ocio
Laura S. Lara

Es una de las escenas más famosas de la gran pantalla y también de las más imitadas. El momento en que Sally (Meg Ryan) finge un orgasmo para demostrarle a Harry