Ha colgado un vídeo en su Instagram

Enrique Iglesias no se entera y agradece a sus fans “una noche inolvidable”

El cantante protagonizó una de las pitadas más grandes que se recuerdan en El Sardinero. Sin embargo él o no se ha enterado o no se ha querido enterar

Foto:

Nunca antes aquello de que “cada uno cuenta la película como la ha vivido” ha sido más cierta: Enrique Iglesias protagonizó en la noche del sábado 15 de julio en el estadio El Sardinero de Santander una de las pitadas más sonoras que se recuerdan en la ciudad. El cantante, que dio el único concierto en España programado en su gira, contó con un público entregado de unas 30.000 personas que terminaron volviéndose en su contra.

Los asistentes al concierto, que habían pagado entradas de 45 euros para arriba, estaban enfurecidos porque su artista favorito había, supuestamente, abusado del playback, porque el sonido dejaba mucho que desear, porque el concierto apenas duró 90 minutos y porque el cantante solo interpretó una decena de canciones. Pero lo peor estaba por llegar: cuando después de la última canción el hijo de Isabel Preysler y Julio Iglesias desapareció del escenario, todo el mundo aguardó a que el cantante volviera para regalarles algún tema más.


La espera se fue alargando hasta volverse eterna y los ánimos se tornaron en ira. Miles de voces gritaban “fuera, fuera”, mientras probablemente el cantante ya estaba “fuera” pero del recinto. Es la única manera que tenemos de explicar este mensaje que colgaba en su cuenta de Instagram tras el recital y que nos hace pensar que él estaba en un concierto y sus fans en otro: “Hola Santander, Cantabria, todo España y a todos mis fans de Europa y todo el mundo que habéis viajado aquí esta noche para ver el concierto aquí, en Santander. Un fortísimo abrazo. Gracias por todo el apoyo, ha sido una noche inolvidable. Espero veros dentro de muy poco y gracias por todo”.

#gracias por una noche magica #santander #españa !!!!!!!!

Una publicación compartida de Enrique Iglesias (@enriqueiglesias) el

El de Santander no es el primero de los conciertos con polémica que ha protagonizado Enrique. Aunque el artista es un superventas y desde hace años ha venido recogiendo premios, subiendo a lo más alto de las listas de éxitos y haciendo colaboraciones de lujo con artistas como PitBull o Juan Luis Guerra, la verdad es que el directo ha sido siempre su talón de Aquiles. Nos viene a la mente la actuación del hermano de Chábeli en los Premios Latinos de la Música en Cannes cuando recibió un galardón a toda su carrera y quiso agajasar a los presentes con su tema 'Duele el corazón' y su actuación rozó el ridículo por el 'playback' que tenía preparado.

Más doloroso (para el artista) fue aquella vez, que en pleno concierto en Tijuana (México) el intérprete de 'Bailando' sufrió un accidente inesperado. Mientras cantaba, Iglesias se aproximó a uno de los drones que grababan la actuación y, al intentar cogerlo con la mano, se cortó los dedos. Pese a lo aparatoso del accidente, tanto Enrique Iglesias como los organizadores del espectáculo aseguraron a las fans y a los allí presentes que no había ocurrido nada grave.

El caso es que con playback o sin él, con despedida a la francesa o sin ella, Enrique sigue siendo uno de los artistas latinos que más discos vende y su fama ha superado incluso a la de su padre. Si lo pensamos bien, la mayoría de grandes artistas (Madonna, Lady Gaga, Britney…) lo hacen en su totalidad o llevan bases grabadas. Tampoco las Nancys Rubias tocan, ni los Milli Vanilli cantaban, pero, como dice el chiste de los dos vascos, "¿qué estamos, a Rolex o a setas?". Pues esto igual: ¿estamos por el espectáculo o por escuchar una voz melodiosa?

¿Tienes un dispositivo móvil iOS o Android? Descarga la APP de Vanitatis en tu teléfono o tablet y no te pierdas nuestros consejos sobre moda, belleza y estilo de vida. Para iOS, pincha aquí, y para Android, aquí.

Noticias
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios