La baronesa Thyssen hace esperar a Esperanza Aguirre

Tags > Esperanza Aguirre | baronesa Thyssen | premios

Eduardo Verbo  /  Lara Fernández  10/12/2010

La baronesa Thyssen hace esperar a Esperanza Aguirre
 Esperanza Aguille junto a Tita Cervera (Madrid.org)

Llegar tarde a un acto donde eres uno de los premiados no suele quedar muy bien de cara a la galería. No obstante, si se trata de la baronesa Thyssen, el dedo acusador pierde fuelle, porque hay que tener en cuenta el importante despliegue logístico que se realiza con cada una de sus salidas nocturnas y su apretada agenda que, aunque no es igual que la de la Primera Familia, que andan más bajos de actividad durante estos días, tiene tanto ritmo como la de Leire Pajín. Cabe recordar que la ministra tiene el don de la ubicuidad interplanetaria.

La mamá de Borja se convirtió en la estrella rutilante de la entrega de los premios que conceden todos los años la Confederación de Empresarios de Comercio Minorista, Autónomos y de Servicios de la Comunidad de Madrid (CECOMA), que se celebraron con Esperanza Aguirre como maestra de ceremonias y la Real Casa de Correos como marco incomparable. No parecía enfadada particularmente la presidenta con la falta de puntualidad de Tita, premiada por su “esfuerzo en la difusión del arte al público”, por sus palabras de deferencia al ceder de una forma gratuita su colección de arte “a todos los madrileños y, por extensión, a los madrileños”, y aprovechar, de paso, para echarle una pullita a González-Sinde y el Gobierno.
Pero si el azote de Blanca Cuesta se llevó una auténtica lluvia de flashes, Vicente del Bosque, premiado en el apartado deportivo, recibió, además del premio propiamente dicho, una calurosa ovación por parte del público asistente. Parece que no está cansado de recoger premios. El Príncipe de Asturias, la Antena de Oro, la Medalla de Oro que entrega la reina Sofía… Y los que quedan. Según la prensa, es el ‘hombre tranquilo’ quien se alzará con el Balón de Oro al mejor técnico. Su mujer Trini, más habladora que el Seleccionador, le ha acompañado en todos y cada uno de ellos. En esta ocasión, no podría ser menos. Ese parece ser su mejor galardón.
Ágata Ruiz de la Prada, haciendo alarde de su enigmática capacidad de mezclar colores y desentonar siempre allá donde va, no podía dejar atrás su modus operandi y se plantó un vestidito de su colección, unas cuantas tallas menor, como reconoció la propia diseñadora a pie de micro. Recogió el Premio a la Innovación Empresarial, no sin antes poner como condición ineludible que sus huestes laborales inundarán de color la grada. Lo que no cabe duda es de la capacidad emprendedora de la mujer de Pedro J. Ramírez, que incluso se ha propuesto hacerle sombra a la empresa que durante tantos años ha preconizado la emperatriz del baldosín por excelencia: Isabel Preysler.
Javier González Ferrari, Presidente Ejecutivo de Onda Cero; Juan Miguel Villar Mir, ex ministro de Hacienda y ex vicepresidente económico del gobierno de Arias Navarro; Ángel García, presidente de Bomberos Unidos sin Fronteras, que han llevado a cabo importantes labores humanitarias en países necesitados como Haití; el doctor Pedro Guillén o Antonio Beteta, Consejero de Economía y Hacienda del Gabinete de Aguirre, fueron algunos del resto de los premiados.
Pasadas las ocho de la tarde, el acto llamó a su fin. Como no había tentempié ni un simple sorbito de cortesía, la baronesa Thyssen se evaporó en el aura del ambiente navideño de la Casa de la Presidencia, no sin antes desear a todos Felices Pascuas -que tal y como señaló a Vanitatis espera pasarlas de la mejor manera posible-, mientras que Vicente del Bosque hizo lo propio, pero sin gesto de deferencia previo. Se lo pusieron fácil a Esperanza Aguirre que, fielmente escudada por su elegante jefa de Gabinete, aprovechó la repentina marcha de los invitados estrella de la noche para perderse por el tráfico de Madrid con rumbo desconocido. Sin la flota de Tita Cervera en la puerta, fue mucho más fácil contrarrestar la impracticabilidad del centro durante estos días en que la gente hace colas que van desde Doña Manolita al mismo kilómetro cero en busca de la mejor terminación posible.

Enlaces relacionados

 Tita Cervera, la Belén Esteban de las ondas

Borja se gasta el dinero de la herencia en un chalet de 5 millones en Madrid

El lado más solidario de la baronesa Thyssen

Compártelo en Facebook
 
los más leidos los más leidos los más comentados los más enviados