LUCIÓ UN DIAMANTE EN FORMA DE LÁGRIMA
Sara de Diego

Si lo que se buscaba era espectacularidad la última alfombra roja de los Oscar no ha sido, ni mucho menos, la elegida para ello. Salvo por las joyas