Semana Santa campestre: hoteles rurales para disfrutar del lujo de lo auténtico

Tags > hoteles rurales | Semana Santa | lujo | claves

Semana Santa campestre: hoteles rurales para disfrutar del lujo de lo auténtico

Una de las acogedoras habitaciones de Fuenteplateada.

@Laura S. Lara  18/04/2011

El mundo del lujo está sufriendo una evolución notable. Lejos de la ostentación y del deleite puramente material, cada vez más gente considera que el ‘nuevo lujo’ es disfrutar de lo auténtico: alejarse de la rutina y del estrés de la gran ciudad y regresar a las zonas rurales para relajarse, respirar aire limpio, redescubrir la naturaleza, así como conocer lugares especiales, personas entrañables y estilos de vida diferentes.

Como idea para Semana Santa, o para los que empiecen a preparar ya las vacaciones de verano, Ruralka ofrece en primicia una ruta por los alojamientos rurales más genuinos de la península, con claves y detalles que no aparecen en las guías y que hasta ahora solo se conocían in situ. Vanitatis desvela los secretos de estos singulares alojamientos... (Ver galería de imágenes: 'Los hoteles rurales más auténticos')
El castillo del bosque de La Zoreda, en Oviedo
Situado a 4 kilómetros de Oviedo, el castillo del bosque de La Zoreda se inauguró como alojamiento rural en enero de 2009 y se encuentra rodeado de un entorno natural de robles y castaños. Este hotel de cinco estrellas ocupa un emblemático palacete de principios de S.XX. Su cuidadosa restauración exterior unida a su lujoso interior lo convierte en el lugar perfecto parta el descanso sin renunciar a la comodidad de estar alojado junto a la capital del Principado de Asturias. Con más de 13.000 metros cuadrados, cuenta con 25 habitaciones y suites, dos restaurantes, spa, centro de banquetes y aparcamiento para 400 vehículos.
Detalle con encanto: El viajero no se espera este hotel en medio del bosque. Y menos que en su restaurante Arlós se pueda degustar una deliciosa hamburguesa de pato, un plato que rinde homenaje a esta ave. Además, los colchones, las almohadas y los edredones de las camas son de pluma natural, y más de un cliente las ha comprado después de probarlas.
 
Tel. (+34) 914 058 734
 
Fuenteplateada, en Collado Hermoso (Segovia)
 
Esta típica casa rústica se encuentra enclavada en la vertiente norte de la Sierra de Guadarrama, en un entorno de robles y pinos que hacen de este lugar un sitio idóneo para perderse en cualquier época del año. La casa dispone de 11 amplias habitaciones totalmente distintas entre sí, en las que se ha cuidado mucho su decoración sin renunciar a la comodidad. Disponen de camas king-size, televisión y dvd, salón de estar, bañera o ducha de hidromasaje y chimenea, para convertir la estancia de sus huéspedes en una experiencia inolvidable. Asimismo, completa su oferta con un agradable jardín y un porche que invitan al descanso y al sosiego en las épocas de buen tiempo, y con un acogedor salón con chimenea donde relajarse tranquilamente en los días de invierno.
 
Detalle con encanto: Probar las deliciosas rosquillas caseras de la madre de Chus, la dueña de este hotel, es un placer para los sentidos. Lo mismo que disfrutar de la gastronomía de la zona en el cercano restaurante La Matita, propiedad de la misma familia. A pocos kilómetros, en Santiuste de Pedraza, la coqueta tienda Los Jabones de mi Mujer, propone una alternativa única para conocer la zona y, en concreto, la elaboración artesanal de jabones de ingredientes cien por cien naturales.
 
Tel. 902 050 144 - Ext. 151 
 
Torre do Río, en Pontevedra
 
Este hotel de 10 habitaciones completas, nace a partir de las ruinas de un complejo textil que data del s. XVIII. Su construcción es de tipo pazo gallego. La finca tiene una extensión de 10.000 metros cuadrados en un paraje declarado de interés paisajístico, dada su extraordinaria belleza. Toda la finca está rodeada por el río Umia.
 
Detalle con encanto: Conocer a Rodrigo, su propietario, ya eso es todo un lujo. En los desayunos sirve los deliciosos huevos fritos de unas gallinas su vecina alimenta a base de caldo y leche, en lugar de agua. En la zona ya son famosos. Asimismo, hay personas con insomnio que van a curarse allí.
 
Tel. 902 050 144 - Ext. 185
 
El Castillo del Buen Amor, en Salamanca
 
Un auténtico Castillo Medieval del Siglo XV, declarado Monumento Histórico-Artístico en 1931, con muros originales de más de cinco siglos de antigüedad. Sin duda, un lugar maravilloso y lleno de leyendas que hará que su estancia sea distinta a lo habitual: cenar en el Patio de Armas, pasear junto al Foso, dormir en la Torre del Homenaje y, a la mañana siguiente, tomar un delicioso desayuno frente a las vistas de la hermosa Dehesa Salmantina… hacen del Castillo de Buen Amor un sitio único y de ensueño. El cuidado de los detalles, la decoración ambientada en la época, antigüedades en cada rincón de las estancias, los seis salones completamente distintos... y el restaurante ubicado en las antiguas mazmorras de la fortaleza: toda una experiencia histórica.
 
Detalle con encanto: Si los muros hablaran... En el Castillo del Buen Amor vivió el Obispo Fonseca varios años con su amante Doña Teresa de las Cuevas, con quien tuvo cuatro hijos. Cada rincón es puro arte e historia. 
 
Tel. 902 050 144 - Ext. 146
 
La Ermita de Deva, en Gijón (Asturias)

Rondaba el año 1699 y dos monjes decidieron buscar un pequeño altozano donde emplazar su pequeña capilla en honor a San Antonio. Una vez construida, decidieron levantar la casa terminando la obra en el año 1701. Esta ermita se encuentra dividida en tres zonas: la primera estaba en su día destinada al ganado, y en ella hoy se sirven desayunos a base de bollerías, tartas caseras, compotas y fiambres. La zona central tenía estancias y cuartos destinados a diferentes usos. El último bloque era el pajar. Hoy todo está rehabilitado y se puede apreciar hasta el último detalle.
 
Detalle con encanto: El hotel acaba de reabrir tras unos meses de reforma, y está más bonito que nunca. Mara, una de sus propietarias, prepara unos ‘high teas’ maravillosos, como los ingleses, con todos los detalles, la mejor vajilla... y le encanta que suene Sinatra de fondo.
 
Tel. 902 050 144 - Ext. 126
 
Finca La Fronda, en Huelva

El paraje natural que rodea esta finca es indiscutible en su belleza, frondosidad y tranquilidad. Charles y Reyes han logrado crear el mismo ambiente en este edificio construido alrededor de un patio andaluz central, con ladrillo visto y colores suaves que facilitan su fusión con el paisaje. El salón, comedor y terrazas comunes ofrecen espectaculares vistas a varios parques naturales. La decoración es anglo/española clásica, muy sencilla y elegante para crear un ambiente cómodo y acogedor.
Detalle con encanto: Aquí se come el mejor jamón ibérico. Tomarlo en la terraza o en la piscina, acompañado por un fino de Jerez y las vistas... es un auténtico lujo.
Tel. 902 050 144 Ext.- 205
L’Aldea Soñada del Angliru, en Asturias
El proyecto de restauración significó llevar a cabo la remodelación del Curuxeo, un pueblo abandonado con más de dos siglos de antigüedad y situado en Riosa, en el mítico puerto del Angliru.  La rehabilitación se ha hecho recuperando sus elementos estructurales y decorativos y mejorando el impacto visual sobre las montañas, abriendo grandes ventanales. Todo ello se mezcla con un interior innovador y acogedor que aporta tranquilidad, confort, calidad y un espacio donde la historia y la vanguardia se dan la mano. Todas las habitaciones son tipo suite, con terraza privada, chimenea, jacuzzi y los servicios necesarios para una estancia de ensueño.
Detalle con encanto: Disfrutar del jacuzzi viendo la montaña y subir en coche hasta el puerto Angliru, para luego encontrarse siete picos que se pueden hacer caminando fácilmente. Un paraje perfecto para perderse.
Tel. 902 050 144 - Ext. 125
La Parada del Rey, en Miraflores (Madrid)
Enclavado en el privilegiado entorno que proporciona el robledal de La Raya y a escasos 50 metros de la Gruta de Ntra. Sra. de Begoña, con excepcionales vistas sobre Miraflores de la Sierra y el Cañón del Río Miraflores. Un remanso de paz y tranquilidad de 12 habitaciones, en el que cada hora vivida se convierte en una experiencia inolvidable.
Detalle con encanto: Su restaurante “Toma Pan y Moja” es de lo mejor de la región. Se han puesto de moda sus postres ‘a ciegas’, en los que al comensal le vendan los ojos dándole a probar diferentes cucharas, con el fin de que averigüe los sabores de los platos. Tampoco hay que perderse la excursión en bici eléctrica. 
Tel. 902 050 144 - Ext.: 190

Hotel Nou Roma, en Denia (Alicante)
En una situación excepcional, a los pies del Castillo de Denia, y a escasos metros del mar, se encuentra un lugar cargado de historia, fundido en recuerdos de estilo mediterráneo y restos de antiguas murallas romanas, y con una arquitectura original en un ambiente pleno de paz y verdor. Cada habitación es única, decorada con un diseño exquisito y un toque delicado y con clase. Además, sus tranquilos salones y terrazas con jardines, son espacios perfectos para ocasiones especiales. Otra forma de descubrir el corazón de la Costa Blanca.
Detalle con encanto: Organizan para los clientes excursiones en yate por la costa (Denia, Jávea, Moraira, Calpe…) con parada gastronómica o puestas de sol brindando con cava. No podemos irnos sin probar el arroz a banda del chef, oriundo del lugar.  
T. 902 050 144 - Ext: 163
Consolación, en Teruel
No se trata de un hotel rural con encanto al uso, aunque es innegable que está ubicado en plena naturaleza. Es un alojamiento de lujo, pero con lujos poco convencionales. Definitivamente es un hotel singular ubicado en uno de los parajes más bellos y desconocidos de España, el Matarraña, una comarca de Aragón ubicada en Teruel y fronteriza con Castellón y Tarragona. Cuenta con diez habitaciones ‘Kube’, de 36 metros cuadrados, destacables por su bañera excavada en el suelo de pizarra negra y una pared-ventana a vistas espectaculares. Además, dispone de dos habitaciones muy especiales: la Nórdica, con muebles daneses y chimenea, y la Barroca, con intensos colores e inspirada en el Siglo XVIII.
Detalle con encanto: Sus talleres de cocina: el 23 de abril tienen uno de chocolate, para la mona o para hacer bombones. De su restaurante son imprescindibles las mollejas de cordero (ya que estamos en zona de ternasco), y en la habitación, lo mejor es la vista desde la cama con el ventanal y su bañera integrada de pizarra para dos personas…

Tel. (+34) 914 058 734

Enlaces relacionados
Compártelo en Facebook

6 .- Se agradecen un monton las distintas propuestas, estas de "gama alta" pero muy golosas, muchas gracias

lolacongusto

25/04/2011, 22:44 h.

 Responder

|

 Marcar como ofensivo

|

 Me gusta (0)

|

#

5 .- #4 Querido Luisedo, gracias por responder a mi pregunta, pero se trataba de una pregunta retórica, je, je, ya que el actual propietario del castillo es http://www.wikisalamanca.org/?title=Fernando_Fern%C3%A1ndez_de_Troc%C3%B3niz

Un saludo.

LA Confidential

19/04/2011, 19:39 h.

 Responder

|

 Marcar como ofensivo

|

 Me gusta (0)

|

#

4 .- #1 Seguramente la respuesta correcta es b. Pero voy a añadir lo siguiente, las normas de protección son normas de protección para respetar por los ciudadanos, nunca por la administración. Y pongo un ejemplo que le sucedió a mi familia política en Cataluña: intentó reformar una masia catalogada en el año 2007, de su propiedad, para reconvertirla en hotel, restaurante u otro negocio hostelero. La negativa de la administración fue rotunda, allí no podía haber nada más que una explotación agrícola en 1km a la redonda, porque era una masia catalogada, protegida, bla bla bla... Bien, en 2010, han puesto: a 10 metros un nudo de carreteras, puentes incluidos, que pasan a la altura de la torre; una linea de alta tensión que atraviesa la finca, una planta de reciclado a 500m y está proyectada una linea ferroviaria. Por tanto, las protecciones son solo para "defender" el patrimonio histórico de los particulares, aunque sea suyo. Cuando un político de tres al cuarto decide algo se levantan todas las protecciones que haga falta y alguna más.

luisedo

19/04/2011, 14:41 h.

 Responder

|

 Marcar como ofensivo

|

 Me gusta (0)

|

#

3 .- #2 Calificar al Turismo Rural de carisimo y de engaño es como calificar a los coches, a los hoteles, a las mantas o a los muebles de bambú de carísimos o de engaño. Como en todo, hay de todo, caro, barato, bueno, malo... con una relación calidad-precio inigualablemente buena... o mala. ¿Por qué esta generalización tan burda? ¿No pertenecerá usted a ninguna cadena hotelera? Yo sí pertenezco al mundo del turismo rural y le aseguro que su comentario, aparte de ofensivo, como generalización, es falso.

luisedo

19/04/2011, 14:33 h.

 Responder

|

 Marcar como ofensivo

|

 Me gusta (0)

|

#

2 .- #1 Efectivamente es una aberracion urbanistica. Como lo son muchas declas supuestas casas rurales. Vean si no esos bunkeres mal consolidados en una de las fotos del reportaje.
El turismo rural, carisimo por cierto, es un fraude al resto del sector de la hosteleria. Lejos de ser un punto de apoyo al sector agricola lo que ha supuesto es que muchos agricultores hayan cambiado de actividad: esperar pacientemente al incauto turista urbanita.

andreu kostolany

18/04/2011, 22:16 h.

 Responder

|

 Marcar como ofensivo

|

 Me gusta (1)

|

#

 
los más leidos los más leidos los más comentados los más enviados