TELEVISIÓN

Paco León hace estallar la guerra en el cine español

A pesar de que muchos se han empeñado en negarlo, el cine español está en guerra debido a los diversos conceptos que unos y otros tienen

Foto: Paco León hace estallar la guerra en el cine español
Paco León hace estallar la guerra en el cine español

A pesar de que muchos se han empeñado en negarlo, el cine español está en guerra debido a los diversos conceptos que unos y otros tienen de las nuevas formas de distribución. La prueba definitiva de este conflicto se ha destapado esta semana: el actor y ahora director Paco León ha sufrido un boicot activo por una parte de la industria tras la arriesgada decisión de estrenar su ópera prima, Carmina o Revienta, simultáneamente en salas de cine, internet y DVD. Una idea que puede ‘reventar’ los cimientos en los que se ancla nuestro cine, pero que, sobre todo, ha demostrado la existencia de dos bandos en nuestra industria.

A un lado, los que piensan que las reglas del juego han cambiado, que internet es el presente y que hay que apostar por un nuevo modelo de mercado que tenga en cuenta a todos los implicados: autores, productores, distribuidores, exhibidores, páginas web, servidores y usuarios. Al otro, aquellos que quieren seguir manteniendo vivo un modelo en el que, según denuncian los creadores, sigan ganando unos pocos a costa de los que realmente trabajan y tienen las ideas.

"Hay mucho que ganar y poco que perder. Yo creo que el futuro es simultáneo. Y cuanto antes sean cómplices de esto las salas, los exhibidores, mejor les irá y mejor nos irá a todos. La música ya ha hecho este viaje. Y este recelo y proteccionismo que hay con las ventanas (los plazos de tiempo establecidos entre los diferentes soportes de explotación) es como querer parar el mar con las manos", afirma el propio Paco León.

Una idea que también comparte el director Santiago Segura. "Me parece una buena forma de intentar llegar al público. Cuando hacemos una película, nuestro objetivo es que la vea la gente. Hay dos cosas básicas a la hora de hacer cine: amortizar lo que te ha costado, más que nada para seguir viviendo y para que no sea un capricho sino un negocio; y que al público le guste, y para que le guste tiene que verla", explica a Vanitatis.

"Paco ha hecho lo que tenía que hacer. Yo seguí desde el principio su iniciativa. Lo triste es que haya críticas del sector, que les parezca mal. Pero suele pasar. ¿Por qué dicen que no habrá retorno del dinero invertido si no se ha hecho una experiencia similar? Yo creo que con el tirón de Paco, el runrún de la película y que esté desde el día del estreno a 1,95€ en Internet es una forma de que la gente se acerque a la película", añade.

"Es una forma de luchar contra la piratería y una forma de no dar la espalda a las nuevas tecnologías. Me parece maravilloso lo que ha hecho. Ya ha llegado a las 7.000 descargas. Me parece que va a funcionar en todos los soportes", comenta por su parte la actriz Blanca Suárez. "Es una idea inteligente porque así la gente que quiera verla, en vez de descargársela de mala manera, se la verá en Filmin o en otras plataformas. Es una manera de apoyar el cine, no todo lo contrario", añade la ganadora del Goya Inma Cuesta.

"Me parece acertadísimo. El cine debe ir por este camino. Cuando las cosas se ponen difíciles, o te pones a llorar o imaginación, esfuerzo y talento", confiesa Antonio de la Torre. "El cine no va a morir, van a cambiar las formas de verse, de exhibirse, de consumirse, de producirse, de interpretarse, pero el cine seguirá existiendo. Lo que se trata ahora es de buscar nuevas fórmulas entre todos", puntualiza. 

Una estructura tradicional

Sin embargo, todavía existen productores, distribuidores y exhibidores con miedo a lo nuevo, a lo desconocido y, en definitiva, a perder privilegios. "Las distribuidoras funcionan con una estructura muy tradicional y hay que hacerles ver que hay nuevas formas de negocio, que hay que adaptarse a los nuevos tiempos. Es algo que nos encontramos en todos los países en los que desembarcamos y es cuestión de negociar y paciencia", explica a Vanitatis la directora de Comunicación de la plataforma de cine online Voddler España, Cristina Bueno.

"Hay que hacerles ver que el público está dispuesto a pagar por alternativas justas, legales y con precios razonables". Y pone el ejemplo de The Blind Side, la cinta por la que ganó el Oscar a mejor actriz Sandra Bullock. Warner no quiso estrenarla en los cines de Suecia pero sí a través de Voddler, quien se hizo con sus derechos para su distribucción inmediata. ¿El resultado? Más de 30.000 descargas en sus primeras semanas y eso a pesar de que su coste (10 euros) era similar al de una entrada de cine.

"Estas iniciativas no quitan espectadores a las salas de cine sino que combaten la piratería", comenta el presidente de Filmin, Juan Carlos Tous. "La mejor forma de combatir la piratería es con la disposición de títulos en las diferentes ventanas y de una manera más temprana respecto al estreno. ¿Qué sentido tiene piratear una película cuando la tienes en buena calidad en internet por 1,95€? La piratería llega cuando una película se estrena en cine, en dos semanas no está disponible y el espectador que no la encuentra la busca en internet", añade.

"Hay que entender que cada película tiene que tener su propio plan de pubicidad, marketing y exhibición. No podemos aplicar un mismo modo de estreno para The Amazing Spiderman que para Carmina o Revienta. Spiderman necesita salas, espectacularidad, más permanencia, etc. Pero luego hay otro tipo de películas que necesitan otro plan", explica.

Y pone el ejemplo de Extraterrestre, la última cinta de Nacho Vigalondo. "¿Por qué tenía que tener cuatro meses de exclusividad en cine? Está bien que tengan cuatro meses de exclusividad, que es lo que piden los exhibidores actualmente, pero entonces que las dejen cuatro meses en las salas. Lo que no puede ser es que las quiten de las salas a las dos semanas y las películas se queden tres meses en el limbo. Al final te has gastado un montón de dinero en promoción para nada". 

De momento, además de lograr que Carmina o Revienta se exhiba en 20 salas, León ha conseguido que su cinta sea número uno en todas las plataformas de cine online que se ha estrenado con 7.000 descargas y el DVD se ha agotado en varios centros comerciales. No obstante, no será hasta el lunes cuando se puedan valorar los resultados y saber si estamos ante un cambio de negocio. "Estoy seguro que Paco recuperará el dinero invertido. El consumo de cine en internet se produce sobre todo entre el viernes noche y domingo noche", explica Tous. 

Una opinión que no comparte el presidente de la Academia de Cine, Enrique González Macho. "Es una oportunidad para conocer el estado de nuestro cine, pero es sólo un ejemplo. Hoy por hoy, una película no se puede permitir el retorno en internet", afirma el empresario. "Esta fórmula va a funcionar. Tiene muy buena pinta haber tenido 7.000 descargas en un día. Creo que vamos a reventar la taquilla", comenta tajante el propio León.

Televisión
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
14 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios