El certamen de Miss España cambia de dueños: Andrés Cid pasa el testigo a un constructor

@Miriam Rubio - 17/01/2011

El certamen de Miss España cambia de dueños: Andrés Cid pasa el testigo a un constructor
 Paula Guilló, actual Miss España (Fotos: Gtres)

Se cierra una etapa en la búsqueda de la máxima belleza española. La marca Miss España se despide de veinte años de historia con Andrés Cid al frente. Según hacían saber recientemente desde la organización del certamen, el día 4 de enero se produjo un cambio en el accionariado de la empresa, así como en la cúpula directiva. A partir de ahora, la familia Cid ya no tendrá ningún tipo de vínculo con la empresa, que dirigirá la empresaria gallega Rosa María Benítez, una desconocida para el gran público pero que cuenta con experiencia en la organización de eventos.

Ella, además de ser la nueva directora general, es la propietaria del 50% de la empresa Certamen de Miss España S.L. Tal y como han confirmado a Vanitatis fuentes cercanas, el otro 50% de las acciones pertenecen a Julio Martín, un empresario madrileño afincado en la Comunidad Valenciana, propietario también del grupo Torrecasa.

Sobre el inversor, poco se sabe a excepción de estos datos, ya que desde el certamen insisten en primar la posición de Rosa María Fernández, también afincada en la Comunidad Valenciana desde hace 19 años, como cabeza visible de la empresa. Fernández, que ha participado en la organización de eventos para Fórmula 1 o el campeonato de Moto GP, tiene como principal compromiso relanzar la marcar Miss España, que en los últimos años parece haber perdido fuelle

Cincuenta años de bellezas, alegrías y disgustos

Este cambio en la dirección y el accionariado coincide con la celebración del 50 aniversario del célebre concurso de belleza, que ha vivido durante estas cinco décadas momentos dulces y amargos. Por su trono han pasado mujeres como Lorena Bernal, Eva González o la mismísima baronesa Thyssen cuando era tan sólo Carmen Cervera.

Desde los años sesenta, muchas mujeres han sido las coronadas, veinte de ellas durante la dirección de Andrés Cid, quien se hizo con el certamen en 1990. Su primera Miss fue Esther Arroyo y la última, Paula Guilló, aunque la trayectoria de una y de otra no puede compararse. Cid decidió el día 4 de enero de este año despedirse de su trabajo. Aunque se ha apartado del mundo de la prensa, él mismo confesaba hace tiempo que Miss España más que un trabajo era “su vida”, y así lo reconocía en una entrevista concedida a Actual Magazine en la que también aseguraba que “no todo son alegrías” en la organización de un espectáculo de este tipo.

Y es que hay que tener en cuenta que, aunque ser Miss España ha catapultado a mujeres como Eva González o Elisabeth Reyes a la fama, la organización ha pasado por varios tragos que quedarán para siempre tanto en la memoria de Andrés Cid como en la colectiva. Sin ir más lejos, la incursión de la periodista Gemma Martín en el certamen, apareciendo como candidata a Miss Alicante 2002 para buscar irregularidades en la selección, supuso un punto de inflexión en el desarrollo del certamen.

La periodista, que resultó elegida Miss Alicante, fue expulsada entonces por la organización y nunca llegó a subirse al escenario para representar a la provincia levantina en el certamen de Miss España. Sin embargo, hizo que el declive del concurso se hiciera patente, pese a que no sería hasta siete años después, en 2009, cuando los problemas que sufría el certamen fueran vox populi.

Una Miss España coronada en México

La crisis económica azotaba a todo el país, y como explicó el propio Andrés Cid a Vanitatis, Miss España no fue una excepción. En busca de patrocinadores y tras la tan temida Gripe A, decidieron aceptar la propuesta de patrocinio por parte de Cancún y la Riviera Maya y celebrar, por primera vez en su historia, el concurso de elección de la española más guapa fuera de las fronteras de nuestro país.

Pese a las tentativas, ninguna televisión española emitió la gala. En Telecinco, cadena que hasta entonces había emitido el certamen, ya no había interés en programar la elección de la nueva Miss. La audiencia había descendido tanto en los últimos años que rechazaron la idea. 

Comenzaba así el paulatino desinterés mediático por las misses. Pocos ponen rostro a Patricia Rodríguez, Miss España 2008, pero muchos menos recuerdan ya a Estíbaliz Pereira, ganadora en 2009, la edición que se celebró en México. La actual Miss España, la alicantina Paula Guilló –representante de Miss Teruel- estaba en una posición similar. Quizá, con el relanzamiento de la marca, ella y otras como Patricia Conde, Vanessa Romero o Silvia Jato que sin llegar a ganar Miss España con sus respectivas provincias han logrado el éxito, consigan alcanzar sus metas.

En las próximas semanas la nueva dirección se presentará ante los medios con Paula Guilló y Alberto García, Mister España 2010, para explicar los cambios y las nuevas iniciativas. A ellos les corresponde dar un paso más y colocar el certamen español al nivel que exigen los missólogos –ese grupo de seguidores acérrimos de las guapas oficiales del mundo- o luchar contra los que aseguran que en pleno siglo XXI queda trasnochado un concurso de belleza.

Enlaces relacionados

Paula Guilló, Miss Teruel, se convierte en Miss España 2010

El jurado de Miss España se defiende de las acusaciones de tongo vertidas por las participantes

¿Por qué se ha retrasado el certamen de Miss España?

Miss España, a por todas en los tribunales
 

Compártelo en Facebook

1 .- Hola.

acf

17/01/2011, 18:38 h.

 Responder

|

 Marcar como ofensivo

|

 Me gusta (0)

|

#

 
los más leidos los más leidos los más comentados los más enviados