Viernes, 10 de mayo de 2013

EL CONFIDENCIAL

ENCUESTA

¿Está de acuerdo con Mariló Montero en que cuanto más corta es la falda, más credibilidad se pierde?
No

EDICIONES ANTERIORES

· ARCHIVO

ocio

Un paseo en coche de época y un cóctel con vistas: el secreto mejor guardado de Madrid

Madrid

Un paseo en coche de época y un cóctel con vistas: el secreto mejor guardado de Madrid

Laura S. Lara - Sígueme en    Twitter  - 17/07/2012

La capital encierra pocos secretos tan sorprendentes como el que estamos a punto de desvelar. Oculto ante los ojos de la mayoría de los transeúntes que cada día pasan distraídos por su puerta, nada permite adivinar el misterio que este hotel único en su especie guarda en su interior, y que supone un aliciente sin parangón para alojarse en él.

Al entrar en la moderna y luminosa recepción de Aparto Suites Jardines de Sabatini, el visitante se imbuye del más absoluto espíritu actual. Pero mediante un ascensor que hace las veces de una máquina del tiempo, descendemos varias décadas hasta 1920, el punto temporal en el que, al abrirse las puertas del montacargas, se accede a la amplia sala que acoge una exposición excepcional de coches antiguos. Se trata de una colección privada de automóviles clásicos que constituye todo un museo. Junto a los coches, fotografías del Madrid de las primeras décadas del siglo XX, motocicletas, surtidores, recambios originales...
Esta insólita exposición responde a la voluntad de sus propietarias, Mónica y Charo García Silgo, de rendir homenaje a la memoria de su padre, al que, desde muy temprana edad, acompañaron por todo el mundo en busca de estos soberbios ejemplares, entre los que se encuentran varios Rolls Royce, un Hispano Suiza, un Packard, distintos Ford, y una extensa nómina de joyas automovilísticas antiguas, que hoy en día forman parte de su colección particular y que las propias empresarias se encargan de mantener y reparar.
Los vehículos que podemos contemplar, difíciles de ver hoy en día recorriendo nuestras carreteras, han sido protagonistas de nuestro cine, como la Vespa con Sidecar utilizada en la película Amanece que no es poco, o un Hispano Suiza que, además de haber ganado un premio por su elegancia, fue utilizado en La voz dormida y en la tv movie dedicada a Lola Flores. También puede verse un Ford T, vedette de las persecuciones más cómicas del cine mudo y fetiche de los mafiosos en la gran pantalla, o un Cadillac del 63, el favorito de Tony Montana en El precio del poder, que pertenecía a la guardia de Franco y fue comprado en una subasta.
En definitiva, un tesoro vintage único en España compuesto por automóviles impecablemente conservados y en perfecto uso, que se exhiben para el disfrute de los huéspedes y que pueden ser alquilados para todo tipo de eventos, o para disfrutar de un paseo retro por las calles más céntricas de la capital, con servicio de chófer incluido.
Regreso al presente
La experiencia no termina aquí. De vuelta al siglo XXI, en la terraza del hotel, degustar un sabroso cóctel se convierte en un lujo gracias a las asombrosas vistas sobre el Palacio, los Jardines de Sabatini y el skyline de la ciudad. Una terraza privada que este verano abre sus puertas a todo aquel que quiera prendarse de su magia, se aloje o no en el hotel. (Ver galería de imágenes)
Más allá de este 'viaje en el tiempo' y como corresponde al espíritu emprendedor de su directora, Charo García Silgo, Jardines de Sabatini es un espacio moderno e innovador que en nada se parece al resto de la oferta hotelera de la zona. La comodidad, el espacio y la libertad para el usuario, unidos a una decoración fresca y práctica son sus señas de identidad. Por ello, a los servicios habituales de un hotel se suman las ventajas de un apartamento, como una cocina totalmente equipada. Suites de amplias dimensiones, versátiles salas de reuniones, aparcamiento con acceso directo al hotel, terraza solárium, desayuno buffet… Un sinfín de servicios pensados desde una óptica joven, funcional y distinguida.
Tras la inmensa cristalera de su fachada, el visitante encuentra todo el confort contemporáneo en este hotel situado a escasos metros de la Plaza de España, la Gran Vía, la estación del Príncipe Pío y el Palacio Real. Y en su interior, la posibilidad de regresar al Madrid de hace un siglo.

álbum

Así es el renovado hotel Jardines de Sabatini

Un viaje en el tiempo sin salir de Madrid
Compártelo en Facebook

Noticias Anteriores

El Lago, la corriente tranquila de la alta cocina

El Lago, la corriente tranquila de la alta cocina

Laura S. Lara

Marbella es sol, playa, chiringuitos y guiris rosados. Pero también es una de las zonas de España con más naturaleza aprovechable para la gastronomía. Esta idea es la que tratan de transmitir a diario Paco...

los más leidos los más leidos los más comentados los más enviados