cotos de caza y residencia familiar

Así son las fincas en las que Saracho se recuperará de la debacle del Banco Popular

El Banco Santander se ha hecho con el Banco Popular por el simbólico precio de un euro. Eso amenaza el futuro de su presidente

Foto: Emilio Saracho en un fotomontaje de Vanitatis.
Emilio Saracho en un fotomontaje de Vanitatis.

La noticia saltaba a los medios este miércoles. El Banco Santander se ha hecho con el Banco Popular por el simbólico precio de un euro. Algunas publicaciones aseguran que es bastante improbable que el nuevo consejo de administración cuente con Emilio Saracho, empresario y presidente de la entidad desde el pasado mes de diciembre. A sus 61 años, este economista está considerado por muchos el mejor banquero español y, hasta hace un par de años, había vivido en Londres con su mujer, Pilar Bernard Moreno. Sin embargo, sus propiedades en nuestro país son tan numerosas como los vínculos que ha seguido manteniendo con España pese a vivir en la capital británica hasta hace poco tiempo.

Una imagen de la casa de El Pardo. (Gtres)
Una imagen de la casa de El Pardo. (Gtres)

Según publicaba 'Vanity Fair', el lugar en el que vive por el momento es un lujoso chalé de dos plantas situado en La Florida, una zona vip en la que residen muchas familias pudientes y que está ubicada en El Pardo (Madrid). 200 metros cuadrados decorados con un estilo muy clásico y austero según saben aquellos pocos afortunados con los que la familia Saracho hacen vida social. Sin embargo, el empresario también posee viviendas en lugares más propicios para las vacaciones. Por ejemplo, Jávea, la localidad alicantina en la que tiene una casa de 380 metros cuadrados; un paraíso veraniego en el que la familia disfruta de su tiempo libre.

Plano cenital de El Socor. (Google Maps)
Plano cenital de El Socor. (Google Maps)

Viajando un poco más hacia el sur, Saracho posee una finca en Montoro, una localidad que forma parte del espectacular Parque Natural de la Sierra de Cardeña y Montoro, llamada El Socor. El caserío ocupa una parte de los 1.310 metros cuadrados de la finca, que en principio se pensó como un coto de caza privado. Se trata de un enorme cortijo andaluz rodeado de impresionantes paisajes y especies animales. En principio, la familia Saracho poseía el lugar para rentabilizarlo y darle uso como lugar de monterías y caza. Sin embargo, ese propósito se desvaneció hace tiempo cuando se deshicieron de la montería. El lugar, según desvela la edición española de 'Vanity Fair', se compró a través de una empresa llamada Rústica y Forestal El Socor S.L.

Pese a la posesión de estos refugios en España, fuentes cercanas al empresario han explicado que su intención y su gran sueño siempre ha sido retirarse a vivir a Costa Rica. Y eso pese a que sus fincas españolas tienen todo lo necesario para disfrutar de la que es su gran afición: la caza. Su incierto futuro en el Banco Popular tras la adquisición del Santander podría cumplir esa quimera: un retiro dorado (o no) allende los mares.

¿Tienes un dispositivo móvil iOS o Android? Descarga la APP de Vanitatis en tu teléfono o tablet y no te pierdas nuestros consejos sobre moda, belleza y estilo de vida. Para iOS, pincha aquí, y para Android, aquí.

Noticias

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
7 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios