Preparando la boda: pequeñas reglas de estilo para que tus invitadas no te fallen

Tags > moda | boda | novia | amigas | reglas | estilo

Beatriz Navarro*  19/09/2011

Preparando la boda: pequeñas reglas de estilo para que tus invitadas no te fallen
 

Te casas dentro de dos meses y lo tienes todo más o menos organizado. Has hecho un gran esfuerzo y sólo te quedan los últimos retoques, aquellos que no puedes o no debes hacer con más antelación como, por ejemplo, las dos últimas pruebas del traje. Y te pones a pensar: tú, que quieres que tu boda sea perfecta, que no falte ni un sólo detalle, que hasta has buscado velas y sets de maquillaje y peines para los cuartos de baño de la finca donde se celebrará la boda (y eso que sabes que sobre todo los hombres ni se fijarán), ¿qué pasa si tus invitadas y, en concreto, tus mejores amigas, aparecen como verdaderos adefesios? Bueno, sabes que esto no puede ocurrir realmente porque tu grupo de amigas siempre se ha caracterizado por ir estupendas, pero… ¿qué pasa con sus vestidos y complementos? Es cierto que la protagonista este día eres tú, y que la gran mayoría de las miradas estarán puestas en tu vestido, tu ramo, tu pelo y, en definitiva, en ti. Pero, ¿y si tus amigas y cuñadas aparecen con vestidos largos y oscuros, o, incluso negros, siendo una boda de día?

Todas sabemos las reglas no escritas sobre cómo vestir en una boda. Y digo no escritas porque también varían en función de las modas. Por ejemplo, una de las reglas es ir de corto a las bodas de día y de largo a las bodas de tarde. Últimamente, se está optando por vestidos cortos, ya sea la boda de día o de tarde, pero lo que no puede darse, a no ser que seas la madrina, es que aparezcas con un vestido hasta los pies si la boda es a las doce de la mañana.

Con respecto a los colores, es bien sabido que nunca se debe ir a una boda, a no ser que seas la novia, de blanco. Por el efecto de las modas, una vez más, cada vez vemos más trajes color nude, beige, maquillaje... que también deberían evitarse por respeto a la novia. Otro de los colores prohibidos es el negro, aunque éste cada vez está más aceptado, pero, sobre todo, para las bodas de tarde. Para las bodas de mañana suelen elegirse colores vivos.

Otro detalle a tener en cuenta son los tocados, diademas, pamelas... Estas últimas junto con los grandes sombreros se reservan para las mañanas y los tocados son ideales para cualquier hora. Lo importante es que sepas llevarlo y que te quede bien.

Después de estas 'normas' sobre cómo ir vestida a una boda, y para evitar que tus invitadas te fallen, ¿por qué no les preguntas, por lo menos a las más íntimas y con las que más confianza tienes, cómo tienen pensado ir a tu boda? Seguro que encuentras a alguna despistada que no sabe estas 'pequeñas reglas' y con tu ayuda conseguirás que nada empañe todos los esfuerzos realizados para que tu boda sea perfecta.

*Beatriz Navarro es directora creativa de bodabook.com


Enlaces relacionados

La boda 'chollo' de Carla Goyanes

Despedidas con glamour: lo último para las novias más estilosas

30 diseñadores españoles visten a la novia del año

Compártelo en Facebook