PRIMERAS DECLARACIONES TRAS SU CONFLICTO

Santi ('La isla'): "Me sentí completamente hostigado por los compañeros"

"Jamás podré reprocharle nada a nadie que estuvo conmigo porque no eran ellos mismos. La isla sacaba lo peor de cada uno", asegura el operador de cámara

Foto: Santi, participante de 'La isla'. (Roberto Garver)
Santi, participante de 'La isla'. (Roberto Garver)

Santi, el sonidista y operador de cámara, ha sido uno de los protagonistas de la quinta entrega de 'La isla'. El cordobés arrancó con entusiasmo esta experiencia, sin embargo, su actitud impasible de los últimos días ha acabado con la paciencia de sus compañeros. No solo no colabora con el grupo, sino que tampoco cumple con su trabajo como cámara. Así las cosas, los nervios y la tensión han vuelto a explotar entre el grupo.

[LEE MÁS | ¿Quién es quién en 'La isla'? Estos son los 14 grandes supervivientes]

"Realmente fue un incordio participar en los conflictos", confiesa ahora Santi. "Los compañeros no entendían que se estaban cargando de un veneno corrosivo al dejarse influenciar por las emociones que minaban su estancia allí. En más de un caso me sentí completamente hostigado al tener que sumar un enemigo más a la lista de 'La isla'. La falta de empatía y las discusiones me hicieron desprenderme del grupo y ser evasivo por mi salud mental".

'La isla' ha sido, sin duda, la pelea más dura que he tenido en mi vida

"Es difícil explicar esto a quien no ha estado allí", se justifica. "Hay conflictos desproporcionados y justos, hay compañeros que tienen razón y completos inconscientes, hay acusaciones acertadas e ignorantes, frustraciones internas que se pagaban con otros, etc. No creo que nadie tuviese más razón de discutir conmigo que la que quisiese tener. Lo que sí creo es que la comodidad que trajo consigo la comida y el agua les hizo caer en la espiral del conflicto, necesitando de este combustible para sentir que hacían algo".

Santi, uno de los protagonistas de la quinta entrega de 'La isla'.
Santi, uno de los protagonistas de la quinta entrega de 'La isla'.

Según asegura Santi, "las discusiones y las emociones no eran herramientas de sociabilización, sino más bien letales enemigos que herían al grupo y se debían esquivar". Para el aventurero debían haber apostado por "un sistema de rotación de actividades", algo que sin duda hubiera evitado que sus compañeros "se sobrecargasen por los roles que desempeñaban".

"La calma es mayor aliado"

Como los seguidores del programa recordarán, nada más llegar a la isla Santi sufrió un importante accidente al producirse un corte profundo con el machete. Desde pequeño aprendí que ante una situación así la calma es el mayor aliado que puedes tener, ya que disminuye tus pulsaciones y el sangrado se ralentiza. Por la sensación del corte pude notar que era muy profundo, pero tener a un médico al lado ayudaba en la tarea de motivación. Quizás si no hubiese estado allí Juan, me hubiese puesto más nervioso".

El corte me tuvo muy limitado y eso me desmoralizó bastante

A pesar del mal trago, al 'islander' no se le pasó por la cabeza la idea de abandonar el programa: "Era una herida importante a tener en consideración hasta que se recuperase completamente, pero ningún motivo que me hiciese pensar que mi estancia allí se había acabado".

Pero sí que se sintió frustrado. Según ha relatado ahora, "en aquel entorno las manos son herramientas fundamentales para cualquier tarea a realizar. Debido a mi afán por proteger la herida hasta su completa cicatrización, tuve que verme limitado a actividades claramente fundamentales como la elaboración de filtros, desalinización de agua o cuidar y mantener el fuego. Quizás no eran las que esperaba realizar como salir de expedición, mapear la isla, o ir en busca de agua o alimento, cosa que sinceramente me desmoralizó bastante".

Los robinsones limpian el caimán que acaban de cazar.
Los robinsones limpian el caimán que acaban de cazar.

"Valoro cada segundo"

Todos los participantes de 'La isla' aseguran tras su aventura que esta experiencia les ha cambiado y mucho. "Ahora soy mucho más consciente del tiempo, un elemento que en una vida saturada de comodidades y distracciones carece de valor. He aprendido a valorar cada segundo que estoy vivo".

"He vivido varias situaciones duras en mi vida relacionadas con el senderismo, montañismo o mi propio trabajo, pero absolutamente nada como esto. Creo haber vivido la experiencia más dura de mi vida en la isla, y no creo que ese listón lo supere fácilmente nada que me depare el futuro", reconoce sin problemas el cordobés.

"Una dosificación más estricta"

Finalizadas las grabaciones, Santi reconoce que el grupo cometió muchos errores, demasiados tal vez. A toro pasado, afirma que si volviera a arrancar la aventura, "aplicaría una dosificación más estricta de las energías e intentaría convencer al grupo de lo mismo, para combatir ese agotamiento tan extremo que nos hizo desfallecer tan rápidamente los primeros días. También recorrería la isla de forma nómada de un tirón y durante varios días, para elaborar posteriormente un mapa sobre todo el terreno y evitar todas aquellas expediciones sin orientación alguna que destrozaban a los compañeros. [...] La isla me ha enseñado la valiosa regla de la improvisación".

Santi, sonidista y operador de cámara.
Santi, sonidista y operador de cámara.

Según cuenta este aspirante a Robinson, la experiencia en 'La isla' "ha sido toda una revelación, me ha enseñado a aceptar mis límites, a respetar aún más las leyes de la naturaleza y a comprender hasta dónde está dispuesto a llegar una persona cuando se somete a la máxima presión". Santi describe esta aventura como "una lección visceral y ruda por demostrar el lugar que nos corresponde en la cadena evolutiva realmente".

El papel de Santi

Aunque sus compañeros no han dejado de criticar su actitud pasota, parece que en próximas entregas "despertará". Según cuenta, "la inventiva de ciertos utensilios imprescindibles para la potabilización del agua, el mantenimiento del fuego, la experiencia y voz de aviso ante los peligros que nos acechaban, y mi neutralidad en las cuestiones personales para hacer desaparecer emociones innecesarias en un entorno hostil" son algunas de las funciones o aportaciones que ha realizado a la isla.

"Pensar con sensatez, dosificar las energías, evadirme del conflicto y realizar tareas realmente necesarias y productivas" han sido algunas de sus estrategias.

Santi ('La isla'): "Me sentí completamente hostigado por los compañeros"

"El mejor momento, por llegar"

"El mejor momento creo que será uno que está aún por llegar", nos avanza Santi. "Ese momento no solo mostró al grupo ese instinto que no lograban ver de mí, sino que, además, ayudó a levantar la moral de cada uno de los que estábamos allí. El peor fue más adelante, cuando descubro que mi cuerpo decae más rápidamente que los demás y que hace mucho que no puedo seguirles el ritmo. Esa gran frustración y dolor creo que fue lo peor de aquella experiencia", explica.

¿Volvería a participar en el programa? Santi lo tiene muy claro: "No, ya he conseguido lo que quería, saber cuáles son mis límites. Ahora soy un poco más sabio por lo que mientras la necesidad no lo precise, disfrutaré intensamente cada segundo que me quede cerca de la naturaleza como he hecho siempre, pero con la barriga llena".

Programas TV

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios