión y procesión en Sevilla

Flamenco en el tablao de la 'hermanísima' de Vicky Martín Berrocal. Una copa en Antique donde toreros y celebrities celebran fiestas o una copla tranquila en el garito de Charo Reina

Foto: Fotomontaje de Vanitatis.
Fotomontaje de Vanitatis.

Estos días la ciudad hispalense entra en su apogeo primaveral con el arranque de la Semana Santa, mientras miles de turistas poblarán sus calles para ver procesiones, cautivarse de su arte y sus calles llenas de sabor. Y mientras la ciudad se engalana y el espíritu se sacia con las procesiones, cae la noche en la ciudad y los locales de moda preparan sus alfombras rojas para alargar la fiesta. Los garitos en Sevilla están por todas partes: en Triana, en la Expo donde reina el Antique Teatro o en la periferia. Sepa cuáles son y quién manda en el crepúsculo sevillano.

Rocío Martín Berrocal junto a Joselito, su socio.
Rocío Martín Berrocal junto a Joselito, su socio.

Nos vamos de artisteo flamenco. Un hall de entrada rollo museo con fotos en blanco y negro de Camarón, Remedios Amaya o la mítica Lola Flores, treinta pares de zapatos de bailaora colgados y letras escritas en la pared de Manuel Molina (y de todos los artistas que por allí pasan) decoran Sala Flamenco, un tablao moderno con luces de neón que ofrece espectáculos de cante y baile flamenco, que pisan artistas y muchos nombres propios del toreo y demás artes como Fran Rivera u Orson Salazar, que asistieron a su inauguración allá por 2011.

Vicky durante la inauguración de Sala Flamenco.
Vicky durante la inauguración de Sala Flamenco.

Merece la pena dar un paseo por la sala de unos cien metros en la que se exhibe una bata de cola de Vicky Martín Berrocal. No está puesta por casualidad. Detrás de este tablao en el que han cantado Manuel y Alba Molina, Diego Carrasco, Los Macarines, Farruquito, Nani Cortés o La Flaca está Rocío, su hermana pequeña. Ella junto a su socio Joselito, otro aficionado en esto del flamenqueo, inauguraron el local en noviembre de 2011. De Rocío sabemos que es amante del Atlético de Madrid y de la moda. Esta última pasión le llegó, como ella misma dice, "de dos grandes mujeres como son su madre y su hermana", con la que está muy unida. Rocío hizo sus pinitos en la revista 'Elle' y en su propio blog, en el que posaba como modelo. Protagonizó algún titular allá por 2014 cuando 'compartió' novio, el artista Nani Cortés, con la bella actriz Hiba Abouk, intérprete de la serie de Telecinco 'El Príncipe'.

De este negocio flamenco, creado 'con alma', dicen que es un lugar pionero que reúne la magia del tablao y la diversión de una discoteca en el corazón de Triana, el barrio con más sabor de la ciudad. Allí tienen cabida el palo de Miguel Poveda, la fusión de Lin Cortés y actuaciones espontáneas como la de su propia hermana y diseñadora, que se ha arrancado con el micrófono. Rocío ha ampliado sus fronteras 'flamencas' en Madrid con un nuevo proyecto. Dos veces al mes se ocupa de traer el mejor cante en la Sala Bucca, el antiguo Corral de la Pacheca, mientras hace trabajo de modelo y acude a fiestas y eventos.

Finaliza la Inauguración de las V Charlas Taurinas de Groucho Sevilla

Una publicación compartida de grouchosevilla (@grouchosevilla) el

Jaime Rodríguez de Moya ha dicho en alguna ocasión que es persona de rebujito (controlado) durante la feria. Empresario hotelero y también representante de jugadores de fútbol, que le viene de herencia paterna. El negocio lo empezó su padre Jesús y lo han continuado él y su hermano Jesús. En su haber pueden presumir de haber traspasado al internacional José Antonio Reyes del Sevilla al Arsenal y de enganchar a Jesús Navas. En los negocios de barra, Jaime está detrás junto a otros tres socios de Groucho, un clásico sevillano. Rozando la cuarentena confiesa que su local contribuyó a ‘resucitar’ la noche sevillana en el centro. También es propietario de Magallanes y socio de Trocadero (junto al empresario Rafael Cebolla en el Puerto de Santa María). Dice que el secreto de su negocio es lograr buen ambiente de ‘gente tirando a bien’ con música española que cambia a medida que avanza la noche hasta llegar al summum dance-house con el amanecer. Él por su parte, si llega a esa hora, tiene un lema: ¡Casta para salir, casta para levantarse!

Antique Theatro, donde pisa el famoseo

En la discoteca-teatro Antique viven las madrugadas la farándula, la jet set, los aristócratas, toreros que viven o pasan por la capital andaluza... La han visitado desde Jennifer Lopez, Paco de Lucía, Miguel Bosé hasta la fallecida duquesa de Alba. Actúan artistas como Carlos Jean o Manuel Vega. El local procede de un pabellón de la antigua Expo que se asemeja a un teatro antiguo y ha logrado convertirse en un lugar muy exclusivo. Los propietarios son los hermanos Óscar y Juan José Vega, que también poseen el bar Isbiliya o Dadá. Protagonizaron una guerra 'comercial' cuando pretendieron conseguir asociados al defensa del Real Madrid Sergio Ramos y el torero José María Manzanares en la adjudicación del mercado gourmet de la ciudad enfrentándose a otros como el torero Francisco Rivera Ordóñez, junto a Eva González y el matador Curro Vázquez o al periodista Carlos Herrera, respaldado por la cadena de restauración sevillana Juliá, que sirvió el banquete en la boda de la infanta Elena y una de las de más prestigio de la ciudad. Ambos se codean con la flor y la nata de la jet set sevillana. Tanto que aquí se celebran las fiestas de las celebrities o se escuchan voces como David Bustamante, India López... o premios taurinos de renombre

Imagen de algunas fiestas de Antique.
Imagen de algunas fiestas de Antique.



Dicen que los hermanos Cebolla mandan en la noche sevillana. No sabemos si son los que más poder tienen, pero si tenemos que juzgar por el número de locales que regentan en la ciudad, no podríamos negarles la mayor. Son propietarios de Chile, Manhattan, La Casa del Estanque, Líbano, Zaratustra, Utopía, London, Gallo Negro, Rockefeller, Oclock y María Trifulca. Su presencia en la noche se remonta a hace más de veinte años cuando apostaron por un local que traspasaban llamado Wind. Con tanta oferta, pueden tocar todos los públicos y todos los gustos. Su secreto para seguir en la brecha es la renovación continua.

Ocho millones de discoteca

En un antiguo concesionario de BMW, Narciso Márquez y su hijo Rubén levantaron Ocean Sevilla, la mayor discoteca de la capital andaluza, que costó ocho millones de euros. Cuenta con un restaurante en una zona de 2.500 metros cuadrados rodeada de palmeras, tumbonas y murales que imitan una playa. También una piscina de 800 metros cuadrados y una discoteca interior. Padre e hijo buscaban no solo crear un local que no hubiera en España (incluida Ibiza o Marbella), sino atraer clientes “exclusivos” entre 30 y 50 años. No era su primera aventura. Padre e hijo se han curtido con otros establecimientos como Bandalai o Pinzón y se estrenaron con Theatre.

Rosauro Varo y Amaia Salamanca durante la fiesta por el 30 aniversario de Air Europa en Madrid
Rosauro Varo y Amaia Salamanca durante la fiesta por el 30 aniversario de Air Europa en Madrid

Quizás echen de menos en esta lista la fallida discoteca Boss que el empresario Rosauro Varo hizo célebre en las noches ‘pijas’ sevillanas. A sus 37 años no hace falta que se lo presentemos. Pasea por igual por las páginas económicas que por las del papel cuché. Era el socio de Javier Hidalgo, dueño de Globalia, en Pepephone hasta que lo vendieron por 158 millones de euros y el consorte de la actriz Amaia Salamanca, con la que ha tenido tres hijos. De Rosauro dicen que es el perfecto relaciones públicas con madera de emprendedor. Antes de los veinte años montó un telebotellón sevillano al que seguirían los bares de copas (llegó a acumular unos veinte) y la telefonía móvil. De todos los negocios hosteleros, el más emblemático era la discoteca Boss, de la que fue dueño e imagen. El local acabó reconvirtiéndose en Betis 67, un punto de encuentro para universitarios. Mientras, Rosauro canaliza su actividad en la hostelería con clubes como Puro Beach y Salduna en Marbella y el exitoso restaurante Otto en Madrid.

No podemos evitar citar la nueva aventura de la actriz y cantante Charo Reina (hija de Enrique Reina y sobrina de Juanita Reina), que decidió celebrar su 55 cumpleaños abriendo un café bar llamado Piano Blanco. Allí ha cantado Chiquetete o Alba Molina y ha actuado Angel Garó... Ella misma está al frente del local e incluso prepara la pringá que se degusta. No duden en pasearse por aquí si quieren escuchar una copla o quizás un bolero.

¿Tienes un dispositivo móvil iOS o Android? Descarga la APP de Vanitatis en tu teléfono o tablet y no te pierdas la actualidad de nuestros famosos. Para iOS, pincha aquí, y para Android, aquí.

Noticias

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios