se celebra el próximo 13 de mayo

El equipo organizador de Eurovisión 2017 en Ucrania dimite en masa

Hasta 21 miembros del staff que organizará el festival de Eurovisión en Kiev (Ucrania) el próximo 13 de mayo ha decidido dimitir por desavenencias con la dirección

Foto: Logotipo de la edición de este año de Eurovisión 2017, que se celebrará en Kiev
Logotipo de la edición de este año de Eurovisión 2017, que se celebrará en Kiev

El próximo festival de Eurovisión vuelve a verse manchado por la polémica, en esta ocasión no motivada por la elección de Manel Navarro como representante de España, sino por parte de la organización del evento en Ucrania. Según una información publicada por BBC, 21 miembros con responsabilidades al máximo nivel del equipo organizador de Kiev (donde se celebrará el festival el próximo 13 de mayo) han dimitido tras verse despojados de sus responsabilidades en diciembre, cuando llegó un nuevo jefe nombrado por el comité organizador. Así, los dimisionarios han publicado una carta en la que aseguran "sentirse completamente bloqueados" a la hora de tomar decisiones que conciernen al show musical que tendrá lugar en la capital ucraniana. Una decisión que se produce a tres meses del evento y que complica, una vez más, la celebración de Eurovisión en Kiev.

Los trabajadores: "Eurovisión es parte de nuestras vidas"

El personal que acaba de dimitir fue nombrado por la Ukraine Public Broadcaster, la radio televisión pública del país, que organiza en 2017 Eurovisión tras la victoria el pasado año de su representante Jamala con la canción de '1944'. Entre los que han abandonado la organización del evento televisado se encuentran los propios productores ejecutivos del programa, por lo que la decisión afecta a los altos mandos en la producción de Eurovisión. De este modo, y según la carta del equipo que ha publicado el diario ucraniano 'Strana', los trabajadores aseguran que "Eurovisión no solo es nuestro trabajo, sino también parte de nuestras vidas y oficialmente queremos renunciar a la preparación y organización del concurso".

[Leer aquí: Xavi Martínez relata su escalofriante agresión y se "desvincula por completo" de Eurovisión]

La UER: "Ucrania debe adherirse a los tiempos"

Por su parte, la Unión Europea de Radiodifusión (UER), entidad fundadora de Eurovisión, le ha recomendado a la emisora pública de Ucrania que se "adhiera a la línea de tiempo" del festival, a pesar del trastorno ocasionado con el cambio de dirección. Además, desde la UER aseguran que Eurovisión seguirá adelante, tal y como estaba previsto hasta ahora. La emisora pública británica sostiene que, llegado el momento, la UER podría solucionar el problema tanto a nivel económico como ejecutivo para así preservar la continuación del certamen.

Jamala, ganadora de Eurovisión en 2016
Jamala, ganadora de Eurovisión en 2016

Un gran coste para las televisiones públicas europeas

La información publicada por la cadena BBC también pone el foco sobre lo costoso que resulta para las televisiones públicas europeas organizar un festival como Eurovisión. Como ejemplo citan el año 2010, en el que la emisora noruega NRJ se vio obligada a abandonar la emisión de los derechos de la FIFA porque no podía asumir los costes de Eurovisión y el evento deportivo al mismo tiempo.

En Ucrania, explican, la organización de Eurovisión está siendo aun más problemática y recuerdan que la elección de la ciudad de celebración se pospuso hasta en tres ocasiones, llegando incluso a hablarse de un posible traslado a Rusia. Ahora, cuando solo faltan tres meses para la celebración de Eurovisión, el equipo principal de organización dimite por desavenencias con el director, que no les ha dejado desarrollar su trabajo a nivel creativo y artístico.

Aumenta el presupuesto en 29 millones

En su declaración, los trabajadores añaden que la decisión de aumentar el presupuesto de 22 a 29 millones de euros privaría a la emisora estatal de Ucrania de millones en beneficios. Sobre este asunto, la UER explicó que no podía realizar comentarios sobre cuestiones que los trabajadores plantearon por carta, aunque agradeció al equipo su arduo trabajo. En su comunicado, la entidad fundadora de Eurovisión recuerda a la televisión pública de Ucrania "la importancia de una ejecución rápida y eficiente de los planes ya acordados, a pesar de los cambios de personal". Todo, en su opinión, para "asegurar un concurso exitoso en mayo".

Manel Navarro, representante español en 2017
Manel Navarro, representante español en 2017

Un festival con polémica desde el principio

No es la primera vez que el festival de Eurovisión de Kiev está en el centro de la polémica. Una vez que se decidió que la ceremonia de apertura y alfombra roja fuese en el complejo de Santa Sofía, un monumento religioso del siglo XVII, afloraron las críticas en el seno del país. En este sentido, la decisión fue calificada como "blasfemia" por la Iglesia Ortodoxa de Ucrania.

"Es una mala decisión desde cualquier punto de vista", declaró entonces Andrei Kurayev, un diácono de la citada iglesia. Por último, Zurab Alasania, jefe de la radio televisión pública de Ucrania, dimitió tras la publicación de un informe que señalaba la falta de financiación del país para organizar Eurovisión.

Eurovisión

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios