una "vergüenza para el país", dice el gobierno ucraniano

El espontáneo del 'calvo' en Eurovisión podría recibir hasta 5 años de cárcel

Se llama Vitalii Sediuk, es ucraniano y conocido por haber protagonizado otros hitos: besó a Will Smith, levantó en volandas a Gigi Hadid y rompió las gafas de Brad Pitt

Foto: La cantante Jamala siguió cantando mientras los hombres de seguridad se llevaban a Sediuk. (Reuters)
La cantante Jamala siguió cantando mientras los hombres de seguridad se llevaban a Sediuk. (Reuters)

El espontáneo que se bajó los pantalones en plena gala de Eurovisión, el agitador ucraniano Vitalii Sediuk, podría ser condenado hasta a cinco años de cárcel, según informó este domingo el Gobierno ucraniano. Sediuk es un viejo conocido de la

El artículo 296 del Código Penal en su parte 3 sobre vandalismo con agravantes contempla desde una multa en metálico a hasta cinco años de prisión, según explicó hoy Arsén Avákov, el ministro de Interior ucraniano, en su cuenta de Facebook. Avákov explicó que el juez dictará mañana lunes una medida preventiva contra el espontáneo, que es ciudadano ucraniano -Vitali Sediuk- y que se encuentra en estos momentos bajo custodia policial.

"En respuesta a la pregunta sobre el idiota que mostró su trasero ante 200 millones de telespectadores (...), según sus propias palabras quería hacer su hobby, ya que 'trabaja oficiosamente como periodista provocador'", señaló. El ministro no dudó en tachar el hecho de "vergüenza para el país", aunque el joven oriundo de la ciudad de Borispol ya ha protagonizado incidentes similares con estrellas. Algunos recordarán cuando intentó tirar al suelo a Kim Kardashian o cuando le rompió las gafas a Brad Pitt, que tiene una orden de alejamiento contra el 'acosador'. A Madonna le regaló hortensias, aunque las odia, besó a Will Smith y tiene actualizado su prontuario de hazañas en su página en Wikipedia.

Al parecer, el hombre no sólo saltó al escenario, se bajó los pantalones y mostró el trasero, escena que pudieron ver en directo millones de espectadores, sino que se resistió a la detención, lo que agrava su delito, según Avákov. El espontáneo subió a gatas al escenario envuelto en una bandera australiana y tuvo tiempo de darse la vuelta, bajarse los pantalones y enseñar alegremente el trasero durante unos instantes sin que los servicios de seguridad ucranianos pudieron evitarlo.

Esto ocurrió cuando Jamala, la ucraniana que ganó la pasada edición del festival, interpretaba su canción, aunque la cantante de origen tártaro no se inmutó y prosiguió su actuación.

Este incidente se ha convertido en una de las escenas más comentadas del certamen, además de la victoria del representante portugués, Salvador Sobral, que ganó Eurovisión por vez primera para su país con "Amar pelos dois" (Amor por los dos).

Eurovisión

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios