La historia del pan empieza en el Neolítico, y al principio no llevaba levadura. Hacia el año 4.000 a.C. aparece el pan levado en Egipto, seguramente de forma accidental, algunos investigadores creen que al utilizarse cerveza en vez de agua para su fabricación. Seguramente los panaderos tardaron bastante en descubrir la levadura. En la receta de hoy Rosa Pertierra, profesora de la Escuela de Cocina Pimienta y Sal*, prepara un delicioso pan enrollado.

Ingredientes:

- 500 g de harina de fuerza

- 300 ml de agua

- 50 ml de leche entera

- 20 g de levadura fresca

- 10 g de mantequilla

Salsa de pesto:

- 2 Manojo de albahaca (las hojas)

- 60g de piñones

- 5 cucharadas grandes de parmesano rallado

- 3 dientes de ajo grandes

- 1 vaso de aceite de oliva

Manos a la obra:

Preparamos la salsa de pesto triturando todos los ingredientes en una batidora durante 2-3 minutos.

En un bol se pone la harina de fuerza, el agua, la leche y la levadura. Se mezcla todo y se va amasando. Cuando  la masa esté más o menos lisa se añade la mantequilla fundida y templada. Se sigue amasando y golpeando la masa contra la mesa.

Se estira la masa sobre la encimera y se extiende el pesto sobre ella. A continuación se  enrolla suavemente y se aplasta un poco.

Tapamos con un paño y dejamos reposar 30-40 minutos o hasta que doble su volumen en un lugar templado. Cuando el pan ha fermentado se mete en el horno a 200ºC durante 20 minutos.

Se puede sustituir el pesto por tapenade, una pasta de tomate, anchoa y ajo, o Garlic Butter.

*Rosa Pertierra, chef de cocina y repostería por “Le Cordon Bleu” de Londres.