en antena 3

La tercera temporada de 'Allí abajo' no arriesga pero gana

La ficción de Plano a Plano ha encontrado una fórmula eficaz y que funciona, aunque la serie podría ser menos blanca de lo que ha sido en el arranque de su tercera temporada

Foto: María León y Jon Plazaola, protagonistas de 'Allí abajo'.
María León y Jon Plazaola, protagonistas de 'Allí abajo'.

'Allí abajo' se jugaba mucho en su tercera temporada. Después de una primera entrega que supuso un auténtico soplo de aire fresco y de una segunda algo irregular, la tercera temporada significaba una prueba de fuego para la serie de Plano a Plano para Antena 3. En esta ocasión, la ficción traslada gran parte de su desarrollo argumental hacia el norte, después de que la pareja protagonista, compuesta por Carmen e Iñaki, decidiese casarse en Sevilla y mudarse hasta San Sebastián, continuando con el choque cultural que actúa como motor argumental.

[Leer aquí: María León apuesta fuerte por 'Allí abajo': "Firmaría hasta por 19 temporadas"]

En el primer episodio, la ficción salva los muebles y consigue ofrecer, al menos, una comedia consistente, bien empacada, capaz de hacer chistes con lo que ahora nadie se había atrevido en la ficción televisiva: las diferencias entre españoles de diferentes territorios, en esta ocasión más basada en la adaptación de Carmen a la vida del País Vasco, alejada completamente de su vida como enfermera del hospital sevillano.

El obligado multi-target de las cadenas generalistas no dejan que las series tengan un mínimo porcentaje de humor salvaje

La importancia de los secundarios

Más allá de la notable interpretación de María León y de Jon Plazaola (y la buena química entre ambos cuando comparten plano), se agradece mucho que 'Allí Abajo' tenga un buen plantel de actores de reparto que sostengan la serie. Aunque forme parte del casting original, fue un acierto darle más protagonismo al actor Salva Reina (el auxiliar andaluz José) en la segunda temporada, confirmándose en la tercera que al actor le sienta como un guante su personaje y que pocos pueden decir, sin caer en el ridículo, frases como "tienes RH Batasuna". Lo mismo ocurre con la sólida actriz Mari Paz Sayago, convertida en un personaje esencial en la comedia en su papel de Dolores y demostrando que es una intérprete completamente capaz de asumir el reto de protagonizar su propia serie de televisión.

Mari Paz Sayago, secundaria de lujo.
Mari Paz Sayago, secundaria de lujo.

La forzada 'despedida' de Benito

El funeral de Benito ha servido como nexo para que los del norte y los del sur puedan verse las caras. Aunque en este primer capítulo parecía que la marcha del actor Mariano Peña era definitiva, tal y como publicó EL CONFITV el pasado mes de octubre, el actor dejó la serie para protagonizar un proyecto de Telecinco que finalmente no vio la luz. Así, el veterano intérprete volverá a lo largo de la temporada para alegría del personaje de Maritxu Galartza, la madre de Iñaki. Es obvio que la resolución de la trama ha sido forzada y poco natural, pero al menos ha estado salvada con una secuencia, la del funeral, que ha acogido a casi todo el reparto y que ha servido para camuflar los problemas de producción originadas por la marcha y retorno del que fuera uno de los protagonistas de 'Aída'.

[Leer aquí: Jon Plazaola: "No me agobia que me paren por la calle. Si no te gusta, te quedas en casa"]

Escena del funeral de Benito.
Escena del funeral de Benito.

La falta de riesgo, ¿acierto o rémora?

Que 'Allí abajo' es una serie eficaz y que funciona es una evidencia, pero es cierto que en esta tercera temporada se ha acomodado en un estilo que le es fácil y que de forma ideal podría haberse escorado hacia un giro más canalla, con bromas más punzantes sobre la diferencia entre norte y sur o incluso hacia la crítica política, tan olvidada en nuestro catálogo de series desde '7 Vidas'.

La serie es más blanca de lo que podría permitirse, pero el obligado multi-target de las cadenas generalistas no dejan que 'Allí abajo' tenga un mínimo porcentaje de humor salvaje, por suave que sea. Lo que está claro es que su fórmula la tienen controlada desde la dirección y el guion, algo que también ha sido asumido por los actores, que presentan un nivel muy bueno. La tercera temporada no arriesga, pero desde luego consigue ganar.

Series TV

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios