EUROPE'S LIVING A CELEBRATION

'Objetivo Eurovisión': El desastre técnico y la polémica empañan el triunfo de Manel

La deporable realización y la decisión del jurado avivaron las críticas en una gala en la que el público mostró su descontento al grito de "tongo" y "robo" y abucheó al ganador, Manel Navarro

Foto: Manel Navarro triunfa en medio de la polémica
Manel Navarro triunfa en medio de la polémica

Después de tanta espera, España eligió a su candidato para Eurovisión en una gala indigna para una televisión que alberga tanta calidad como TVE. Manel Navarro se alzó con la victoria en medio de un caos técnico que deslució el programa completamente. El intérprete de 'Do it for your lover' venció con la polémica de telón de fondo, debido a que los jueces fueron los que tuvieron que desempatar y su decisión no gustó al público presente, que le otorgó el tercer puesto y mostró su descontento al grito de "tongo".

El desastre técnico lo empañó todo y fue el primer gran error de una gala llena de polémica. Cámaras que se colaban en las actuaciones, voces del público que es escuchaban por encima de los cantantes, guitarras que no llegaban y planos que duraban medio minuto convirtieron el programa en una función de colegio. El detalle final y que puede ilustrar la gala a la perfección es cómo acabó la gala: Manel celebrando la victoria con sus músicos mientras la cámara mostraba cómo el público ya había abandonado sus asientos.

La polémica con el cambio de votación fue la otra gran protagonista. Con este método, se le otorgaba al jurado la capacidad de desempatar, muchos pusieron la voz en el cielo. Manel (el favorito del jurado) y Mirela (la favorita del público) empataron y la balanza se inclinó por el primero, lo cuál enfureció a los presentes. Los gritos y abucheos quitaron toda la emoción al momento y lo convirtió en un esperpento incómodo de ver.

El corte de mangas de Manel

Así las cosas, entre lamentables abucheos, Manel se convertía en el vencedor de 'Objetivo Eurovisión', al ser el jurado y no el televoto, por primera vez, quien tenía la última palabra. El fallo del jurado enfadó al público eurofan asistente, que no dudó en descalificar al elegido. Manel, nervioso ante esa situación, respondió con un gesto desafortunado, segundos antes de volver a interpretar su tema, ya como ganador.

En las redes sociales, los internautas se levantaron en armas contra el programa por la decisión del jurado. Muchos volvieron a recordar las palabras que Xavi Martínez, locutor de Los40 y juez de la gala, le dedicó en su momento a Manel. "Tongo" y "robo" fueron las dos expresiones más utilizadas para referirse a lo sucedido, coinciendo con la opinión de los presentes.

Mirela interpretando 'Contigo'
Mirela interpretando 'Contigo'

Agresión a Xavi Martínez al acabar el programa

El broche a una gala para el olvido de 'Objetivo Eurovisión' se produjo cuando se apagaron las cámaras. Según informó Dani Fernández, excomponente de Auryn, y otros profesionales del medio, Xavi Martínez, fue agredido al terminar la gala. Durante las votaciones ya fue abucheado e insultado por el público, lo que provocó que el locutor acabara abandonando la gala antes de que Manel celebrase su victoria.

Todo parece indicar que el apoyo de Xavi a Manel desencadenó la polémica. Durante las votaciones, Xavi le otorgó a Mirela, la otra gran favorita, la puntuación más baja, mientras que Manel se llevaba el primer puesto, lo que avivó las críticas de muchos fans que entendieron que la posición del periodista no estaba siendo objetiva.

Así fueron las actuaciones

La gala, que apenas conquistó al 8,9% de la audiencia, lo que se traduce en 1.499.000 espectadores, comenzó con un medley de canciones que han pasado en los últimos años por el festival (nadie comprende que hacía ahí 'The Edge of Glory') para después dar paso a las seis actuaciones. Lo más positivo de la gala residió precisamente en eso, en el dinamismo con el que se alternaron las canciones.

Manel Navarro fue el primero en actuar e intepretó 'Do it for your lover' mezclan español e idiomas. Su puesta en escena fue minimalista y tan solo estuvo acompañado por cuatro músicos y una pantalla en la que se iban sucediendo diferentes imágenes. El intérprete afirmó que había hecho "un poco de Messi" y se mostró contento con su trabajo. Virginia Díaz ('Cachitos de hierro y cromo') alabó su interpretación y afirmó que había llenado de "calidez" el plató.

La segunda en liza fue Leklein, que volvió a subirse al escenario de TVE tras ganar la previa de 'Objetivo Eurovisión'. Su 'Ouch' resonó con fuerza y transmitió una garra que los jueces valoraron muy positivamente. "Después de esto, puedo morir tranquila", afirmó nada más acabar, entre gritos de "Leklein a Eurovisión". Javier Cárdenas acabó encantado y aseguró que su canción iba a sonar en la radio a partir de la próxima semana.

Leklein vuelve a subirse al escenario de TVE
Leklein vuelve a subirse al escenario de TVE

Paula Rojo fue la siguiente en participar. Con 'Lo que nunca fue', un tema con influencias country que interpretó acompañada de su inseparable ukelele y de una banda. "Eurovisión es diferente", exclamó la asturiana al finalizar su actuación, para después asegurar que estaba más nerviosa que el día que teloneó a Ariana Grande. El locutor Xavi Martínez aseguró que esta no era "su mejor canción" pero valoró que su propuesta fuese diferente.

Mario Jefferson actuó en cuarta posición y fue el primero en incorporar cuerpo de baile en su actuación. Como Manel, también mezcló español e inglés y apostó por la electrónica con 'Spin my head'. El cantante desveló que le había empezado a sangrar la nariz justo antes de entrar al plató, lo que le aterró. Virginia le comparó con Years & Years aunque criticó la excesiva dulzura con la que interpretó el tema, echando de menos más "acidez".

Mario Jefferson interpretando 'Spin my head'
Mario Jefferson interpretando 'Spin my head'

La penúltima en actuar fue Maika Barbero, que inundó el escenario con su 'Momento crítico'. La catalana apostó por el rock, una apuesta inédita en España, y el jurado le aplaudió por ello. "Tienes la voz más espectacular y distina de esta noche", aseguró Xavi Martínez, que calificó su canción como "arriesgada", a la vez que aseguró que si España quería apostar por algo diferente, tenía que ir ella. Maika cerró su intervención aseverando que su estilo era el que era y que nunca se iba a "vender".

Mirela fue la última en actuar y conquistó a todos los presentes con 'Contigo', una nueva apuesta por el pop latino. "Mirela a Eurovisión" fue la frase más coreado al finalizar la actuación y Javier Cárdenas se mostró "asombrado" por la fuerza de la intérprete. Esto se vio reflejado en las votaciones, ya que el presentador fue el único que le otorgó la máxima puntuación.

Eurovisión

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
11 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios