Camilo Sesto compone canciones para su hijo

Pedro Miranda 19/03/2010

Camilo Sesto compone canciones para su hijo
 Camilo Sesto (Efe).

Este viernes, día del padre, lo van a pasar separados, pero han recuperado el cariño y la convivencia tras largas temporadas de desencuentros. Nos referimos a Camilo Sesto y a su hijo Camilín, hoy uña y carne, antaño distanciados por, según cuenta una persona cercana al artista, ciertos hábitos del hijo, que no gustaban nada a su progenitor.

Era la etapa en la que Camilín (hay que remontarse al 2005) tuvo que ser ingresado en una clínica mexicana, país en el que reside su madre, Lourdes Ornelas, por graves problemas de salud. Digan lo que digan, aseguran los íntimos, Camilo estuvo al tanto en todo momento de la recuperación de su hijo.

Las rencillas familiares pasaron a mejor vida y, hoy, el veterano artista se ha convertido en uno de los mayores apoyos de Camilín en su intento por seguir sus pasos en el mundo de la canción.

En este sentido, Camilo es el autor de las letras y la música de dos de las canciones del disco que supondrá el debut de su único hijo como cantante. Y en una tercera colabora en la letra.

El chico se encuentra en estos días en la capital mexicana, porque es allí donde se grabará el elepé. Vive en la casa de su madre y fue su progenitor quien le pagó el billete de ida y vuelta a tierras aztecas.

Un rumor apuntaba a que el estilo musical del heredero musical de Camilo Sesto sería muy parecido al que lanzó al éxito a su progenitor, pero nada más lejos de la realidad, porque Camilín ha elegido ritmos más modernos y menos románticos y “empalagosos”.

El mejor consejo que ha recibido de su padre es que sea constante y que no se venga abajo si las cosas no salen al principio como espera. Que luche en el día a día y que se supere. Como decíamos antes, la confianza del hijo en su progenitor es absoluta. Y hablan todos los días por teléfono, aunque le separen miles de kilómetros de distancia.

Cuando Camilín está en Madrid vive en el chalet que su padre tiene en la localidad serrana de Torrelodones, aunque bien es verdad que hubo una época en la que residió en un pequeño apartamento del centro madrileño. Dicen que en aquellos momentos frecuentaba compañías poco recomendables, y que no gustaban lo más mínimo a Camilo Sesto. Hoy, todo ha cambiado, y los dos han recuperado una relación que les ha devuelto la estabilidad familiar.
 

Compártelo en Facebook
 
los más leidos los más leidos los más comentados los más enviados