El sol no es el único peligro del verano: 10 claves para protegernos de los hurtos en la playa

Tags > claves | evitar | robos | playa | seguridad

El sol no es el único peligro del verano: 10 claves para protegernos de los hurtos en la playa

@Vanitatis - Sígueme en    Twitter  -  03/08/2011

En los meses de verano ciertos artículos se vuelven más tentadores para los ladrones. De este modo, tal y como explica a Vanitatis Iván Baquero, Director Comercial de Checkpoint Systems, los objetos como gafas de sol, cremas bronceadoras e hidratantes, toallas y trajes de baño, chancletas y calzado de playa, desodorantes y preservativos, son objeto de hurto en establecimientos a largo de toda esta época del año. Pero no se trata tan solo de un problema para las tiendas costeras. Los comerciantes han estar alerta, pero también los veraneantes a la hora de ir a la playa o pasear por lugares concurridos.

Una buena estrategia de protección de artículos en la playa o en la piscina es básica para la lucha contra el hurto. Algunas claves se resumen en el siguiente Decálogo de Protección:
1. No llevar mucho dinero, joyas u otros bienes de mucho valor.
2. Es recomendable llevar nuestra propia sombrilla.
3. Cuando lleguemos a la playa, dejar el vehículo a buen recaudo, sin nada a la vista que pueda llamar la atención de algún delincuente.
4. Evitar acudir a playas muy alejadas; aumenta el riesgo de asalto.
5. Estar atentos a nuestras pertenencias, no dejarlas solas.
6. Si vamos con niños, estar atentos a ellos en todo momento.
7. Evitar las prácticas de deporte en áreas de concurrencia de público.
8. Tratar de no adquirir bebidas o comidas a vendedores ambulantes.
9. Antes de ingresar al mar verificar nuestras condiciones, tratar de no dar la espalda al mar.
10. Las zonas rocosas y los muelles son lugares peligrosos para bañarse. Es preferible nadar en lugares vigilados por socorristas que, además, ahuyenten a los ladrones.
Siguiendo sencillas recomendaciones como estas y usando el sentido común podremos disfrutar de un merecido día de playa, sin correr riesgos.
Nuevos métodos 'anticacos'
Algunas playas, como las de Barcelona o Valencia, contribuyen a garantizar la seguridad de sus bañistas incorporando taquillas en las que poder dejar nuestros objetos personales y refrescarnos tranquilamente.
Por otra parte, también existe la opción de llevar encima nuestras pertenencias incluso cuando nos demos un chapuzón. Existen unas bolsas estancas especiales que permite guardar los objetos pequeños sin que se mojen (el móvil, las llaves de casa o del coche, el dinero, la cartera, el DNI...). Puede que así ya nadie tenga que fastidiarse quedándose a cuidar el fuerte mientras los demás se bañan.


Enlaces relacionados

- Tras el exceso de sol... 'plan renove' para tu piel

- Lomografía: la faceta más creativa de la fotografía analógica inaugura la temporada estival

- El calor 'mata' al vino en verano

Compártelo en Facebook